Paro de buses en protesta por ataque

Fueron cuatro las rutas del transporte colectivo que no brindaron el servicio en la zona norte de San Miguel.
Enlace copiado
Temor.  Los empleados del transporte colectivo en San Miguel temen que los últimos hechos sean parte de una escalada de violencia contra ellos. Además del tiroteo del microbús, el lunes también se registró el homicidio de un motorista de un bus de la ruta 5.

Temor. Los empleados del transporte colectivo en San Miguel temen que los últimos hechos sean parte de una escalada de violencia contra ellos. Además del tiroteo del microbús, el lunes también se registró el homicidio de un motorista de un bus de la ruta 5.

Paro de buses en protesta por ataque

Paro de buses en protesta por ataque

Enlace copiado
Los empleados de cuatro rutas de buses de transporte colectivo que hacen su recorrido entre la ciudad de San Miguel y los municipios de la zona norte del departamento realizaron ayer un paro de labores, luego de que el lunes en la tarde se registró un tiroteo a un microbús la ruta 316, en el cual resultaron cinco personas heridas.

La policía confirmó que las rutas que no prestaron el servicio fueron: 317, que hace su recorrido entre el municipio de Carolina y la ciudad de San Miguel; 316, que de Ciudad Barrios viaja hasta la cabecera; 26, que hace su recorrido de Guatajiagua (Morazán) hasta la ciudad de San Miguel; y 318, que de Sesori recorre hasta San Miguel.

“Solo dos buses han pasado por esta ciudad (Chapeltique) y pasaron a las 6 de la mañana, fueron dos de la ruta 318 que venían de Sesori para San Miguel, de ahí no ha pasado nada, es un paro de buses casi al 98%, por esas dos unidades no establecemos que sea al 100%”, dijo un agente policial destacado en el puesto policial de la ciudad de Chapeltique.

El agente policial aseguró desconocer el motivo del paro de buses, pero no descartó que sea una medida de presión o de miedo por parte de los motoristas y cobradores de los autobuses de la zona norte, por el ataque armado del que fue objeto el microbús de la ruta 316.

“Ningún trabajador o empresario ha dicho por qué es que no prestaron servicio, puede ser como medida de presión para la policía o es que tienen miedo a que pase otro hecho similar que el de ayer (lunes), nosotros desconocemos el porqué de la acción, no se ha recibido ninguna denuncia al respecto”, aseguró el policía.

Afectados

Los más afectados con la suspensión del servicio fueron los habitantes de la zona norte.

“Ya tengo como tres horas esperando un bus para Ciudad Barrios, lo malo es que dicen que están en paro y hasta ahorita viene un camión que dice que va para Barrios, esto está fregado porque ningún bus que va para arriba está trabajando, no ve que ningún bus hay en meta pues”, expresó Marta Argueta, quien desde las 6 de la mañana esperó sin resultados en la terminal de San Miguel un bus de la ruta 316.

La población que logró transportarse lo hizo gracias al servicio que brindaron propietarios de pick up y pequeños camiones. Sin embargo, la población resintió que les cobraran un poco más de lo establecido.

“Unos están cobrando más de lo normal, por ejemplo los que van de San Miguel a Barrios unos cobran $2 y otros $1.50 y los buses cobran $1; para Sesori están cobrando $2.25 o $2.50; estamos mal porque cuesta que pasen los camiones y nos cobran más caro”, dijo Carla Martínez, una de miles de afectados con la suspensión del servicio de transporte público.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter