Lo más visto

Más de El Salvador

Pandilleros pasarán más de 20 años en prisión por intentar matar a joven en Santa Ana

La víctima sobrevivió al ataque e identificó a los ahora condenados, que además le robaron dinero en efectivo y lo obligaron a abandonar su vivienda.
Enlace copiado
Foto de archivo

Foto de archivo

Enlace copiado

La Fiscalía General de la República (FGR) informó que cuatro miembros de estructuras terroristas fueron condenados a purgar una pena de 26 años de prisión, luego de ser encontrados culpables de los delitos de homicidio agravado tentado, robo agravado y limitación a la libertad de circulación.

Por estos tres delitos los ahora condenados enfrentaron juicio en el Juzgado Primero de Sentencia de Santa Ana, que al final del juicio emitió una sentencia condenatoria dividida en 10 años por el primer delito y ocho años por cada uno de los otros dos delitos, sumando un total de 26 años de cárcel para cada uno de los imputados.

Los ahora condenados fueron identificados como Israel Humberto Castillo Baños, Marlon Naún Urquilla Figueroa, Julio Cesar Ayala Martínez y Lázaro Francisco Hernández García, todos señalados como miembros activos de grupos terroristas con presencia en el cantón El Resbaladero del municipio de Coatepeque, Santa Ana.

Según las investigaciones, los cuatro fueron condenados por el intento de homicidio en perjuicio de un joven, que sobrevivió al ataque e interpuso la denuncia contra sus atacantes, a los cuales identificó durante el proceso judicial.

Los hechos sucedieron el 25 de septiembre de 2016, en el lugar conocido como Vuelta de Oro del referido cantón, sobre la carretera que de Santa Ana conduce a San Pablo Tacachico, donde hay presencia de la pandilla a la que pertenecen los condenados.

En ese lugar, la víctima fue interceptada por los individuos, que armados con pistolas y corvos la amenazan con que entregara todo lo que cargaba. Él respondió que no llevaba nada, por lo que fue atacado con armas de fuego.

Estando en el piso, los atacantes procedieron a revisarle los bolsillos del pantalón, donde cargaba $80, los cuales le quitaron y antes de dejarlo en la zona lo amenazaron con que no querían verlo nuevamente, porque entonces sí lo iban a matar.

Herido, el joven logra comunicarse con la familia y con la Policía Nacional Civil (PNC) para dar aviso sobre lo sucedido. Una patrulla policial lo trasladó hacia un hospital en Santa Ana, donde pone la denuncia contra sus atacantes.

Tags:

Lee también

Comentarios