País debe decidir acciones en caso Funes-Odebrecht

Ministro de Cuentas de Brasil asegura que son respetuosos de las decisiones de cada país.
Enlace copiado
Enlace copiado
Augusto Ribeiro Nardes, Ministro del Tribunal de Cuentas de la Unión de Brasil (TCU), se refirió ayer al mayor escándalo de corrupción que se ha dado en su país y el que ha salpicado a diferentes presidentes y expresidentes de América Latina, incluyendo a Mauricio Funes, primer gobernante del FMLN en El Salvador.

Consultado sobre si Brasil tomará acciones en contra del exjefe de Estado asilado en Nicaragua, Nardes aseguró que deben ser las autoridades salvadoreñas las que decidan sobre las acciones a tomar.

“No podemos juzgar a un país independiente. Depende de la decisión de ustedes. Nosotros estamos haciendo, aplicando todos los derechos de defensa, una evaluación de todos los presidentes brasileños involucrados y de mucha gente que está involucrada”, dijo Nardes.

El funcionario brasileño aseguró que fue en 2009 cuando comenzaron a detectar irregularidades en pagos relacionados a Odebrecht. Ese mismo año fue que Funes asumió la presidencia. Confesiones judiciales de implicados brasileños han revelado que Funes recibió dinero de la firma brasileña Odebrecht.

La más reciente fue la declaración de Alenxadrino de Alencar, exdirector de Braskem, el brazo petroquímico de Odebrecht, quien habría asegurado que Funes recibió $1.5 millones.

“Hay avances bastante fuertes en Brasil y el control ha detectado eso. En 2009 miramos que teníamos problemas de sobreprecios, vimos que los precios no estaban correctos, mostramos nuestras auditorías y felizmente la decisión no tardó”, agregó Nardes.

Las investigaciones también han mencionado a la ex primera dama de la república Vanda Pignato de haber sido la intermediaria entre el Partido de lo Trabajadores de Brasil y Funes.

“Ahora es importante el trabajo que hacemos juntos en el control a escala mundial, especialmente con América Latina y el Caribe”, dijo Nardes.

Lee también

Comentarios

Newsletter