Particulares y colegios privados denuncian alzas

Usuarios se quejan de incremento en tarifas y servicio irregular. ACPES lamenta situación en todo el país y no pueden actuar.
Enlace copiado
Inevitable.  En una casa de la colonia Buenos Aires, en San Jacinto, donde solo habitan cuatro personas y el consumo ha sido el mismo, el incremento les ha tomado por sorpresa.

Inevitable. En una casa de la colonia Buenos Aires, en San Jacinto, donde solo habitan cuatro personas y el consumo ha sido el mismo, el incremento les ha tomado por sorpresa.

Hacia arriba.  El incremento ha sido evidente en un lugar donde solo se mantienen tres personas: pasó a ser el doble. El consumo se ha mantenido en ese almacén que se encuentra en el centro de San Salvador. Mientras inspeccionan, la gente debe de pagar porque si no les cortan el servicio.

Hacia arriba. El incremento ha sido evidente en un lugar donde solo se mantienen tres personas: pasó a ser el doble. El consumo se ha mantenido en ese almacén que se encuentra en el centro de San Salvador. Mientras inspeccionan, la gente debe de pagar porque si no les cortan el servicio.

Particulares y colegios privados denuncian alzas

Particulares y colegios privados denuncian alzas

Enlace copiado
La población ha resentido el impacto del incremento a las tarifas por el servicio de agua potable, por parte de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA); a ellos se suma un sector importante: los centros educativos particulares. La Asociación de Colegios Privados de El Salvador (ACPES) ha registrado incrementos en algunas instituciones que han llegado a 200 % y 300 % en sus facturas de agua.

LA PRENSA GRÁFICA realizó un recorrido por algunas agencias de ANDA para conocer de primera mano casos de personas que habían tenido incremento en sus tarifas, así como el servicio que reciben. Natalia Zometa acudió con su madre ayer por la mañana a pagar el recibo del mes. “Pasó de salirnos de entre $8 a $10, hasta los $18.36... Del mes pasado para acá se ha disparado”, lamentó la joven que reside en la colonia Buenos Aires, de San Jacinto.

En su hogar habitan cuatro personas, de las cuales solo una se mantiene en ella todo el día, por lo que el alza les ha sorprendido, ya que el consumo se ha mantenido siempre en la casa.

María Esquivel, quien reside en el barrio Lourdes explicó que ella no ha sufrido un gran incremento (antes pagaba lo máximo $2.29), pero ya desde noviembre ronda los $5.00; sin embargo, su vecina, Pilar López, sí.

“A ella le ha salido $104 y pagaba $29. El año pasado le llegó otro de $90... A varios vecinos también les ha incrementado. Ella le ha pedido a ANDA que vayan a inspeccionar su contador”, comentó Esquivel.

Mientras que Elsa Zaldaña tuvo que llegar a pagar ayer un recibo de $60 del pequeño almacén El Monte Blanco, cerca del parque Libertad (donde guardan productos y laboran tres personas).

“Antes se pagaban $33 y en diciembre pasó a ser el doble. De enero a agosto se pagaban $23; de septiembre a noviembre incrementó a $33 y en diciembre que ya llegó de $60... Es mucho porque solo pasamos tres personas ahí”.

Impacto

El incremento no solo ha afectado a las personas particulares. El presidente de la ACPES, Javier Hernández, confirmó que luego de un monitoreo que hicieron, todos los colegios privados del país han tenido incrementos en sus recibos del agua.

“Hemos tenido casos extremos, insignias, donde se ha tenido el aumento de 200 % y hasta 300 % de lo que se pagaba anteriormente; incluso, cuando hemos tenido que ir a ANDA hemos llegado con pruebas, fotografías del medidor y aún así nos dicen que tenemos que poner en reclamo el caso para que resuelvan. Mientras tanto, en muchos centros educativos hemos tenido que operar con cisternas o tanques de agua y darles el tratamiento respectivo para que sea consumible en los colegios”, detalló Hernández.

ACPES lamentó que los colegios privados tienen congeladas sus colegiaturas y matrículas; pero pese a que el agua potable sufre un incremento, este no puede ser traslado a la colegiatura o la matrícula en el colegio, sino que tiene que ser asumible por la empresa educativa.

“Llamaríamos a que el Estado vea al sector educativo con ojos de desarrollo y superación, en el sentido de que servicios como estos sean brindados al sector educativo de una forma cómoda y simbólica”, enfatizó el presidente de ACPES.

Debates y protestas

La iniciativa de la diputada de ARENA Martha Évelyn Batres, de aprobar un decreto transitorio con la finalidad de que se congelen por seis meses las tarifas del servicio de agua, generó un debate entre los legisladores durante la sesión plenaria de la semana pasada.

Coincidentemente habitantes de varias comunidades de Apopa bloquearon el kilómetro 12 de la carretera Troncal del Norte por la falta de agua: a las casas de la lotificación El Río y la comunidad María Antonieta no les llega el suministro de agua, pero los recibos llegan puntualmente y con costos extremadamente elevados.

La misma historia que en Apopa se repitió en Santa Ana: habitantes de una urbanización de San Sebastián Salitrillo cerraron dos carriles de ida de la carretera que de Santa Ana conduce a Chalchuapa, en el kilómetro 75, en protesta por cobros irregulares en el servicio de agua potable. La queja permanente de las comunidades está enfocada en que el servicio es mínimo, a veces hasta nulo y los cobros son permanentes.

La semana anterior los habitantes de la urbanización Nuevo Lourdes, en el municipio de Colón, La Libertad, cuestionaron el cobro de $1.47 a favor de ANDA en recibo, pues alegaban que ellos tenían un servicio privado que no compete a la autónoma.

Tags:

  • ANDA
  • recibos
  • cobros
  • tarifas

Lee también

Comentarios

Newsletter