Lo más visto

Más de El Salvador

Payés contrató a exfuncionarios imputados en el caso de la tregua

Cuatro exempleados de Centros Penales, ahora procesados por ilícitos durante la tregua, fueron dados de alta en el Ejército.
Enlace copiado
Payés contrató a exfuncionarios imputados en el caso de la tregua

Payés contrató a exfuncionarios imputados en el caso de la tregua

Payés contrató a exfuncionarios imputados en el caso de la tregua

Payés contrató a exfuncionarios imputados en el caso de la tregua

Enlace copiado
David Munguía Payés, ministro de la Defensa Nacional, confirmó ayer que a su regreso al Ministerio de la Defensa en 2013 –luego de que la Sala de lo Constitucional invalidó su nombramiento en el Ministerio de Seguridad– empleó a exfuncionarios de la Dirección de Centros Penales que ejercieron durante la tregua entre pandillas y que están siendo procesados por ilícitos durante su gestión.

La acusación presentada por la Fiscalía General de la República (FGR) en mayo pasado en contra de 17 funcionarios acusados de participar en ilícitos apuntó a Payés como principal gestor de los actos cuestionados.

“ Yo no los mandé. Ellos fueron a solicitar empleo y les hicieron una evaluación como se la hacen a cualquier empleado, y no sé quiénes de ellos en realidad quedaron empleados”, afirmó el titular.

Cuatro funcionarios de la Dirección de Centros Penales fueron destituidos en diciembre de 2013 durante la administración de Ricardo Perdomo, quien llegó a relevar a Munguía en el Ministerio de Justicia y Seguridad.

Según fuentes de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES), Munguía Payés ordenó que desde el 1.º de marzo de 2014 se les diera de alta a los cuatro funcionarios que habían sido destituidos de Penales y que ahora están siendo procesados e investigados en libertad por presuntamente haber cometido ilícitos durante la tregua entre pandillas, tales como el presunto manejo fraudulento del dinero proveniente de las tiendas penitenciarias.

Los funcionarios a los que la FAES dio empleo son los siguientes: el ex inspector general de Centros Penales, Anílber Eduviges Rodríguez, quien inició su trabajo en el Comando de Fuerzas Especiales; el exdirector del Centro Penal de Cojutepeque, Rigoberto Palacios Carrillo, quien se dio de alta en el Estado Mayor General de la FAES; el exdirector del penal de Izalco, José Adrián Abarca Molina, quien fue contratado en el Comando de Ingenieros de la Fuerza Armada; y el exdirector del Centro Penal de Ciudad Barrios, Félix Antonio Ruiz Soto, quien fue dado de alta en la Dirección General de Reclutamiento y Reserva del Ejército.

“No estoy seguro. Eso no lo manejo yo personalmente, lo maneja la sección de personal. Pero sé que algunos de ellos pidieron trabajo en la Fuerza Armada y se les dio”, aseguró Payés al ser cuestionado por la cantidad de empleos otorgados y el nombre de las personas favorecidas.

El apoderado legal de Payés, Manuel Chacón, fue quien ejerció la defensa técnica del ex inspector general de Centros Penales, Anílber Eduviges Rodríguez, quien se entregó voluntariamente a las autoridades luego de permanecer más de un mes prófugo.

Respaldo presidencial

Ayer, en el marco de la graduación de la 88 promoción de la Escuela Militar, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, felicitó a Payés por el manejo de la institución castrense. “Expreso mi reconocimiento al ministro de la Defensa, general David Munguía Payés, por su acertada conducción política y estratégica de la Fuerza Armada en este período tan difícil”, declaró el mandatario.

Fuentes internas de la FAES aseguraron que el pasado 19 de septiembre el inspector general de la Fuerza Armada, Luis Walter Ortiz Medina, durante una revisión del armamento resguardado bajo órdenes de tribunales en el cuartel San Carlos, notó el faltante de dos armas cortas, las cuales no fueron reportadas a las autoridades.

Según fuentes de la FAES, el extravío de las armas ocurrió en 2015, cuando Ortiz Medina todavía era comandante del excuartel San Carlos. Un informe de la FAES muestra que las armas extraviadas son un revólver, que estaba a la orden del Juzgado Décimo de Instrucción de San Salvador, y una pistola 9 milímetros, que estaba resguardada por orden del Juzgado Sexto de Instrucción de San Salvador.

El ministro de la Defensa dijo desconocer si en verdad existe ese faltante en las bodegas del excuartel San Carlos.

“Yo de eso no estoy enterado. Habría que preguntarle a él (Ortiz Medina). No hemos sido informados de eso. Si ese fenómeno se dio, no fuimos informados. Pero seguramente no se dio. Por eso no fuimos informados”. aseguró Munguía Payés.

LA PRENSA GRÁFICA publicó recientemente que la Policía Nacional Civil (PNC) tiene constancia de la denuncia e investiga el paradero de cuatro armas extraídas desde las bodegas de la FAES. Sin embargo, existen otras denuncias hechas por presuntos hurtos de armas en resguardo judicial que no aparecen como “activas” en el histórico de investigaciones de la PNC.

El titular explicó que ya se tienen “algunas pistas” para ubicar el fusil M-16 hurtado por un soldado el pasado 17 de noviembre de las instalaciones del Destacamento Militar número tres de La Unión. Presuntamente, el soldado infractor hurtó el arma y la entregó a un miembro de una pandilla bajo amenazas de que atacarían a su familia. El caso está en manos de la FGR y de la PNC.

Tags:

  • tregua
  • pandillas
  • penales
  • david munguia payes
  • ejercito

Lee también

Comentarios