Lo más visto

Pandilleros en prisión piden ser aislados por temor a purga interna del Barrio 18

Las autoridades dicen que descubrieron desde diciembre pasado un plan del Barrio 18 para asesinar a algunos de sus miembros que supuestamente faltaron a las reglas internas

Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Milton Flores, archivo

Foto de LA PRENSA/Milton Flores, archivo

Enlace copiado

El director general de Centros Penales, Marco Tulio Lima, confirmo esta mañana que 121 privados de libertad han solicitado este año que los separen del resto de pandilleros por temor a ser asesinados en la purga interna que tiene la facción Sureños del Barrio 18 al interior de las cárceles salvadoreñas. 

El director penitenciario dio la información hoy minutos antes de la inauguración de los Segundos Juegos Deportivos Penitenciarios 2019, que reunirá a 575 privados de libertad en diferentes disciplinas deportivas durante toda esta semana. 

De acuerdo con datos de la Dirección General de Centros Penales (DGCP), 92 de los reos que pidieron la separación están recluidos en el penal de Izalco (Sonsonate) y 29 en Quezaltepeque (La Libertad). En esos penales han sido asesinados nueve pandilleros durante 2019.

El primer hecho violento al interior de las cárceles ocurrió el 2 de marzo pasado, cuando cuatro pandilleros fueron asesinados en el penal de Quezaltepeque. En las requisas dentro del centro penal encontraron alambres, múltiples pedazos de metal y objetos punzantes hechizos.

Mientras que los otros cinco reos fueron asesinado el 12 de abril pasado. Ellos cumplían penas en el Complejo Izalco Fase 1. Según Lima, desde diciembre pasado descubrieron que el Barrio 18 planeaba una purga interna. 

"Hemos recibido información producto de los mismos internos que se han separado, a través de diferentes entrevistas o a través de diferentes wilas, cartas que se giran ellos internamente. Ellos manifiestan esa orden de querer atentar contra las personas que han faltado a las reglas de esta estructura. Las faltas van desde haberse quedado con dinero de la extorsión hasta haberse metido en relaciones sentimentales con mujeres de otros pandilleros", dijo Lima.

Según el director de Centros Penales, la última separación de reos fue hecha el fin de semana pasado, cuando cuatro internos de Izalco expresaron que tenían temor de sus mismos compañeros de pandilla: "Han pedido que los aislemos porque se sienten amenazados, sienten el temor que puedan ser afectados a su integridad física".

El penal de Izalco permanece en emergencia luego del múltiple crimen y Marco Tulio Lima explicó hoy que la Fiscalía General de la República (FGR) continúa con investigación sobre el hecho. El 17 de abril, la DGCP trasladó a 10 reos desde Izalco hasta el centro de máxima seguridad de Zacatecoluca por estar vinculados con los homicidios.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines