Padrastro a prisión por muerte de niño

Pasa a la siguiente etapa judicial para responder por el crimen en contra del menor, cometido en Salcoatitán.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Marcos Salguero Acuerpado.  Parientes del acusado llegaron ayer al tribunal, donde dijeron que tienen firmas de los vecinos en documento en el que se afirma que no golpeaba al niño. Esas supuestas pruebas tendrán que ser añadidas al proceso durante la etapa de instrucción.

Foto de LA PRENSA/Marcos Salguero Acuerpado. Parientes del acusado llegaron ayer al tribunal, donde dijeron que tienen firmas de los vecinos en documento en el que se afirma que no golpeaba al niño. Esas supuestas pruebas tendrán que ser añadidas al proceso durante la etapa de instrucción.

Enlace copiado

El Juzgado de Paz de Salcoatitán, Sonsonate, decretó instrucción formal con detención provisional contra Manuel de Jesús Portillo Cruz, de 23 años, luego de que enfrentó la audiencia inicial en la que fue acusado de homicidio agravado en perjuicio de su hijastro de dos años de edad.

La Fiscalía General de la República (FGR) se presentó ayer en la mañana al tribunal para pedir instrucción formal con detención provisional para Portillo, de quien aseguró tiene las pruebas que lo involucran directamente con la muerte a golpes del niño.

La defensa pública no pudo desvanecer las pruebas presentadas al juzgado, y después de escuchar los alegatos tanto de la FGR como del defensor, el tribunal decidió que el caso pase a la siguiente etapa y que el procesado siga en prisión.

El niño de dos años vivía con su padrastro. El lunes 22 de enero fue llevado al Hospital Jorge Mazzini, de Sonsonate. Llegó en estado delicado debido a varios golpes en distintas partes del cuerpo, y eso obligó a los médicos a atenderlo en la unidad de cuidados intensivos.

Sin embargo, el niño murió horas después de haber sido ingresado, a consecuencia de los golpes.

Los médicos buscaron al hombre que lo había llegado, pero este ya había escapado del hospital.

Luego de las investigaciones de la Policía Nacional Civil (PNC), lograron ubicar ese mismo día a Portillo en la colonia Bendición de Dios, de Salcoatitán. Al momento de ser interrogado, se mostró poco colaborativo y fue detenido por el delito de resistencia.

Durante esa semana la Fiscalía se involucró en la investigación y determinó que el hombre golpeaba constantemente al niño, y una de esas golpizas pudo haber provocado su muerte.

La FGR giró la orden de detención administrativa el jueves porque consideró que Portillo fue el principal sospechoso de haber matado a golpes al menor.

 

Delito
Portillo ha sido acusado del delito de homicido agravado. En su defensa, ha dicho que el menor se cayó de una silla y se golpeó, lo que pudo haberle causado la muerte.

Lee también

Comentarios

Newsletter