Persiste problema de saturación en unidad de salud

La clínica es la más grande de la ciudad y funciona como un anexo del hospital.
Enlace copiado
Servicios.  La Unidad Comunitaria de Salud Familiar especializada de San Miguel brinda una gran gama de atención médica en especialidades. En las noches y fines de semana se hace bajo la modalidad de FOSALUD.

Servicios. La Unidad Comunitaria de Salud Familiar especializada de San Miguel brinda una gran gama de atención médica en especialidades. En las noches y fines de semana se hace bajo la modalidad de FOSALUD.

Persiste problema de saturación en unidad de salud

Persiste problema de saturación en unidad de salud

Enlace copiado
La Unidad Comunitaria de Salud Familiar Especializada de San Miguel, ubicada en el centro de la ciudad, continúa presentando problemas de saturación de pacientes, ya que el local es demasiado pequeño para la cantidad de personas que se atienden diariamente.

Según denunciaron recientemente miembros del Sindicato de Trabajadores de Salud Pública y Asistencia Social (SITMPAS), la unidad no da abasto para atender a los usuarios que llegan remitidos desde las unidades comunitarias de la ciudad, y toda persona que requiere ser asistida y reside en la zona urbana del municipio migueleño.

“El establecimiento es muy pequeño. En dos ocasiones, nos han sacado para repararlo pero solo lo pintan. Ya queremos un edificio formal y digno para los pacientes y para nosotros”, dijo Estela Esperanza Argueta, miembro del sindicato, durante una protesta reciente.

Datos proporcionados por los sindicalistas indican que a diario se atienden alrededor de 300 pacientes que asisten a consulta general, emergencias, especialidades y programas de salud y prevención, que se desarrollan en la que es la unidad de salud más grande del municipio.

En la clínica se pudo constatar ayer que las salas de espera pasan siempre llenas y que las personas deben esperar un promedio de dos a cuatro horas para ser atendidas y despachadas con sus medicamentos, ya que en las consultas de emergencias se les da prioridad a aquellas que presentan cuadros graves que podrían poner en riesgo su vida.

Zoila Girón Gómez, de 55 años, asistió a la unidad comunitaria para pasar consulta y recibir medicamento debido a su padecimiento de hipertensión, por lo que debió esperar varias horas para ser atendida por un médico general con el que mantiene control por su padecimiento. “Salí de la casa temprano desde el cantón El Volcán y hasta esta hora (11 a. m.) acabo de pasar. Me dieron todas las medicinas, pero siempre hay bastante gente pasando consulta”, contó.

Se consultó a la directora de la institución, Rina Eduvigis Saravia, sobre las quejas de los sindicalistas en torno a la sobresaturación de pacientes. Y aunque la funcionaria permitió que se le realizaran los cuestionamientos, aseguró que no podía responder, pues toda información debía ser manejada y autorizada por en las oficinas regionales de Salud.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter