Lo más visto

Papá y hermano del “Barney” capturados por narcotráfico

Los acusan de encabezar una de las tres estructuras de narcos que introducían cocaína al país desde Colombia con alianzas en Panamá y Costa Rica. En los arrestos figuran un exdirigente deportivo y un candidato a alcalde.
Enlace copiado
Papá y hermano del “Barney” capturados por narcotráfico

Papá y hermano del “Barney” capturados por narcotráfico

Enlace copiado

Asmel Arturo Bercián y José Adán Silva Bercián, papá y hermano de Moris Alexánder Bercián Machón, alias “el Barney”, respectivamente, un cabecilla de la MS-13 que huye de la justicia, fueron capturados en las últimas horas acusados de liderar una estructura de narcotraficantes que introducía cocaína a El Salvador desde Colombia, con alianzas en Panamá y Costa Rica.

Estructuras del narco desarticuladas hoy en El Salvador viajaban a Colombia, México y Centroamérica para negociar droga

Investigadores de la División Antinarcotráfico (DAN) de la Policía Nacional Civil (PNC) tienen registros migratorios que revelan que los Bercián viajaban a Costa Rica por lo menos “una vez cada 15 días a negociar cocaína”.

Juan Carlos Martínez Marín, subdirector de Investigaciones de la PNC, dijo ayer que en la casa de Asmel encontraron dos armas de fuego: un fusil M-16 y una carabina. Y en la vivienda de José Adán hallaron dos revólveres, un Galil y una escopeta.

Tribunal sospecha falsificación de firma del “Barney”

Esta es la cuarta vez que las autoridades capturan a Asmel Bercián. La primera ocurrió en agosto de 1991 cuando la policía lo detuvo por narcotráfico. En ese entonces, le encontraron dinero en efectivo y cocaína. Guardó prisión año y medio hasta que un juez desestimó los cargos.

Capturan al padre de “El Barney” por estafa de $200,000

En enero de 1999, Asmel fue detenido en Guatemala también por narcotráfico. Las autoridades del vecino país le encontraron 202 kilos de cocaína. Sin embargo, volvió a quedar en libertad.

Hace justamente un año, las autoridades salvadoreñas volvieron a capturar al papá del “Barney” acusado de estafar con $200,000 a un hombre en San Juan Opico, La Libertad.

Y una vez más, Asmel logró recuperar su libertad.

Su hijo Silva Bercián también tiene antecedentes por narcotráfico. Según los registros de la Policía, fue detenido en Antiguo Cuscatlán en 2006 cuando transportaba 2.7 kilos de cocaína. El juez de Santa Tecla que conoció el caso consideró modificar el delito a posesión de droga sin fines de tráfico (considerado leve), por lo que le impuso una pena de tres años de trabajo de utilidad pública.

Los investigadores antinarcotráfico estiman que Asmel y José Adán han estado operando todos estos años en la misma línea que “el Barney”, quien está acusado de liderar a una de las primeras estructuras de la Mara Salvatrucha que se involucró en el narcotráfico con alianzas en la región.

“El Barney” está prófugo desde 2015 por el delito de tráfico ilícito de drogas. Estaba siendo procesado en libertad hasta que dejó de presentarse a firmar al Tribunal Quinto de Sentencia.

“No sabemos dónde puede estar ‘el Barney’, es probable que esté en el extranjero; pero lo que sí nos queda claro con la captura de su papá y su hermano es que sigue estando activo en el trasiego de droga en la región. Sus parientes han estado utilizando la misma línea de trabajo”, dijo uno de los investigadores encargados del caso.

Asmel se declaró inocente ayer ante los medios de comunicación. “Yo me dedico a la agricultura, al café. Iba para la iglesia cuando me agarraron, no me han encontrado nada”, aseguró.

Los Bercián, según las autoridades, estaban a cargo de una de las tres estructuras dedicadas a introducir cocaína al país para después distribuirla como narcomenudeo en el Área Metropolitana de San Salvador.

La segunda célula de narcos, de acuerdo con información de la Fiscalía General de la República (FGR), era liderada por Luis Alexánder Cruz Magaña, alias “el Rafa”, a quien le encontraron altares dedicados a la santería con imágenes de la santa muerte.

“Anoche (domingo) nos sorprendió porque había salones dedicados a la santería, a la santa muerte; aunque para nosotros es un elemento colateral, reafirma que esta gente tiene esa creencia como algunos narcos en México o Guatemala”, dijo Douglas Meléndez, fiscal general.

El cabecilla de la tercera estructura, según las autoridades, es Roberto Carlos Portillo Maltés, alias “el Pelón”.

Las autoridades dicen que la investigación de las tres células, que operaban de forma independiente pero con nexos entre sí, inició hace dos años cuando fueron alertados de que “el Pelón” estaba al frente de una red de distribución de cocaína y que operaba en dos sedes: una en la colonia Buenos Aires de San Salvador y la otra en el mercado San Miguelito.

Según la investigación, “el Pelón” tenía apoyo de proveedores y colaboradores, entre ellos su compañera de vida Maritza Liseth Sandoval Sánchez, y hasta agentes policiales que le informaban sobre posibles operativos (leer nota aparte).

El fiscal general dijo ayer que a partir de esa información autorizaron indagar con agentes encubiertos y escuchas telefónicas. Lo que les arrojó el nexo entre las tres estructuras para incluso compartir droga cuando una de ellas “presentaba escasez”.

A las tres células les han decomisado 4 kilos de cocaína y 4 kilos de marihuana en los dos años que ha durado la investigación, según la DAN.

En el operativo de captura, entre sábado y domingo, los investigadores incautaron 23 vehículos, armas de fuego, $32,000 en efectivo, dos cajas fuertes y siete cheques que suman $98,372.

Las autoridades también informaron que entre los detenidos figuran Bernardo Adalid Magaña, exdirigente del equipo de fútbol Once Municipal, y Jorge David Ávalos, excandidato a alcalde de Jicalapa, en La Libertad.

Lee también

Comentarios