Lo más visto

Más de El Salvador

Pandillas pretenden realizar una “guerra escalonada contra el sistema”

Según información de Inteligencia Policial, pandillas pretenden pasar a asesinatos que causen mayor impacto social. Policía de Cabañas alertó a los jueces de ese departamento.
Enlace copiado
Atentados.  Según información de Inteligencia Policial, los pandilleros están planificando atentados contra el personal del sistema judicial, fiscales y custodios de centros penales.

Atentados. Según información de Inteligencia Policial, los pandilleros están planificando atentados contra el personal del sistema judicial, fiscales y custodios de centros penales.

Pandillas pretenden realizar una  “guerra escalonada contra el sistema”

Pandillas pretenden realizar una “guerra escalonada contra el sistema”

Enlace copiado
Los cabecillas de las tres principales pandillas del país se reunieron en octubre para unir esfuerzos e incrementar los asesinatos en contra de policías, soldados, custodios de centros penales, fiscales y jueces, según información que recabó Inteligencia Policial.

Los cabecillas de pandillas acordaron que durante los últimos dos meses de este año realizarán atentados en contra del personal del sistema judicial, como parte de lo que han denominado “guerra escalonada en contra del sistema”, con lo que pretenden pasar a cometer atentados y asesinatos con mayor impacto social, es decir, asesinar a personas que tienen “liderazgo político y económico”, como alcaldes y diputados.

De acuerdo con la información de Inteligencia Policial, los pandilleros han decidido lanzar esta ofensiva en contra de las personas con liderazgo en el país porque, según ellos, son los “responsables de la implementación de las medidas extraordinarias, que los mantienen en condiciones difíciles” y que han provocado la muerte de pandilleros en los últimos meses durante los más de 440 enfrentamientos armados con las Fuerzas Especializadas de El Salvador (FES).

Inteligencia de la Policía Nacional Civil (PNC) detectó que los pandilleros ya comenzaron a dar seguimiento y vigilancia a algunos miembros de la Policía y del Ejército. Ayer fueron asesinados dos policías en el país: uno en San Miguel y otro en Santa Ana, con lo que suman 37 bajas policiales en 2016. (Lea nota secundaria).

Las investigaciones revelan que en los departamentos de San Salvador, Cuscatlán y Cabañas hay una mayor actividad de pandilleros intentando incrementar los atentados. En estos departamentos, los pandilleros han vigilado a policías y soldados que en sus días de licencia frecuentan tiendas y cantinas donde ingieren bebidas alcohólicas.

En esos mismos departamentos, la Policía ha detectado que al menos 30 pandilleros, de diferentes municipios, se reúnen frecuentemente en zonas montañosas para recibir adiestramiento de tácticas militares y donde aprenden a armar y desarmar fusiles AK-47 y M-16, escopetas y pistolas. En esos lugares también reciben adiestramiento para lanzar granadas de mano.

De acuerdo con las investigaciones, los que adiestran a los pandilleros son exmilitares que ahora forman parte de las pandillas, como sucedió en Panchimalco este año. En ese municipio, pandilleros con adiestramiento militar asesinaban y provocaban desplazamientos forzados de la mayoría de familias de algunos caseríos y cantones.

Tras las investigaciones, la Policía envió un escrito a todos los jefes de delegaciones policiales del país para que informen de la situación a sus subalternos y al personal del sistema judicial. Entre las recomendaciones que la Policía sugirió al personal del sistema judicial está que cada uno tome medidas de autoprotección y evite frecuentar lugares donde hay presencia de pandilleros. Al personal de investigaciones de todo el país, Inteligencia ordenó que profundicen y operativicen la información sobre los lugares donde los pandilleros reciben adiestramiento militar, para evitar que se consumen los atentados.

El jefe en funciones de la delegación de Cabañas envió el 28 de octubre un escrito a los jueces de ese departamento informando de la situación. LA PRENSA GRÁFICA contactó por teléfono a un juzgado de Cabañas para ampliar la información, pero se limitaron a decir que aunque sabían de ese escrito no había nadie autorizado para hablar del tema.

Este periódico también intentó contactar a Howard Cotto para preguntarle sobre esta situación, pero no contestó su teléfono ni los mensajes directos de Twitter.

Tags:

  • pandillas
  • amenazas contra personal de sistema judicial
  • violencia
  • inteligencia policial

Lee también

Comentarios