Lo más visto

Pacientes renales se quejan de tratamiento hemodiálisis en ISSS

Al menos 50 pacientes del ISSS con insuficiencia renal avanzada no están recibiendo el tratamiento de hemodiálisis desde hace dos semanas, según reclamaron ellos.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Archivo Sin opciones.  Los enfermos renales del ISSS afirman que no cuentan con dinero para pagar el tratamiento en un hospital privado, por lo que temen perder su vida.

Foto de LA PRENSA/Archivo Sin opciones. Los enfermos renales del ISSS afirman que no cuentan con dinero para pagar el tratamiento en un hospital privado, por lo que temen perder su vida.

Enlace copiado

Un grupo de pacientes con insuficiencia renal denunció ayer que en el Hospital Médico Quirúrgico del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) se les han suspendido las hemodiálisis desde hace dos semanas, por lo que aseguran que su salud se encuentra en peligro debido a que sin ese tratamiento su situación empeora cada día, pero que los encargados del área de nefrología del centro de salud les impiden realizar el procedimiento.

Los afectados afirman que son un aproximado de 50 derechohabientes del Seguro Social que tienen la enfermedad renal, y que no están siendo atendidos con las hemodiálisis, ya que la jefa del área de nefrología del Médico Quirúrgico (MQ), Ana Luisa Navas Figueroa, no les ha autorizado el tratamiento, y los quiere obligar a que vuelvan a la diálisis peritoneal, por lo que tienen que usar un catéter blando, el que se aplica mediante una operación que para los que tienen problemas cardíacos no son aptos para la operación.

“Desde hace dos semanas están un montón de pacientes que los mandan a las casas, ellos pueden quedar en coma”.
Paciente renal, no recibe hemodiálisis

“Desde hace dos semanas están un montón de pacientes que los mandan a las casas y les dicen que ya cuando están hinchados lleguen, acuérdese que el paciente renal, cuando ellos ya están bien hinchados, ellos pueden quedar en coma y pueden perder el conocimiento y ellas dicen que solo así van a pasar a la hemodiálisis”, manifestó una paciente.

Una mujer, que no reveló su nombre por temor a que no le den su tratamiento, sufre de insuficiencia renal desde hace dos años; ella enfrenta el problema de retroceso en el tratamiento, de las diálisis pasó a las hemodiálisis.

Ella llegó ayer como todos los jueves, día que le toca ser atendida; sin embargo, la sorpresa fue que al llegar al centro de hemodiálisis le dijeron que ya no estaba en la lista debido a que no se puso el catéter blando de la diálisis, por lo que no podrá seguir con el tratamiento.

“Dicen que hay pacientes nuevos y que ellos necesitan las máquinas y que por eso no hay cupos”.
Doña “Luci”, paciente con enfermedad renal

“Porque dicen que hay pacientes nuevos y que ellos necesitan las máquinas y que por eso no hay cupo y mientras tanto que los demás que sigan graves, hasta que ellos están tirados en las camillas es que los van a pasar a las hemodiálisis, pero tenemos constancia de que teníamos cupo”, señaló la paciente.

Además, expresa que no se puede tratar así a un paciente, ya que es derecho de los contribuyentes que pagan al Seguro para poder tener una adecuada atención y tener acceso a los tratamientos médicos; sin embargo, dice que en el ISSS se están violentando los derechos de los pacientes renales.

Por su parte, Omar Vásquez, presidente de la Asociación de Pacientes Renales de El Salvador, confirmó la versión de los pacientes y expuso que el problema no es nuevo, sino que ya lleva varios años, y que esta vez han dejado sin hemodiálisis a muchos derechohabientes, debido a que se les quiere obligar a que se coloquen el catéter blando para volver a la diálisis, algo que pone en riesgo de muerte a los enfermos, ya que no se puede pasar de un tratamiento avanzado a otro que pasaron cuando la insuficiencia renal no había avanzado.

“Le dijeron a una paciente que ya no tenía cupo porque no se quiso poner el catéter blando”.
Omar Vásquez,   Asociación de Pacientes Renales de El Salvador

“A una paciente que llegó hoy a su tratamiento le dijeron que ya no tenía cupo porque no se quiso poner el catéter blando, así de sencillo, o se pone el catéter blando o la dejan sin tratamiento. Lo peor del caso que siendo contribuyente del ISSS y atentando con la vida de la paciente”, destacó Vásquez.

El Seguro através del doctor Otto Meléndez, quien es miembro del equipo médico de la Unidad de Nefrología, negó que se se hayan dejado pacientes sin atención y que no se ha suspendido el servicio de hemodiálisis a nadie.

El médico dijo que rechazaba esas declaraciones por ser contrarias al compromiso del ISSS, que atiende a 222 pacientes mensuales por hemodiálisis.

2
 años lleva ya el problema en el Seguro Social, donde según los pacientes la situación se mantiene.

50
 pacientes renales se están viendo afectados con la suspensión del tratamiento, según los testimonios.

Lee también

Comentarios