Lo más visto

Más de El Salvador

Padre e hijos requieren ayuda para poder reiniciar sus vidas

La desgracia llegó a la familia cuando la madre empezó a practicar la brujería y asesinó a una de las menores.
Enlace copiado
Padre e hijos requieren ayuda para poder reiniciar sus vidas

Padre e hijos requieren ayuda para poder reiniciar sus vidas

Padre e hijos requieren ayuda para poder reiniciar sus vidas

Padre e hijos requieren ayuda para poder reiniciar sus vidas

Enlace copiado
A casi dos meses de aquel fatídico día en que su exesposa asesinó a una de sus hijas y lesionó a otros dos con un corvo, José Elías lucha por recuperar la estabilidad emocional en su vida y la de sus hijos.

El pasado 18 de noviembre en la madrugada, la madre de los pequeños, Julia Esmeralda Mendoza, de 33 años, degolló a su hija Rosa Esmeralda, de seis años, e intentó también asesinar a July, de tres años, dándole un machetazo en la quijada; y a su hijo mayor, de 10 años, quien recibió una herida en el hombro. Esto ocurrió en la humilde vivienda de la familia ubicada en la comunidad La Zarcera del barrio Guadalupe, en San Luis La Herradura (La Paz).

Según José, su exmujer practicaba la brujería desde hacía dos años, algo con lo que no estaba de acuerdo, por lo que decidió junto a un pastor y un grupo de miembros de una iglesia evangélica quemar la imagen de San Simón que su pareja veneraba, así como otros objetos que utilizaba en sus rituales, lo que provocó su furia.

Julia Esmeralda se encuentra en prisión por el crimen de su hija y las lesiones de los otros dos. Lo ocurrido cambió radicalmente la vida de José y sus hijos, pero para peor.

Él afirma que desde el “día de la desgracia” no volvió a vivir en la casa donde su exmujer atacó a sus hijos, ya que cree que ahí está el diablo. Cuando los niños recibieron el alta en los hospitales adonde fueron trasladados por sus heridas, se fueron a vivir a la casa de su padre.

“Vivo aquí en la casa de mi padre, porque la casa donde vivía es de un amigo y yo se la cuidaba. Casi no saqué nada porque toda la ropa y las camas estaban llenas de sangre”, comentó José.

El cuidado de sus dos hijos ha sido su prioridad, aunque afirma que necesita trabajar urgentemente porque se han quedado prácticamente sin nada.

“He tenido que andar en juzgados. He ido hasta San Vicente varias veces para unas terapias y otras diligencias, y son gastos extras que yo no puedo seguir haciendo porque no tengo dinero”, afirmó.

Lo que más le urge son las camas de sus hijos, aunque los niños también necesitan asistencia psicológica, ropa, juguetes y víveres.

“Necesito trabajar para poder mantener a mis hijos. Siempre he trabajado en el campo, pero hoy no he podido cultivar nada. Mi sueño más grande es poder hacer una casa para vivir con mis niños”, indicó.

July tiene en el rostro una cicatriz que le abarca desde la boca hasta cerca de la oreja. Su madre la hirió en el rostro, pero, según José, lo que quería era degollarla, como hizo con su hermanita.

La niña es tímida, al igual que su hermanito mayor. El padre le pone a diario miel de abeja en la cicatriz, porque le han dicho que esto le ayudará a borrársela. Lástima, dice, que no pase lo mismo con los malos recuerdos.

Para colaborar con José y sus hijos puede llamar al teléfono 7686-8556.

Tags:

  • la paz
  • san luis la herradura
  • familia
  • hechicera

Lee también

Comentarios