Lo más visto

Persiste demanda por agua en algunas zonas

ANDA afirmó que las labores de reparación de la tubería finalizaron y que desde ayer comenzó el proceso de recuperación de los tanques y la red de distribución de agua potable.
Enlace copiado
Llenado. El plantel de la región metropolitana de ANDA es donde la mayoría de personas acuden a llenar barriles con agua.

Llenado. El plantel de la región metropolitana de ANDA es donde la mayoría de personas acuden a llenar barriles con agua.

Enlace copiado

Por cuarto día, la falta de servicio de agua potable hizo que muchas personas buscaran lugares para abastecerse del recurso, principalmente en el plantel de la región metropolitana de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), donde llenaban desde garrafones hasta camiones cisterna de hasta 30 metros cúbicos de capacidad.

La crisis por el desabastecimiento afecta a casi un millar de habitantes del Gran San Salvador, según los cálculos de ANDA; pero la situación ya afectaría a otros sectores de San Salvador. Unos empleados de un negocio en la alameda Roosevelt llegaron al plantel de ANDA en la 4.ª calle poniente para ver si podían llenar un recipiente con capacidad para 1,000 litros de agua. “Ya se acabó el agua de la cisterna”, expresó uno de ellos, quien dijo que hasta ayer tuvieron que acudir al plantel para llevar agua.

Empleados de la autónoma abastecían por orden de llegada a pick up que llevaban barriles de todos los tamaños, baldes, garrafas y hasta tanques. Incluso a las pipas de empresas de construcción que fueron asignadas para llevar agua a las comunidades y también a pipas de la Alcaldía de San Salvador.

“Hace como una hora ando por aquí, alguien me dijo que aquí estaban dando”, dijo Jaime Molina, quien llegó desde el sector de calle La Mascota, donde no tienen agua desde el martes y tampoco han llegado pipas de ANDA.

Hidrantes. Habitantes de diferentes sectores del AMSS se abastecían de agua de los hidrantes que funcionan en las colonias.

De la colonia Centroamérica y calle Gabriela Mistral también llegaron a abastecerse de agua en el plantel de ANDA. “Realmente sí, venimos de varios lados ya y todo está lleno y no hay agua. Lo que sucede es que no solo somos nosotros, ahí hay escuelas, hay colegios, hay kínder que no tienen nada de agua”, dijo Alejandro Melara, quien agregó que también se les agotó la reserva de agua que tenían en los tanques de la empresa donde labora.

Mientras los barriles y cisternas eran llenados en el portón, desde un pequeño agujero en la pared salía una manguera para llenar los recipientes más pequeños. Marisol Catalán llegó desde la colonia Miralvalle para llenar sus garrafas. “Aquí hemos estado viniendo”, expresó.

Paralelamente al llenado de las pipas, un inspector sanitario de ANDA verificaba la calidad que estaban suministrando, por medio de mediciones de la cantidad de clorado que tenían. Indicó que la norma establece de 0.3 miligramos (mg) por litro de agua hasta 1.1 mg en condiciones normales. Pero por el tiempo que tardan las pipas y las condiciones del ambiente el nivel varía y por eso se cambió el parámetro de 0.5 hasta 1.5 mg para garantizar que el agua es potabilizada y apta para el consumo. A las pipas les aplicaron un refuerzo de cloro.

El presidente de ANDA, Felipe Rivas, dijo que la reparación de la estructura metálica y la tubería que fueron dañadas se terminó el miércoles a las 10 de la noche y que comenzó la recuperación de la red de distribución ayer.

“Al final de la tarde y de la noche ya estaría el servicio habilitado en Santa Tecla. Muy probablemente el final de los puntos críticos de esta zona, las zonas altas, tengamos todavía que esperar un poco”, expresó Rivas.

Lee también

Comentarios