Lo más visto

Más de El Salvador

Pandillas planificaron atacar a funcionarios

Uno fue amenazado por negarse a colaborar con estructuras y otro por permitir la condena de un grupo de terroristas.
Enlace copiado
Al tanto.  El jefe de la PNC en La Unión aseguró que procesan todas las denuncias de amenazas contra empleados públicos.

Al tanto. El jefe de la PNC en La Unión aseguró que procesan todas las denuncias de amenazas contra empleados públicos.

Enlace copiado

A mediados de 2017 un funcionario de una alcaldía del departamento de La Unión se disponía a conceder una entrevista a LA PRENSA GRÁFICA. Sonó su teléfono celular y en la pantalla apareció un número de contacto que no estaba registrado en el móvil. El funcionario vio el teléfono e ignoró la primera llamada, pero en su rostro se notaba una expresión de interrogante de conocer la procedencia de la llamada.

La persona que está marcando al teléfono del funcionario insiste en seguir llamando, y después de unas tres llamadas perdidas el funcionario decide contestar, y habla con la otra persona como si ya hubiesen tenido una comunicación previa.

Entonces el empleado municipal decide poner en altavoz la llamada y se escucha a un hombre que le está exigiendo que le deposite dinero; es decir, se trata de una extorsión.

En un primer momento le dice que deposite $300, y le señala que lo haga "por su bien", pero al no tener respuesta el delincuente decide reducir el monto de lo demandado a $150; pero en ese momento la llamada se corta.

"Es que me están exigiendo dinero los pandilleros, pero yo no les voy a dar", dijo escuetamente el funcionario en aquel momento, y seguidamente pidió iniciar con la entrevista agendada.

Un año después de haber sido testigo de aquella llamada de extorsión contra ese funcionario, se tuvo acceso a un memorándum que emitió la División de Inteligencia Policial (DIP) de La Unión, en enero de este año, en el cual se alertaba sobre un plan que habían acordado dos pandillas diferentes que delinquen en el departamento unionense para atentar contra dicho funcionario.

"Miembros de la MS-13 y 18 línea sureña que delinquen en La Unión, habrían llegado a un acuerdo para atentar contra la vida del señor... Y el motivo del posible atentado se debe en represalia a negarse a colaborar con las estructuras antes descritas", dice parte del contenido del memorándum que remitió la inteligencia policial al jefe de la delegación departamental de La Unión, Osmín Peñate.

En el mismo documento se detallan los alias y el nombre de uno de los pandilleros que habrían planeado el atentado; entre estos se menciona a los individuos apodados como: "Malo de La Unión", "Chaainy de La Unión", "Spay o Ladina de La Unión", "Spooky de Chalchuapa" y Nery David Salmerón González.

También se alertaba en el memorándum sobre que la estructura de un grupo terrorista también había planificado atentar en contra de un abogado, quien a partir de este año comenzó a fungir como funcionario municipal, aunque el motivo que tenía la pandilla para realizar este ataque era diferente, pues estaba más relacionado con su profesión.

"Según la información obtenida, ‘la tribu de La Unión’ tiene la misión de atentar contra un abogado, debido a que habría dejado que una estructura fuera condenada", detalla el documento.

Uno de los dos funcionarios que se mencionan en el escrito confirmó que recibió una copia de parte de la delegación policial de La Unión, sobre la alerta y las amenazas, por lo que solicitó protección y también puso un aviso de la situación ante la Fiscalía General de la República (FGR), pero hasta el momento no ha recibido respuesta de qué se hará al respecto.

"Me mandaron hacer una inspección, pero lo que me dijeron verbalmente era que necesitaban por lo menos 10 policías para cuidarme, por el tipo de riesgo que yo represento, y que no tenían esa gente para brindarme seguridad, entonces les solicité dos policías por turno, pero me dijeron que tampoco podían y ha tocado primero confiar en Dios, luego cuidarme y protegernos junto con mi familia", explicó el trabajador de alcaldía que decidió no colaborar con las estructuras de pandillas entregando el dinero que le exigían vía telefónica.

Peñate afirmó que dicho funcionario había pedido una patrulla de las unidades especializadas para que le brindaran seguridad, pero como institución no tienen capacidad para ese tipo de asignación, y lo que se le propuso fue que solicitara agentes al área de Protección a Personalidades Importantes (PPI).

"Lo que hicimos fue hablar con ellos y hacerles sugerencias sobre medidas de seguridad y autoprotección de su familia. Le hemos misionado a la patrulla del Sistema de Emergencias 911 que cubre ese sector donde vive él, para que esté pendiente con la vivienda de él y que constantemente estén pasando, así como en la zona de su oficina. Claro, una persona pública se mueve de un punto a otro y no tenemos capacidad para andarlo cuidando todo el tiempo", apuntó Peñate.

Depurando casos

El jefe policial reveló que al igual que los casos de los dos funcionarios municipales en mención, hay una gran cantidad del mismo tipo que se capta a través de la inteligencia policial, pero que algunos son reales y otros no, aunque en todas la situaciones se alerta a las posibles víctimas y se delegan dispositivos de seguridad.

"Ellos son parte de esa lista que nosotros tenemos para proteger; allí van jueces, fiscales, policías, militares, personal de centros penales y toda aquella persona que ha puesto denuncia de amenazas. Nada menos en este momento hay una amenaza, pero estamos haciendo un operativo de intervención rápida para que no se dé", informó Peñate al responder sobre las acciones que implementa la PNC.

El lunes anterior se conoció sobre la captura del alcalde de Concepción Batres, en Usulután, Benjamín Machuca; uno de los motivos señalados fue haber colaborado, supuestamente, con grupos criminales. Mientras que Miguel Ángel Jaime, exalcalde de Usulután, ya es procesado por delitos similares.

Pero el funcionario municipal unionense que fue amenazado considera que Machuca pudo haber pasado una similar situación a la suya, agregando que no todas las personas tienen la misma capacidad o el valor para reaccionar ante las amenazas de estos grupos.

"Yo no estoy para mantener pandilleros, y les dije que dinero no daba, y me dijeron que me iban a venir a buscar, y les dije que con todo gusto los esperaba, pero no aparecieron", puntualizó.

En el mismo memorándum sobre las amenazas la inteligencia policial también alertó sobre un posible plan para atentar contra los buses especiales de La Unión, sin especificar el motivo.

Inteligencia Policial señala los alias de "Malo de La Unión", "Chaainy de La Unión", "Spay o Ladina de La Unión", "Spooky de Chalchuapa" y a Nery David Salmerón González.

le pedían de extorsión a uno de los dos funcionarios municipales amenazados por pandillas.

Tags:

  • La Unión
  • pandillas
  • ataques
  • funcionarios

Lee también

Comentarios