Pandillas fortalecen su negocio de drogas en San Vicente

Mayoría de capturados con marihuana y cocaína son miembros de estos grupos. Utilizan dinero de droga para comprar armas, entregar cuotas a madres de presos o para pagar defensores, según investigaciones de la PNC.
Enlace copiado
Zona de venta. La colonia Primavera, en San Vicente, ha sido identificada por la DIN como zona donde se distribuye droga.

Zona de venta. La colonia Primavera, en San Vicente, ha sido identificada por la DIN como zona donde se distribuye droga.

Pandillas fortalecen su negocio de drogas en San Vicente

Pandillas fortalecen su negocio de drogas en San Vicente

Enlace copiado
El trabajo realizado por elementos del Departamento de Investigaciones (DIN) de la Policía Nacional Civil (PNC) de San Vicente arrojan que las pandillas que operan en dicho territorio están consolidando sus negocios ilícitos relacionados con las drogas.

Los informes, planteados a este periódico por un investigador, indican que “la venta o tráfico de drogas en el departamento de San Vicente desde el año 2013 a la fecha ha mutado de delincuencia común a manos de pandillas”.

Prueba de ello son las capturas de delincuentes realizadas en los últimos dos años, siendo estos miembros de una red en la que “el vendedor, que no es parte de esa estructura, les paga renta a ellos para poder operar, o estos lo asesinan”, según han determinado los investigadores de la PNC.

De esta manera se está modificando la forma de operar en el mercado del narcomenudeo vicentino, puesto que antes esta figura delictiva era realizada principalmente por personas comunes, no pandilleros.

Según las estadísticas de la DIN, durante 2013 fueron capturadas 141 personas por el delito de tenencia y venta de droga, a quienes incautaron 2,082 porciones de marihuana y 65 de cocaína. De estas detenciones 40 eran contra miembros de pandillas.

El siguiente año la PNC hizo 268 detenciones; 90 de los aprehendidos fueron identificados como pandilleros que se dedicaban a la venta y distribución de drogas, incautándoles 1,070 porciones de marihuana y 16 de cocaína.

Mientras que de enero del presente año a la fecha la DIN registra 11 personas detenidas y 128 porciones de marihuana incautadas. Tres de los detenidos son personas “comunes” y el resto, nueve pandilleros.

Los lugares identificados por la DIN con mayor movimiento de narcomenudeo son el Bajo Lempa y otros sitios de Tecoluca, las colonias La Gloria, La Espiga de Oro, La Primavera y el desvío en el municipio de San Vicente, así como zonas céntricas de Verapaz y Santa Clara con mayor influencia de personas, aunque el narcotráfico en general ha minado en la mayoría de municipios con presencia de pandillas.

Las autoridades dan cuenta de que debido a la operatividad de la PNC se ha podido sacar de circulación a delincuentes que se dedican a la venta de drogas, después de realizar investigaciones, en flagrancia o con capturas por otros delitos en las que también se ha encontrado marihuana o cocaína.

“Estas cifras son insignificantes para lo que pudiera estar circulando o moviéndose por medio de las pandillas en el departamento y la región paracentral (del país). Se está consciente de eso. La venta al detalle es un problema en el que pocas veces la ciudadanía denuncia, aunque conozca... y lo preocupante es que la afectación por esta práctica ya está dentro de las escuelas”, señalan los investigadores en el informe de la DIN.

Vínculos carcelarios

Otra de las características que está presentando el negocio ilícito de drogas en San Vicente, de acuerdo con lo informado por la DIN, es que pandilleros recluidos en centros penales tienen vínculos directos con mujeres en los lugares “supuestamente controlados por las pandillas” donde se vende y distribuye al detalle la droga que se maneja, a lo cual denominan “un círculo” en el que también se comete el delito de extorsión.

“La gran dificultad para enfrentar este flagelo es que para proceder se necesita ‘el cuerpo del delito’, y para el caso del territorio a veces es difícil identificar actividad de narcotráfico, si no es en flagrancia o por medio de patrullajes preventivos de elementos de la corporación policial, ya que por lo general no hay denuncia”, señala la DIN.

Tampoco hay claridad sobre la procedencia de la marihuana y cocaína que se les incauta a los pandilleros en San Vicente. Las autoridades locales de la DIN aseguran que básicamente su trabajo se enfoca en la parte preventiva y en tratar de contrarrestar la posesión, venta y distribución al detalle.

“Como DIN se realiza trabajo preventivo y coercitivo en contra de este delito en el territorio; las estadísticas evidencian precisamente el nivel de tráfico del narcomenudeo en el departamento, principalmente por las pandillas, y refleja también el trabajo que la autoridad está realizando para contrarrestar este problema que tiene otras variantes, las cuales las trata directamente la División Antinarcóticos (DAN) de la PNC”, afirman al consultarles sobre el origen de la droga.

Fuentes oficiales se atreven a mencionar que los puntos ciegos identificados por los que estaría pasando la droga hacia la zona paracentral se ubican en Cabañas, Cuscatlán, La Paz y el mismo San Vicente, así como en la zona occidental, sin especificar los puntos de mayor afluencia.

De igual forma podría estar llegando desde Nicaragua, Guatemala y Honduras, proveniente de grandes traficantes pero también de pequeños abastecedores.

En las carpetas de investigaciones de la DIN se detalla que el dinero obtenido de la venta de drogas es utilizado por las pandillas para adquirir armas, entregar cuotas a madres de pandilleros presos o en su defecto para pagar defensores (abogados que incluso toman como a título personal algunos casos).

Tags:

  • San Vicente
  • pandilleros
  • drogas

Lee también

Comentarios

Newsletter