Pareja de doctora fallecida será procesado por feminicidio

La Policía lo capturó por el delito de fraude procesal, pues luego de dejar a la mujer en emergencia del Seguro Social regresó a la vivienda a tratar de borrar las evidencias y alteró la escena.
Enlace copiado
Pareja de doctora fallecida será procesado por feminicidio

Pareja de doctora fallecida será procesado por feminicidio

Enlace copiado

Denys Edenilson Suárez, de 35 años, será acusado en las próximas horas por la Fiscalía General de la República (FGR) del delito de feminicidio agravado, debido a la muerte de su pareja sentimental, Rosa María Bonilla Vega, de 45 años; quien era doctora, colaboradora técnica y referente de componente materno de la región occidental del Ministerio de Salud (MINSAL).

“El piso de la vivienda fue lavado. Se encontró sangre en varios lugares. La víctima había sido cambiada de ropa”. 
Napoleón Ayala, vocero de turno de la PNC

Bonilla Vega falleció el martes pasado por la mañana en el hospital regional del Instituto Salvadoreños de Seguro Social (ISSS) de Santa Ana, adonde fue llevada de emergencia por Suárez. Tenía múltiples golpes en rostro, cabeza y cuello, además de estar inconsciente cuando fue atendida en el centro asistencial, según detalla el parte médico.

Muy querida. Amigos de Rosa María Bonilla Vega expresaron ayer que amigos y vecinos en Santa Ana y otros departamentos le tenían un gran aprecio por su forma de ser.

Al ser cuestionado por el personal médico, Suárez indicó que su pareja había sufrido un accidente en su vivienda, ubicada en la residencial Bariloche, cerca del bulevar Nicolás Salume, de la ciudad de Santa Ana, donde se habría caído de las escaleras del segundo piso. Sin embargo, dudaron de esta versión y aseguraron que los golpes no correspondían a una caída como la descrita por el hombre.

La profesional, quien también laboraba en el ISSS, murió mientras recibía atención debido a las graves lesiones que tenía. Deja un hijo en orfandad producto de su primer matrimonio.

“Todo apunta a que estamos frente a un caso de feminicidio... Esperamos que esto no quede impune”. 
Violeta Menjívar, ministra de Salud

El jefe de la Delegación de la Policía Nacional Civil (PNC) de Santa Ana, Hugo Bonilla, confirmó ayer que el individuo fue capturado en un primer momento por el delito de fraude procesal, mientras la Fiscalía giraba la orden de detención por feminicidio.

Según Bonilla, existen suficientes evidencias para determinar que la profesional fue vapuleada por su pareja y que no sufrió una caída, tal como lo afirma el ahora detenido, con quien Bonilla Vega vivía en unión libre desde hace unos dos años.

Su versión. Denys Edenilson Suárez llevó a su pareja herida a emergencias del ISSS en Santa Ana, y afirmó que se había caído.

La jefatura policial agregó que se están realizando las investigaciones del caso para determinar si ya había antecedentes de violencia intrafamiliar en la pareja, o si la profesional ya había sido víctima de violencia por parte de Suárez.

De hecho, Napoleón Ayala, vocero de turno de la PNC, informó ayer que las “investigaciones orientan a pensar que la muerte de esta doctora posee diferentes características que hacen sospechosa su muerte. Cuando se verifica en la vivienda se encuentran evidencias que hacen sospechar a la Policía y a la Fiscalía. Algunas cosas puntuales que generan las sospechas son que el piso de la vivienda fue lavado. También se encontró sangre en varios lugares. También se pudo observar que la víctima había sido cambiada de ropa”.

“Mi prima Rosa María Bonilla ha sido víctima de esta violencia, le quitaron la vida utilizando tortura física”. 
Mirella Vega, en Facebook

Según Ayala, “los forenses confirmaron que en el cuello y en el rostro había laceraciones, que hacen pensar que no murió después de caer en unas gradas, como se manejó el hecho inicialmente, sino que previo a su muerte pudo haber violencia”.

Condenan muerte

Una vez conocido públicamente el caso, la indignación de muchos no se hizo esperar, manifestada en comentarios como “maldito cobarde”, en referencia a Suárez, o “nuevamente sucede un tipo de muerte (como esta), lamentable, esperemos que la justicia se le aplique con todo su peso a este man (hombre) que la verdad no se logra ver muy alentado”.

Le puso negocio. Suárez tenía un local en el que vendía jugos y aperitivos. Se conoció que fue su pareja sentimental la que le ayudó a instalarlo en Santa Ana.

En su perfil de Facebook, Mirella Vega escribió: “Mi prima Rosa María Gigia Bonilla Vega ha sido víctima de esta violencia, le quitaron la vida utilizando tortura física. Ahora también mi familia debe sobrellevar con mucho dolor en el alma y corazón las consecuencias de esa violencia”.

Vega instó: “A todas las personas que están viviendo violencia por parte de sus parejas a que denuncien a las autoridades, acudan a sus familiares, no guarden silencio”.

También la ministra de Salud, Violeta Menjívar, en el sitio de la institución de la misma red social expresó su condena. “Como Ministerio de Salud elevamos nuestra voz de protesta, de indignación y de exigencia a las autoridades respectivas para que investiguen este caso que es absolutamente condenable”, escribió.

Lee también

Comentarios

Newsletter