Lo más visto

Más de El Salvador

Pacientes renales vuelven a quejarse por medicamento

Reconocen disposición del nuevo director del ISSS, pero denuncian negatividad del jefe interino de Nefrología.
Enlace copiado
Enlace copiado

Con la llegada de la nueva administración del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), bajo la dirección del doctor Herbert Rivera Alemán, los pacientes con enfermedad renal crónica (ERC) tienen esperanza de que se cumpla el fallo que dictó la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por medio del cual ordena que a cada paciente le sea realizada una evaluación médica para definir cuál es el tratamiento idóneo que necesita.

Los pacientes acudieron a la Sala cuando el ISSS sustituyó en su cuadro básico de medicamentos el fármaco Eritropoyetina beta por Eritropoyetina alfa y comenzaron a experimentar efectos secundarios que afectan su salud, según denunciaron. Ambos son administrados para subir los niveles de hemoglobina, la diferencia entre ellos es que el alfa debe ser colocado hasta 12 veces en un mes, mientras que el beta solo es colocado una vez al mes, explicaron.

El fallo definitivo de la Sala llegó en julio del año pasado. Los amparó diciéndole al ISSS que no basta con darles el tratamiento básico y obligándole a darles el tratamiento idóneo, según sus expedientes médicos individuales. Pero las evaluaciones a cada paciente han comenzado apenas a finales de septiembre pasado.

"Gracias a Dios obtuvimos la apertura del doctor Rivera Alemán y él delegó al doctor Leopoldo Rivera Ticas (jefe de Calidad de Atención al Usuario del ISSS), quien ha sido muy importante en esta situación, porque a través de él se logró que los médicos tratantes comenzaran a cumplir con evaluar a cada paciente, pero el doctor Jaime Ernesto Chacón (jefe interino del Servicio de Nefrología) está negando el medicamento que los médicos tratantes están recetando, que es la Eritropoyetina beta", denunció el presidente de la Asociación de Pacientes Renales de El Salvador (APREDESAL), Omar Vásquez.

A su juicio, los nefrólogos tienen la misma capacidad que Chacón para recetar, por lo que no entiende por qué está negando las autorizaciones para comprar el fármaco beta.

"No entendemos cuáles son los motivos que tiene el doctor Chacón para negar el medicamento a los pacientes. La verdad nos extraña, porque, hablando a buen salvadoreño, no sale de la bolsa de él, sale de nuestras cotizaciones y de aquellas personas que cotizan y no hacen uso del servicio, por eso se llama Seguro Social, unos cubren a otros", insistió Vásquez.

El fármaco alfa cuesta a precio de mayoreo cerca de $5.5, mientras que el beta cuesta entre $150 y $175, explicó el vicepresidente de la APREDESAL, Roberto Rivas. "Si él tiene ya la autorización de las jefaturas, ¿por qué está negando el medicamento? Estamos denunciando esto para que el director del Seguro llame al doctor Chacón y le cuestione por qué la negatividad, por qué no está autorizando", anotó.

La APREDESAL calcula en 1,500 el número de pacientes con insuficiencia renal atendidos por el ISSS. Para realizarse la hemodiálisis, se turnan en dos grupos de 80 cada uno, solo en la ciudadela del ISSS situada en la colonia Monserrat, en San Salvador, uno entra de 6:30 de la mañana a 9:30 de la mañana y el otro de 10:30 de la mañana a 1:30 de la tarde. La demanda, sin embargo, ha aumentado, por lo que ha sido abierto otro turno de 6:30 de la tarde a 10:00 de la noche.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines