Lo más visto

El Salvador Lo más leído

Velan a pareja de jóvenes hallados sin vida en Ahuachapán. Las familias sin pistas de los motivos

Ambos cadáveres fueron encontrados en un predio baldío, al pie de un árbol, en el  caserío San José, del Cantón las Pozas, jurisdicción de San Lorenzo, Ahuachapán, la noche del miércoles 13 de enero.

Enlace copiado
Velan a pareja de jóvenes hallados sin vida en Ahuachapán.  Las familias sin pistas de los motivos

Velan a pareja de jóvenes hallados sin vida en Ahuachapán. Las familias sin pistas de los motivos

Enlace copiado

Mientras se tocaba la parte izquierda del pecho exclamaba: “Me duele aquí, y no sé porqué”, era el lamento repetido una y otra vez de una madre sumida en el dolor y la tristeza, luego de haber perdido a su hija menor, “era mi princesa, tan felices que éramos los cuatro”, decía llorando, haciendo referencia a los cuatro miembros de la familia, padre, madre, una hija mayor y Kenia Lisbeth Ruiz Lima, de 17 años, quien  fue encontrada sin vida junto a su novio, Nilson Everaldo Silva Ramírez, de 19 años, la noche del miércoles, en un cantón de San Lorenzo. 

Por su parte, la madre de Nilson dijo que no hay palabra ni consuelo para aliviar el dolor que sentía al haber perdido a su único hijo varón. Su familia estaba conformada por cinco integrantes, madre, padre, dos hijas: una ya está acompañada, y la otra está estudiando en una universidad; y Nilson el hijo menor.

Las dos familias dolientes aún no salen de su asombro al haber perdido a sus seres queridos, dos jóvenes que se amaban, a quienes describen como tranquilos, inteligentes y que tenían una vida por delante, sus padres continúan buscando respuestas del porqué decidieron poner punto final a sus vidas, pues no hay indicios de que haya habido mano criminal en el hecho, según las pruebas de la Policía Nacional Civil (PNC). 

El padre de Nilson, Pedro Armando Silva, aseguró que los jóvenes mantenían una relación sentimental desde hace un año y tres meses, y que contaba con el consentimiento de ambas familias, desvirtuando los rumores de que andaban a escondidas. Añadió que los jóvenes siempre acataron las indicaciones para llevar una relación sana y cuando se frecuentaban siempre era con el permiso de los padres de familia. 

“Nosotros fuimos a apoyarlo el día que fue a pedir permiso por la muchacha (Lisbeth) y sus padres también aceptaron el noviazgo. Eran bien allegados a mi hijo, la mamá de ella (Lisbeth) lo venía a traer para que salieran a comer. Nosotros no lo dejábamos ir donde ella por los problemas delincuenciales en el sector, y por temor a que le pasara algo malo”, recordó el adolorido padre. 

Pareja decide acabar con sus vidas, familiares desconocen las razones./Fotografía: Marielos Román.

Sin embargo, a pesar de todo el apoyo y cuidados para los jóvenes, ellos optaron por despedirse de este mundo. Como si se tratara de un ritual de amor, Nilson y Lisbeth probablemente habían planificado el día de su muerte, pues todos los relatos apuntan que al tomar la decisión de irse a la parte más alta del cantón las Pozas en San Lorenzo, era para ya no volver.

El padre de Nilson, aseguró que su hijo nunca salía sin permiso de su casa, ubicada en el municipio de Atiquizaya, incluso hasta cuando iba a salir con su novia Lisbeth, sin embargo, el día de los hechos, se escapó. 

Pareja decide acabar con sus vidas, familiares desconocen las razones./Fotografía: Marielos Román.

“Él salió sin permiso, y alguien nos vino a decir que Nilson iba en una bicicleta con una muchacha, y nos dio las características de la novia, me confié, sin embargo, mi esposa me alertó que salió de escondidas, desde ahí comenzó la búsqueda y nuestra angustia, hasta que llegaron las desgarradoras noticias” narró. 

