Lo más visto

Pastor evangélico usurpa propiedades privada y estatal en Sonsonate

Sin el debido permiso derribó lindero que delimitaba una finca de los derechos de vía de la carretera en vía Los Naranjos, Sonsonate. La Fiscalía ha solicitado información al CNR para iniciar con la investigación.
Enlace copiado
Pastor evangélico usurpa propiedades privada y estatal en Sonsonate

Pastor evangélico usurpa propiedades privada y estatal en Sonsonate

Enlace copiado
 

La construcción de un templo por parte del pastor evangélico Mario Ernesto Torres está invadiendo una propiedad privada y los derechos de vía estatal en el kilómetro 82.5 de la carretera que desde Sonsonate va a Santa Ana, específicamente en el caserío Samaria, del cantón Los Naranjos, en el municipio de Juayúa.

Torres ha sido denunciado penalmente en la Fiscalía General de la República (FGR) de Sonsonate por el abogado José Arístides Perla Bautista, apoderado de la Sociedad Cerro Neblina S. A. de C. V., propietaria del terreno usurpado por Torres y su congregación para levantar un local de reunión religiosa.

A Torres se le señala por el delito de remoción o alteración de linderos; en denuncia con fecha 8 de marzo de 2018 se solicita orden de detención administrativa contra el pastor, a quien de antemano se le advirtió sobre la ilegalidad en que incurría, a lo que hizo caso omiso y prosiguió con el proyecto.

El pastor dirige la iglesia denominada “Dios de la profecía, la hermosa Jerusalem”, que se encuentra en el caserío Samaria del cantón Los Naranjos, y comenzó a levantar el templo en un área de aproximadamente 4.5 metros de ancho por 12.9 metros de largo. Los constructores contratados por el pastor pusieron los cimientos de paredes de block y columnas anchas, como para un edificio de dos y hasta tres niveles, quitando un cerco o lindero que delimitaba la propiedad privada de la vía pública.

La demanda en contra de Torres fue interpuesta en la FGR de Sonsonate el 9 de marzo, caso que ya está siendo investigado por el ministerio público.

Según el dirigente religioso, comenzaron a construir el templo en 2017, cuando una persona que se había apropiado del terreno estatal a orilla de la carretera le ofreció vendérselo en $200, transacción que se hizo de palabra.

En el resto del derecho de vía hay familias habitando en casas semiformales, y como ellas Torres afirma que cuenta con un respaldo legal que le da derecho de usurpar la propiedad estatal. Este supuesto respaldo consiste en hojas de papel que contendrían el aval del Gobierno para que ocupe el derecho de vía, pero su contenido no es legible pues está borroso.

Al consultar con el Ministerio de Obras Públicas sobre el caso, específicamente sobre el uso ilegal del derecho de vía, la consulta fue referida al Fondo de Conservación Vial (FOVIAL), pues es este el que tiene bajo su responsabilidad el tramo usurpado. Sin embargo, a través de su Departamento de Comunicación este último informó desconocer el caso y que solicitarían la información correspondiente, añadiendo que “de ser cierto que el derecho de vía ha sido tomado por la construcción el responsable incurriría en aspectos legales que deben ser resueltos por los abogados de FOVIAL”.

Además de solicitar la información, que incluso incluiría una inspección, el fondo también pondrá en aviso a sus asesores legales, para que tomen cartas en el asunto. La institución se comprometió a enviar la información solicitada cuando la tuviera.

De acuerdo con la FGR, la denuncia interpuesta en su sede en Sonsonate está en proceso y como parte del inicio de la investigación ya se solicitó al Centro Nacional de Registros (CNR) la matrícula del inmueble privado para confirmar cuál es la parte del terreno de la Sociedad Cerro Neblina que ha sido usurpada.

Una vez que el CNR certifique la información solicitada por el ministerio público se enviará a un perito para verificar si existe el delito denunciado.

“Ya pedimos al CNR la matrícula del inmueble para determinar si hay delito o no, una vez tengamos el reporte vamos a enviar a un perito para que haga una inspección en el lugar y resolver el caso”, puntualizó el fiscal de Sonsonate.

Mientras el caso avanza el pastor dice reconocer que se “excedió” al usurpar “unos centímetros del cerco de la propiedad privada para levantar la pared”. También acepta que la construcción está en pleno derecho de vía, que pertenece al Estado y no puede ser ocupado.

“Pido disculpas por haber tomado centímetros de la propiedad privada, hemos parado la construcción y si las autoridades determinan que no se siga, pues no se sigue, lo que nosotros buscamos es un lugar para alabar a Dios”, dijo Torres.

De hecho, se verificó en el lugar que la obra está detenida, pero el daño está hecho, pues el lugar que servía de acceso amplio a la finca fue bloqueado y solo se ha dejado un paso de menos de 1 metros de ancho (ver nota secundaria). El mandador del terreno privado ya le había señalado a Torres su abuso, y aun así la obra continuó.

Lee también

Comentarios