Pandillas siguen ordenando asesinatos de policías desde las cárceles

La Fiscalía giró 30 órdenes de captura en Operación Azul para detener a pandilleros que presuntamente participaron en seis atentados contra policías. El fiscal general advirtió ayer sobre acercamientos de políticos a pandillas.
Enlace copiado
Pandillas siguen ordenando asesinatos de policías desde las cárceles

Pandillas siguen ordenando asesinatos de policías desde las cárceles

Enlace copiado

Pese a las medidas extraordinarias que el Gobierno implementó en las cárceles, las pandillas siguen ordenando asesinatos de policías desde algunos centros penales, según informó ayer el fiscal general, Douglas Meléndez, en el marco de la presentación de los resultados de la Operación Azul, en la cual giraron 30 órdenes de captura contra pandilleros que presuntamente participaron en atentados en contra de agentes policiales en los últimos meses.

El Gobierno mantiene, desde abril de 2016, las medidas extraordinarias que incluyen controles más severos en los ingresos en seis cárceles del país en donde se encuentran los jefes históricos de las pandillas MS-13 y Barrio 18.

“Tenemos información que muchas veces hay directrices desde cárceles. No podría (dar detalles), ya que esa es parte de la investigación que estamos trabajando en la otra fase (de Operación Azul)”.
Douglas Meléndez,  fiscal general de la república

El director de Centros Penales, Marco Tulio Lima, dijo recientemente que las autoridades no hacían públicos los hallazgos de requisas recientes, debido a que la cantidad de objetos encontrados se habían minimizado.

“Tenemos información que muchas veces hay directrices desde cárceles. No podría (dar detalles), ya que esa es parte de la investigación que estamos trabajando en la otra fase (de Operación Azul)”, dijo ayer el fiscal general, quien también pidió a las autoridades del Gabinete de Seguridad que evalúen la posibilidad de enviar a todos los capturados en el operativo hacia el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca.

El fiscal aseguró que la MS-13 es la pandilla que abiertamente ha girado la orden de atentar contra cuerpos de seguridad. Según Meléndez, el repunte de asesinatos de agentes policiales y de atentados contra miembros de los cuerpos de seguridad que se vive desde junio de este año responde, entre otros factores, a que la pandilla está interesada en presionar a los políticos en ambiente preelectoral.

Según información oficial, en los departamentos de Santa Ana, La Libertad y San Salvador es donde se han cometido la mayor cantidad de atentados y asesinatos de policías.

La Operación Azul dejó como resultado 26 personas capturadas: seis miembros de la MS-13 y 20 del Barrio 18 fracción sureños. La Fiscalía señaló que este operativo fue dirigido contra quienes participaron en la emboscada a una patrulla policial en San Rafael Cedros el 28 de agosto de 2016; también contra quienes participaron en el homicidio del agente policial Juan Flores Delgado, cometido presuntamente por cuatro menores de edad del Barrio 18 en Tenancingo, Cuscatlán, en 2016; y el asesinato del agente policial William Jhovany Malia Rojas, ocurrido el 27 de diciembre del 2016, presuntamente a manos del Barrio 18 en Nahuizalco, Sonsonate.

Este operativo también buscaba a los responsables del homicidio del policía Wilfredo Alexánder Molina Calderón, a manos de un miembro de la MS-13 en una funeraria de Santa Tecla, La Libertad, el 28 de agosto pasado; el asesinato del agente Óscar de Jesús Ramírez, cometido presuntamente por un menor de edad de la MS-13, en Santa Rosa de Lima, La Unión, el 31 de julio de este año; y además de la privación de libertad de un agente policial en San Juan Opico, La Libertad, ocurrida en julio pasado.

En lo que va del año han sido asesinados 42 agentes policiales y 21 soldados destacados en labores de seguridad.

“Los vigilan con colaboradores, como ellos dicen, ‘posteros’... Ellos lo que hacen es alejarse del sector (luego del atentado) es una reacción lógica, ya que luego de un evento como este la Policía va accionar en operativo. La búsqueda, sin embargo, ya tienen lugares y sectores y se van a esconder, y saben en qué momento ya no hay presencia de policías en el sector y empiezan a salir (sic)”, dijo ayer la jefa de la Unidad Antipandillas de la FGR, Guadalupe Echeverría, quien señaló que en el caso del agente asesinado en Nahuizalco, en diciembre del año pasado, no se acreditó que la víctima tuviera complicidad con la MS-13, como se especuló en el momento del homicidio.

El fiscal general acotó que en los casos tratados en la primera fase de la Operación Azul no reportaron que agentes policiales buscaran tomarse la justicia por mano propias y atacar de manera extralegal a los hechores de los crímenes. El funcionario confirmó que actualmente existen investigaciones en contra de miembros de grupos de exterminio de pandilleros.

Relaciones políticas

El fiscal general volvió a advertir que, en el marco de las investigaciones realizadas sobre ciertas clicas o grupos de pandillas, han vuelto a surgir datos que sugieren acercamientos con políticos o personas que aspiran a un cargo público. “Vamos a estar atentos a cualquier reacción de las pandillas con respecto al tema electoral. No permitiremos ninguna influencia de las pandillas en las elecciones... No hay manera de incidir en un territorio, si no es ejerciendo control completo. Creo que debe tener más control la seguridad pública en ciertas zonas”, dijo Meléndez.

 26: Personas capturadas por los atentados contra policías: seis capturados de la MS-13 y 20 del Barrio 18.

 42: Agentes de la policía nacional civil (PNC) HAN SIDO ASESINADOS DURANTE 2017 Y 21 ELEMENTOS DE LA FUERZA ARMADA (FAES), SEGÚN DATOS OFICIALES.

Lee también

Comentarios

Newsletter