Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador  / departamentos Las más leídas

Pandilla controla la venta de gas propano en San José Villanueva

Habitantes del municipio, aseguran que una estructura de pandilla se ha apropiado de la venta de gas tras hacer huir a los distribuidores anteriores. Señalan  que pandilleros armados se movilizan por la localidad.

Enlace copiado
Paz. La población dice que los actos delictivos incrementaron, pero la PNC no registra tantas  demandas.

Paz. La población dice que los actos delictivos incrementaron, pero la PNC no registra tantas demandas.

Enlace copiado

La clica Teclas Locos Salvatruchos de la estructura de pandillas Mara Salvatrucha (MS) que delinque en San José Villanueva, La Libertad, se apropió de manera ilegal de la venta y distribución de gas propano en este municipio.

Según habitantes de la localidad, durante los últimos meses, la pandilla  incrementó su accionar delictivo, pero aseguran que  por temor a represalias, prefieren no denunciar lo que ocurre ante las autoridades policiales.

“Son tres distribuidoras de gas en el municipio, una de estas, le fue arrebatada por los mareros a ‘don Isaac’ en la colonia San Paulino. Ahora, si necesitamos un tambo (cilindro) de gas,  todos sabemos que nos lo llevará a la casa o al negocio, un pandillero”, dijo una señora que se dedica a la venta de tortillas  en la localidad.

Añadió que “al pobre señor, por amenazas, le tocó que irse de la colonia, no sabemos nada de él. Salió obligado de su casa y ahora los mareros venden el gas ”, dijo.

Otra pobladora del municipio detalló que “toca aprender a convivir con los mareros, en este lugar hay muchos mareros al igual que en todo el país, es el pan de cada día, pero las zonas más peligrosas son los cantones y calles  aledañas al casco urbano”, mencionó.

NADIE DENUNCIA

Una fuente policial confirmó la presencia de pandilleros en el municipio, que dijo son  apoyados por una estructura que delinque en  el vecino municipio de Zaragoza. Sin embargo, indició que “los hechos delictivos no han incrementado en comparación del año pasado. Hasta el momento, solo se reporta el  homicio de un hombre a finales de marzo pasado en el cantón El Palmar, dos desaparecidos y  varios robos de celulares”, dijo el agente.

Añadió que “al igual que en todo el país, en este municipio tenemos presencia de pandilleros, pero, desconocemos que ellos se hayan apoderado de la venta y distribución del gas propano porque nadie interpuso demanda hasta el  momento”.

El puesto policial de San José Villanueva, brinda seguridad al casco urbano y a los cantones: El Palomar, Las Dispensas, El Escalón, Tula y  El Matazano. 

Tranquilidad. Fachada de la iglesia católica del municipio de San José Villanueva, La Libertad.

Según la PNC, la migración al municipio de  personas de la colonia San José El Pino, de Santa Tecla,  incrementó el número de pandilleros.  Otro  agente policial sostuvo que la pandilla incrementó su accionar ante la falta de patrullajes  y por la baja de agentes  destacados   en el puesto policial: “Antes,  teníamos 30 agentes policiales en nuestro puesto, pero con la entrada ‘del buen vivir’ del gobierno de Salvador Sánchez Cerén (expresidente del país  en el periodo 2014-19) y hoy con Nayib Bukele , únicamente hay  seis agentes policiales , un cabo de servicio y un sargento que dan seguridad a todo el municipio”, afirmó.

“Los mareros andan en motocicletas, postean en cada esquina, no lo hacen  descaradamente, pero se nota que andan armas”. 

“Francisco”,  residente de san josé villanueva.

Admitió que los pandilleros acosan a la población y que antes del grupo que hoy controla la venta de gas un  palabrero, de nombre Marvin  Maldonado, alias ‘Chon’, intentó quedarse con la  venta de gas propano. “No lo hemos podido capturar, dicen que se mantiene en las zonas boscosas del municipio y que anda un fusil AK-47 y una  M-2 (ametralladora). San José Villanueva es demasiado grande y el personal policial es muy poco, necesitamos refuerzos. Antes cubríamos con patrullajes mañana, tarde y noche , ahora, solo lo hacemos por  una emergencia”, dijo.
San José Villanueva tiene una superficie territorial de 34.37 kilómetros cuadrados y  una población de 13,576 habitantes, según el censo del año  2007.

SIN TRANQUILIDAD

El Movimiento de los trabajadores de la Policía Nacional Civil, publicó  el pasado 21 de septiembre, en su página de Facebook, un mensaje anónimo de un vecino, donde exponía, entre otros casos, el incremento delictivo por la presencia de mareros. “La pandilla tiene intimidada  a toda la población. La situación ha llegado a tal grado, que últimamente obligaron a todos los distribuidores de gas (propano) a que quitaran sus negocios, y hoy en día, ellos son los propietarios de la distribución de gas del municipio”, indica la publicación. 

“Se pasean a pleno pueblo en motocicletas con armas largas a plena vista de la población, así mismo, han obligado a mucha gente para que les ayude a lavar dinero de las extorsiones, obligando a personas que compren terrenos a su nombre, pero en realidad son de la estructura criminal”, expone el mensaje. 

Aseguran que esta estructura delincuencial infiltró miembros en el servicio de transporte del municipio (vehículos de alquiler, taxis y microbuses) para  mantener control sobre los movimientos de la Policía: “muchas personas están conscientes de la realidad, pero no  denuncian por temor a perder la vida”, dice el texto.
Los habitantes de la localidad manifestaron que  esperan que la Policía intervenga para desbaratar la estructura delictiva enquistada en el municipio.

¿INTIMIDACIÓN?

Hace unas semanas, un pandillero disparó su  arma de fuego cerca del puesto policial de San José Villanueva, pero los agentes no lo toman como acto de desafío o intimidación “porque fue a varias cuadras de distancia del puesto”, explicó un agente policial.

 
Noticiero LPG 24 de septiembre Relación del gobierno de Bukele y la MS-13 preocupa a congresistas de EUA

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines