Lo más visto

Pasan de huertos familiares a tener comunitarios

Proceso de aprendizaje ha motivado a la comunidad educativa del centro escolar en municipio vecino.
Enlace copiado
Producción. Las primeras producciones fueron buenas, pues cosecharon alrededor de 2,500 pepinos, 400 libras de chile verde y 250 libras de ejote.

Producción. Las primeras producciones fueron buenas, pues cosecharon alrededor de 2,500 pepinos, 400 libras de chile verde y 250 libras de ejote.

Enlace copiado

Un grupo de productores y alumnos del cantón Taquillo, del municipio de Chiltiupán, en La Libertad, está apostándole al cultivo de hortalizas a través del huerto comunitario que han establecido en un área de 800 metros cuadrados.

Son siete adultos que desde inicios de este año optaron por cambiar sus huertos familiares por huertos comunitarios, además de incluir en el grupo a seis estudiantes con el propósito de motivarlos e integrarlos en el grupo productivo para el establecimiento, manejo y la producción de hortalizas (tomate, chile verde, pepino, ejote, rábano y chipilín).

Para ello cuentan con la asistencia técnica del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal Enrique Álvarez Córdova (CENTA), a través de la agencia del puerto de La Libertad.

Álvaro Alas es el técnico responsable de transferirles las nuevas tecnologías del manejo de las hortalizas, entre las que destacan el escalonamiento de los cultivos y el tutorado, así como tecnologías amigables con el medio ambiente, como la no quema, el carrileo de rastrojos, la recolección de microorganismos de montaña y elaboración de microorganismos líquidos para usarlos como abonos en el cultivo de hortalizas, todo con el objetivo de mejorar las producciones.

“Es satisfactorio el trabajo que los productores están desarrollando en estas tierras que solo eran espinas. La ventaja de esta nueva experiencia es que los productores y estudiantes están aprendiendo nuevas técnicas de producción y están consumiendo hortalizas sanas”, dijo Alas.

Agregó que con la producción de hortalizas también se están beneficiando otras personas del cantón, quienes se encargan de comprar y vender el producto. “La idea es que toda la población tenga otros medios de subsistencia, que ya no sean solo los granos básicos, y que los estudiantes también aprendan a producir hortalizas”, señaló.

María Elizabeth Guardado forma parte de los líderes del grupo emprendedor, y está muy contenta con el trabajo que están desarrollando en el huerto comunitario. “Tenía cuatro años de estar con el huerto familiar, y con el comunitario tenemos unos seis meses. Es una satisfacción estar trabajando en la comunidad, con los jóvenes. Hemos cosechado tomate, chile verde, pepino, ejote y chipilín”, contó.

Lee también

Comentarios