Pareja decide acabar con sus vidas, familiares desconocen las razones./Fotografía: Marielos Román.

Por su parte, la familia de Lisbeth, fue alertada por una carta de despedida que ella escribió para sus seres queridos, en donde les decía que “siempre los iba a cuidar desde el cielo, y que los amaba mucho”, expresó Luis Alfredo Ruiz Aguilar, padre de la joven, sin dar más detalles del contenido del mensaje. 

Luego de realizar el trayecto de Atiquizaya a San Lorenzo, los jóvenes dejaron abandonada la bicicleta en casa de la abuela de Lisbeth, madre de Luis Alfredo Ruiz Aguilar, sin embargo no se dieron a ver con la señora. Luego, recorrieron unos seis kilómetros hasta internarse a un predio de cultivo de maíz y cañales, ahí al pie de un árbol, ambos se sentaron viendo hacia el sur, explicó Aguilar.

“Caminaron un trayecto bastante largo, en horas inadecuadas. Por las características de la escena descartaría que hubo mano criminal”, añadió Silva.

Pareja decide acabar con sus vidas, familiares desconocen las razones./Fotografía: Marielos Román.

En cuanto al arma con el que cometieron el homicidio y suicidio, ambos padres aseguraron desconocer su procedencia, y que no son las de ellos, haciendo referencia a las que usan en su trabajo en la corporación de la PNC. 

Las hipótesis que algunos agentes de la PNC manejaban, la posibilidad de que Lisbeth estuviera embarazada y ese fuera el móvil de acabar con sus vidas, el padre de la joven lo descartó reiteradamente, y aseguró que ya tenían el informe de medicina legal, en donde estaba el dictamen. 

Por su parte Silva, el papá de Nilson dijo que ellos nunca se enteraron sobre un posible embarazo, “de haber sido así le hubiéramos buscado una solución al caso, había que apoyarlos”, enfatizó. 

Ambos padres aseguran que nunca vieron a sus hijos en estado depresivo, o con indicios de llevar a cabo un suicidio, Aguilar dijo que Lisbeth no había estado comiendo igual, pero no fue una señal suficiente para captar lo que prentendian llevar a cabo.  

“Eso es lo raro, nunca nos dio una pista, yo vengo de conocer personal de la PNC, cuando está con depresión, he visto compañeros cuando se han suicidado, hemos rescatado personal que se ha intentado suicidar, y con mi hijo fue la excepción, no me dio ninguna pista para poderlo identificar”, dijo por su parte Silva. 

Pareja decide acabar con sus vidas, familiares desconocen las razones./Fotografía: Marielos Román.

Lisbeth era una alumna muy aplicada, su padre recuerda que salió con excelentes calificaciones del centro escolar donde estudiaba, y que salió muy bien en la prueba avanzo, ya tenía planes para comenzar la universidad. 

En cuanto a Nilson, estaba cursando un técnico en ingeniería eléctrica, pero su padre asegura que ya no pudo continuar sus estudios debido a la pandemia, sin embargo para este año le externó sus deseos de buscar un trabajo. 

Pedro Armando Silva Castro, y Luis Alfredo Ruiz Aguilar, son compañeros de trabajo y ambos residen en Atiquizaya, y aseguran que no habrá rencias o enemistad entre las dos familias. 

“Las dos familias hemos perdido a un ser querido, los dos estamos dolidos, independientemente las causas, como haya sido, o las situaciones que los hayan llevado a cometer esa situación, no tenemos porqué sentir rencor con la otra familia” expresó Silva. 

Los cuerpos de de Nilson y Lisbeth fueron velados, por separado, el joven en su casa de habitación y el de la joven en una funeraria, en Atiquizaya, lugar de donde ambos eran originarios. 

“Había un deseo de velarlos juntos, pero la comunidad me pidió que lo velaramos aquí en la colonia, por ser un joven muy querido por todos los vecinos, muy bien portado y tranquilo” dijo el padre de Nilson. 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines