Pandillas en control de mercados

La PNC reconoce que una pugna entre dos pandillas provoca tiroteos, extorsiones y homicidios en el Central y La Tiendona.
Enlace copiado
Patrullaje.  Agentes policiales patrullan los contornos de los mercados capitalinos ante la inseguridad de los últimos meses.

Patrullaje. Agentes policiales patrullan los contornos de los mercados capitalinos ante la inseguridad de los últimos meses.

Poco resultado.  La policía reconoce que es poco lo  que puede hacer ante la pugna entre pandillas por controlar la zona.

Poco resultado. La policía reconoce que es poco lo que puede hacer ante la pugna entre pandillas por controlar la zona.

Operativo.  La PNC realizó un operativo a inicios de este año en busca de armas, drogas y personas sospechosas.

Operativo. La PNC realizó un operativo a inicios de este año en busca de armas, drogas y personas sospechosas.

Pandillas en control de mercados

Pandillas en control de mercados

Enlace copiado
Berta acomoda unos tomates sobre un canasto cubierto de hojas de guineo mientras describe en voz baja la forma en que los pandilleros controlan a vendedores y visitantes del mercado Central, en el corazón de San Salvador. Dice que se disfrazan de acarreadores de mercadería o comerciantes para extorsionar. Ella, por ejemplo, debe pagar $7 cada semana para poder estar tranquila en su pequeño puesto de verduras frente al edificio 10. La cuota suma $24 al mes para poder vender.

A Berta, además de las extorsiones, le preocupa los tiroteos y muertos que han ocurrido cerca de su puesto. Cifras de la Policía Nacional Civil (PNC) dan cuenta que durante 2014 hubo 15 homicidios en los mercados Central y La Tiendona (principales centros de comercio al mayoreo del país). Este año, ya suman tres los asesinatos en las inmediaciones del mercado Central.

La Policía explica el aumento de la violencia en los últimos meses en ambos mercados por la pugna entre pandillas para ver quién se hace de más extorsiones.

Un investigador, que habló con LA PRENSA GRÁFICA bajo anonimato, dice que las dos principales pandillas que operan en el país se disputan el control en el mercado Central: al costado norponiente opera un grupo y en el sector opuesto otro. Ambos reclaman como suyo un territorio dividido por la 12.ª calle poniente, justo frente al edificio 10. Esa calle se ha convertido en la frontera.

El temor de Berta se hizo más evidente desde el 2 de octubre de 2013. Ese día, Wilfredo Armando Navidad Flores, de 18 años, fue tiroteado por dos hombres que llegaron frente al edificio 10 solo para dispararle al muchacho.

Dos días después, el encargado de atender el radio del Sistema de Emergencias 911 recibió otra llamada donde le reportaban que un vendedor y una señora habían resultado heridos de bala tras un tiroteo en el mercado Central.

Los agentes encontraron a Óscar Alfredo Rauda, de 28 años, y a Guadalupe, de 58, tirados en la 12.ª calle poniente. Ambos fueron trasladados al hospital, sin embargo, Rauda murió mientras recibía atención médica. Testigos le contaron a la policía que la víctima era un pandillero disfrazado de vendedor que cobraba la extorsión en una zona donde operan sus rivales, la señora resultó herida mientras caminaba por la zona en busca de unas cebollas.

A partir de esos casos, los enfrentamientos armados entre ambas pandillas han sido más frecuentes. Según la PNC, han muerto comerciantes, compradores, pandilleros rivales y vigilantes.

Los investigadores dicen que los siete agentes de seguridad privada encargados del mercado Central fueron asesinados por oponerse a que los pandilleros extorsionen a los comerciantes; sin embargo, compañeros de las víctimas señalan que son blanco de ataques porque vigilan en lugares de pandillas rivales. “A nosotros nos rotan por sectores para que vigilemos y cuando llegamos de un sector donde domina una pandilla contraria a donde hemos estado, la otra cree que hemos llegado para recabar información. Por eso nos atacan”, dijo uno de los vigilantes que pidió no ser identificado.

La respuesta más fuerte de la policía a la extorsión y homicidios en el mercado Central tardó un poco más de un año: unos 360 agentes policiales llegaron el 7 de enero pasado al mercado Central en busca de “armas, drogas y personas sospechosas”.

Carlos Reyes, jefe de operaciones de la delegación centro de la PNC, quienes tienen asignado cuidar el mercado Central y La Tiendona, dijo frente a las cámaras de televisión que con el despliegue de agentes pretendía “llevarle seguridad a vendedores y compradores del mercado”.

Los policías se cubrieron el rostro y revisaron cada puesto que encontraron, levantaron sacos llenos de granos básicos, canastos con frutas y verduras, ropa, comida y todo tipo de mercadería. Al final, el resultado de ese amplio operativo se contó con una mano: un detenido sospechoso de ser pandillero con $700 que no pudo justificar, un vendedor guatemalteco que tenía unos $500 escondidos en una cubeta de pintura, que tampoco pudo justificar, y un vigilante que portaba sin licencia una escopeta.

La explicación de los pocos resultados la dio el investigador policial mientras revisaba un fólder que recoge las incidencias de los mercados municipales: “Los pandilleros tienen a sus miembros mezclados entre los vendedores que les avisan cuando nosotros llegamos a la zona. Es muy difícil que logremos encontrar las armas que sabemos que mueven entre los canastos de frutas y verduras”.

Pugna por controlar la Tiendona

Los visitantes y comerciantes de La Tiendona, ubicado al costado nororiente del municipio de San Salvador, también viven la misma inseguridad que siente Berta, la mujer de 65 años que se las arregla para obtener ganancia con su pequeño puesto frente al edificio 10 y además pagar la extorsión.

La PNC dice que una estructura de pandilleros ha comenzado a amenazar el control que sus rivales han mantenido tradicionalmente en La Tiendona.

El investigador asegura que han identificado a pandilleros que se hacen pasar como vendedores en las paradas y dentro de los buses que circulan por las inmediaciones de ese mercado para detectar a supuestos rivales que llegan desde Apopa (al norte del departamento de San Salvador) y de otras comunidades vecinas.

Las pesquisas preliminares de la policía dan cuenta de casos en que los supuestos comerciantes les envían alertas a los pandilleros por medio de celulares para que intercepten el bus y bajen a los supuestos rivales. Incluso, las indagaciones policiales consignan que la estructura de pandilleros tiene vehículos listos para responder de forma inmediata a las alertas que reciben sobre la presencia de rivales.

Los pandilleros disfrazados de vendedores también controlan a las personas que ingresan a la central de abastos como compradores. Todo está vigilado por los pandilleros.

El 23 de octubre de 2013, dos hombres dispararon contra José Espinoza, de 45 años, en el sector de mariscos de La Tiendona. El hombre murió inmediatamente.

La hipótesis de la policía es que la víctima fue señalado como un rival, por lo que lo asesinaron. Testigos le contaron a los investigadores que los responsables del ataque huyeron en un vehículo.

La policía, además, dice que tiene denuncias de personas que aseguran que sus familiares han desaparecido cuando se transportaban en los buses mientras circulaban cerca de La Tiendona.

Esa versión es compartida por Israel Ticas, criminalista forense, quien está encargado por la Fiscalía General de la República de desenterrar cadáveres de personas desaparecidas. Ticas publicó recientemente en su cuenta de Facebook un consejo: pidió a los papás que no dejen a jóvenes visitar el centro de San Salvador, principalmente en las inmediaciones de los mercados Central y La Tiendona, pues asegura que tiene varios casos donde ha recuperado cadáveres de muchachos que desaparecieron mientras circulaban por esa zona.

El investigador de la policía también se sincera al dejar de hablar sobre lo que ocurre en el Central y La Tiendona: “Hagamos lo que hagamos, no vamos a evitar que en esas zonas ocurran tiroteos ni que haya muertos”. Una frase que describe cómo el Estado le ha fallado a Berta y al resto de visitantes de ambos mercados.

Tags:

  • PNC
  • pandillas
  • mercado central
  • la tiendona
  • asesinatos
  • violencia
  • renta

Lee también

Comentarios

Newsletter