Lo más visto

Patrulla dañada en emboscada con explosivo

Bomba artesanal se encontraba en una motocicleta abandonada en el camino que lleva al lugar de supuesta emergencia en Coatepeque.
Enlace copiado
El jefe policial dijo que los atacantes son alcohólicos consuetudinarios, a los que recién se les había unido la mujer.

El jefe policial dijo que los atacantes son alcohólicos consuetudinarios, a los que recién se les había unido la mujer.

Enlace copiado

Una denuncia recibida en el Sistema de Emergencias 911 sobre un hombre en estado de ebriedad que había golpeado a su compañera de vida puso en alerta a la Policía Nacional Civil (PNC), que desplegó a tres miembros en un carropatrulla hacia una vivienda de la lotificación Las Canoas, en Coatepeque, Santa Ana.

Ya dentro de la lotificación, al cruzar una calle vecinal, los agentes encontraron una motocicleta abandonada en la calle, la cual tenía un explosivo casero que detonó cuando la patrulla se estacionó. Parte de la carrocería de la patrulla policial, un vehículo tipo pick up, quedó dañada por las esquirlas que lanzó el aparato explosivo, un tubo de metal galvanizado que estaba en el asiento de la motocicleta abandonada, según la Policía Nacional Civil.

Sobre la llamada de emergencia que recibió la policía, se sabe que se trató de una falsa alarma para mover a los agentes y que fueran emboscados por integrantes de grupos terroristas que habían preparado el atentado explosivo, en el que ningún agente resultó lesionado.

El jefe de la delegación policial de Santa Ana, Hugo Bonilla, explicó que las primeras investigaciones indican que se trató de un caso similar al ocurrido hace unas semanas en el municipio de Soyapango, San Salvador, generado por integrantes del mismo grupo terrorista que tiene presencia en Coatepeque.

“Entra el patrulla nuestro con tres efectivos policiales y en un cruce estaba una motocicleta abandonada. Cuando la ven se detiene el patrulla y explota el artefacto; afortunadamente todas las esquirlas impactan en la parte final de la puerta trasera y donde inicia la cama del pick up, a una altura en la que no ocasionó ningún daño a los policías que iban en la patrulla”, explicó el oficial.

Las primeras investigaciones sobre este atentado, dijo el jefe policial, apuntan a que el artefacto explosivo, fabricado en un tubo de lámina galvanizada, fue activado mediante un teléfono celular que fue encontrado destruido entre los restos de la motocicleta, la cual tenía reporte de robo.

Lee también

Comentarios