Lo más visto

Pandilleros tienen sitiado Mejicanos

En el último mes las pandillas se han enfrentado a balazos con la PNC. Los hechos, según las autoridades, se deben al control del territorio. Residentes de la zona son amenazados para que no brinden información a policía.
Enlace copiado
Proceso. Pandilleros de la comunidad San José enfrentaron audiencia inicial acusados de cultivo de droga, homicidio en grado de tentativa y portación ilegal de arma de fuego.

Proceso. Pandilleros de la comunidad San José enfrentaron audiencia inicial acusados de cultivo de droga, homicidio en grado de tentativa y portación ilegal de arma de fuego.

Pandilleros tienen sitiado  Mejicanos

Pandilleros tienen sitiado Mejicanos

Enlace copiado
La pluma que regula el paso de vehículos en una colonia cercana al Hospital Zacamil, en Mejicanos, es el primer escudo de los pandilleros para defenderse del ingreso libre de la Policía Nacional Civil (PNC) ante cualquier hecho delictivo.

La policía tarda tiempo en quitar llave y levantar la pluma, suficiente para que los pandilleros huyan hacia otras comunidades, se oculten en las viviendas o en predios baldíos.

Los “palabreros” que controlan esa colonia de la pluma en Mejicanos se refugian en la comunidad San José, pero el modo de operar también ha emigrado hacia los alrededores. Al menos 15 jóvenes, entre los 15 y 20 años, fueron reclutados este año por el cabecilla de la clica: un pandillero que fue deportado de Estados Unidos a finales del año pasado.

Los “halcones”, como son identificados los jóvenes, se encargan de que los habitantes cumplan con una de las principales reglas: no mantener la pluma arriba y que en horas de la noche y la madrugada se mantenga con candado. Los habitantes afirman que han sido amedrentados por no acatar esa y otras disposiciones.

La pluma ha sido el centro de muchas discordias, confirmaron los vecinos. A finales de mayo, un habitante de la colonia, a quien los vecinos señalan como “policía”, llegó ebrio en horas de la madrugada y disparó contra ella. Algunos “halcones” hacían vigilia como parte del control del territorio y creyeron que los atacaban, por lo que respondieron con balas.

Una llamada anónima cayó a la PNC para informar del hecho. Llegaron al lugar y detuvieron al supuesto policía. Un par de días después, tres pandilleros que operan en San Ramón, San Salvador, llegaron a la vivienda del supuesto policía, privaron de libertad a su esposa y robaron varios electrodomésticos y objetos de valor.

El jefe de investigaciones de la PNC de Mejicanos negó la relación del detenido con la corporación policial. “Él tuvo problemas con los pandilleros, pero él es un civil, una persona particular”, dijo y agregó que por ser víctima goza del régimen de protección.

Mientras tanto, los habitantes aseguraron que el hecho fue el detonante de otros problemas. El más reciente ocurrió el viernes 7 de junio. En la comunidad San José sur fueron capturados Óscar Manuel González, de 18 años; Ariel Alberto Revelo, Eliú Misael Hernández, Luis Alonso Lazo, Kevin Ernesto Paniagua, los tres de 20 años de edad, miembros de la pandilla que opera en la zona.

De acuerdo con la policía, los pandilleros se encontraban en el interior de una vivienda consumiendo droga. Al tocar la puerta, dando señal de alto, los pandilleros dispararon contra los agentes e intentaron huir, pero fueron capturados a pocos metros del lugar.

Los cinco pandilleros fueron acusados de los delitos de siembra y cultivo de droga, tenencia, portación y conducción ilegal de arma de fuego y homicidio en grado de tentativa, por lo que enfrentaron la audiencia inicial la semana pasada en el Juzgado Segundo de Paz de Mejicanos. El juez determinó, como resultado de la audiencia, la detención provisional en el caso de la siembra y el cultivo de droga, mientras que por homicidio tentado y portación ilegal de arma de fuego decretó instrucción formal sin detención contra cuatro de ellos. Según el juez, solo fue individualizada la participación de González, quien se mantendrá en prisión durante el proceso.

Según el jefe de investigaciones de la Policía, 20 días antes hubo un tiroteo entre pandilleros y policías, donde no lograron capturas. Ocho días después, nuevamente pandilleros se enfrentaron a balazos con agentes de la PNC. En esta ocasión fueron detenidos Diego Alejandro Alas Carera y Germán David Morejón, ambos de 18 años, a quienes les incautaron un revólver en la colonia Zacamil.

Las pandillas mantienen una supuesta tregua para no agredirse, decretada en marzo de 2012.

Control de colonias

Las pandillas operan en las comunidades Emanuel I y II, 13 de Enero, Raúl Rivas Vásquez, Primero de Mayo, Los Próceres, San José y Lincoln, entre otras. El jefe policial manifestó: “Es la zona que actualmente tenemos más caliente. Es donde más incidentes delincuenciales estamos teniendo, pero es por el control de territorio entre las dos pandillas”.

Los habitantes han sido involucrados, a través de amenazas, en el accionar delincuencial. Muchos de ellos brindan asilo a los pandilleros y realizan favores, so pena de castigos al no colaborar.

Recientemente un rótulo que decía: “Muerte a los sapos” apareció en una pared. Según los habitantes, fue un claro mensaje amenazador para que no hablaran de las cosas que allí suceden. Otra forma de hacer valer su poder es dañando los vehículos de los vecinos. En una ocasión, dispararon contra los carros de personas de las que se sentían amenazados.

Las estructuras que operan en la zona también están ligadas con narcomenudeo, robos, extorsiones y reclutamiento de menores.

Pese a que en la zona existen planes de prevención de violencia, en los que está involucrada la niñez y la adolescencia, los padres de familia manifestaron que no pueden dejar a sus hijos en los encuentros deportivos de la zona por temor al reclutamiento.

De acuerdo con los residentes, para obtener la droga existe una persona encargada de trasladarla por las colonias y venderla. Las llaman mulas.

En cuanto a las extorsiones, los residentes de las comunidades afirman que las realizan a comerciantes y ruteros. Con ello, logran mantener su estabilidad económica, explican los vecinos.

Pero, además, la estructura delincuencial está relacionada con los homicidios que han ocurrido en el sector. El 7 de mayo de este año, dos menores de edad fueron asesinados en la comunidad Raúl Rivas Vásquez. La PNC aseguró que Iván M., de 15 años; y Alexis Z., de 16, pertenecían a la pandilla.

Además, en abril de 2012, los pandilleros asesinaron a Fredy Antonio Ruiz, el vigilante que había sido contratado para brindar seguridad en una de las colonias. Su función también era tener el control de la pluma, que había sido colocada ese mismo año para protección de los habitantes. Desde el homicidio de Ruiz, la pluma debe permanecer abajo y controlada por los “halcones”. Cualquiera que incumpla la normativa es amenazado, según los residentes.

Tags:

  • pandillas
  • tregua entre pandillas
  • Mejicanos
  • PNC
  • amenazas

Lee también

Comentarios