Lo más visto

Pandilleros emboscaron a pasajeros de ruta 144-A

En la zona paracentral del país han incrementado los ataques a motoristas, cobradores y pasajeros del transporte colectivo. En la última semana hubo cuatro ataques.
Enlace copiado
Pandilleros emboscaron a pasajeros de ruta 144-A

Pandilleros emboscaron a pasajeros de ruta 144-A

Pandilleros emboscaron a pasajeros de ruta 144-A

Pandilleros emboscaron a pasajeros de ruta 144-A

Enlace copiado
Los pandilleros que abrieron fuego contra pasajeros de un bus de la ruta 144-A, el miércoles 16 de septiembre por la tarde, sabían que un agente policial iba a bordo. Sabían incluso que se había subido hasta la parrilla en el techo del bus, porque dentro ya no quedaba espacio para una persona más, por lo que prepararon una emboscada en una parada conocida como El Capulín, en el cantón Miraflores de San Pedro Perulapán, Cuscatlán, donde más de tres hombres armados se escondieron tras un muro que les permitía ver el bus y a la vez apoyar un fusil M-16 para disparar con fijeza, según explicó ayer el subdirector de Áreas Especializadas de la Policía Nacional Civil (PNC), Eriberto Padilla.

En el ataque armado murió el agente policial José Reynaldo Hernández, de 33 años, quien tenía 13 años de pertenecer a la PNC y estaba destacado en San Vicente, además fueron asesinadas dos personas más y otros seis pasajeros fueron lesionados y trasladados al Hospital Nacional de Cojutepeque.

“Nosotros tratamos de hacer todo lo posible por trasladar al compañero (Hernández), pero las lesiones que llevaba eran graves y no alcanzó a llegar a un centro asistencial”, dijo el jefe Padilla.

Hernández es la víctima de homicidio número 51 que tiene la Policía en lo que va del año: que incluye a 46 policías, 3 agentes PPI y 2 del personal administrativo. El agente Hernández dejó en la orfandad a una niña de cinco años y un niño de dos, también dejó en la incertidumbre a su esposa, ya que sostenía económicamente su hogar.

“Estamos en la incertidumbre, yo solo me dedicaba a la casa y a cuidar los niños y él trabajaba, pero sea como sea vamos a salir adelante, vamos hacer cualquier cosa pero los niños van a salir adelante como él quería”, dijo la esposa del agente Hernández, mientras velaba su cadáver en la casa que habían construido juntos.

De acuerdo con el hermano del agente asesinado, este nunca había recibido una amenaza, pero con el simple hecho de pertenecer a la corporación policial una persona ya corre peligro... “esta es la primera vez que pasa esto”, dijo.

El jefe policial Padilla dijo que ayer hasta el mediodía no habían logrado capturar a ninguno de los involucrados, pero que ya habían detenciones de sospechosos de ayudar a los autores directos. También afirmó que continuaba un operativo en el municipio para encontrar a los atacantes.

El hermano del agente dijo que supuestamente los atacantes no eran pandilleros de la zona, sino que habían llegado de distinto lugares para apoyar a los pandilleros que sí operan en el lugar.

Las personas que viven en los alrededores de donde ocurrió el crimen se limitaron a decir que al escuchar las detonaciones corrieron a esconderse dentro de sus viviendas y a encerrarse, por lo que no vieron quiénes eran los atacantes y hacia dónde huyeron.

Cuarto ataque

Este ataque en la ruta 144-A, que hace su recorrido desde Huiziltepeque en San Pedro Perulapán, Cuscatlán, hacia el mercado ex Cuartel en el centro de San Salvador, y viceversa, es el cuarto que se comete de forma similar en la zona paracentral del país en la última semana. Para un empleado de la ruta 144-A, el ataque del miércoles no tiene explicación, ya que hasta donde él sabe pagan puntualmente la extorsión y, según cree, los demás empleados de la ruta no tienen problemas con pandilleros de la zona.

Otro ataque ocurrió en la zona paracentral este miércoles: en la ruta 140 fue asesinado Miguel Ángel Molina Hernández, de 33 años, en el kilómetro 21 de la carretera que conduce a Suchitoto, Cuscatlán.

Tanto la Fiscalía como la Policía dijeron desconocer el motivo del crimen, aunque una hipótesis podría ser que los pandilleros creyeran que la víctima colaboraba con una pandilla contraria.

Un día antes, el martes 15 de septiembre, fueron asesinados un cobrador y un motorista de la ruta 301, en el kilómetro 58 de la carretera Panamericana, cuando circulaba por el municipio de Apastepeque, en San Vicente, donde fueron obligados a bajarse de la unidad para ser asesinados con armas de fuego. Las víctimas fueron identificadas como Armando Huezo Renderos, de 42 años (motorista), y Rudy Benjamín Flores Castro, de 31 (cobrador). Para este caso, la Fiscalía vincula el doble crimen con la extorsión.

El miércoles 9 de septiembre fue asesinado un cobrador de la ruta 113, mientras trabajaba en su primer viaje desde Cojutepeque hacia San Salvador, antes de las 6 de la mañana. El nombre del cobrador era William Martínez Arias, de 22 años.

Según la Policía, dos hombres subieron como pasajeros al microbús, y ya adentro atacaron con un arma de fuego al cobrador. En el ataque fueron heridos tres pasajeros, por lo que el motorista los llevó hasta el hospital nacional de ese municipio; sin embargo, Arias no logró sobrevivir y su cadáver quedó en el interior del microbús.

Este tipo de ataques en la zona paracentral se ha incrementado en los últimos meses, sobre todo en el departamento de Cuscatlán, con énfasis en San Pedro Perulapán, donde el pasado 5 de agosto fue ametrallado otro bus de la ruta 144-D en el cantón El Rodeo, en esa ocasión fallecieron cinco personas y seis resultaron heridas.

San Pedro Perulapán es uno de los 10 municipios más violentos del país, según datos del Instituto de Medicina Legal (IML), que informó que hasta agosto se habían cometido 113 homicidios.

El municipio también ha reportado un incremento en homicidios múltiples en los últimos meses: un séxtuple homicidio en junio, un cuádruple y un triple en julio, un triple en los primeros días de agosto y finalmente el triple del miércoles en el bus de la 144-A.

El municipio no está incluido entre los 10 que serán intervenidos por el Gobierno.

Tags:

  • homicidios
  • san pedro perulapan
  • cuscatlan
  • ataques al transporte
  • policias asesinados
  • violencia

Lee también

Comentarios