Perspectivas del clima no son favorables al agro

Según la NOAA, la estación de lluvias tardaría en establecerse debido a la influencia de El Niño.
Enlace copiado
Intercambio. Pequeños agricultores de Chalchuapa se han organizado para compartir experiencias.

Intercambio. Pequeños agricultores de Chalchuapa se han organizado para compartir experiencias.

Perspectivas del clima no son favorables al agro

Perspectivas del clima no son favorables al agro

Enlace copiado
El 20 de abril próximo se realizará el Foro por el Clima en Centroamérica, evento que reúne a expertos que discuten sobre las condiciones meteorológicas para los siguientes días.

Los sectores productivos (agricultura y energía principalmente) están pendientes de las conclusiones que surjan de este simposio, pues con base en las previsiones se elaboran estrategias para que una mala temporada de lluvias no impacte de forma negativa.

Preliminarmente, la Administración del Océano y la Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) ha dado a conocer, a través del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), que este año se tendrá un evento del fenómeno El Niño muy débil y desacoplado.

Esto significa que el establecimiento de la época lluviosa se retrasaría y su distribución sería irregular en la primera parte de la temporada.

El Niño se forma debido al calentamiento de las aguas del océano Pacífico tropical, que en febrero pasado alcanzó valores propios para prever que se formará dicho fenómeno climatológico.

Dicho aviso se emitió por la NOAA el 5 de marzo de 2015 y registró condiciones que se mantendrían en los próximos meses, haciendo que las proyecciones sobre la época de seca se den casi por sentadas. El calentamiento de las aguas se mantendría hasta abril o mayo.

“Las temperaturas de la superficie del mar, tanto en el Pacífico como en el Atlántico, influyen en las características de la estación lluviosa en el Istmo Centroamericano, por lo que su monitoreo es un elemento decisivo para la generación de perspectivas climáticas estacionales en Centroamérica”, indica el informe de la NOAA dado a conocer por el Ministerio de Medio Ambiente.

Añade: “El Niño se asocia con condiciones de lluvia deficitarias en la vertiente del Pacífico y abundantes en algunas zonas de la vertiente del Caribe, pero es la diferencia de temperaturas entre los dos océanos lo que tiene mayor influencia en la forma en que se presenta la estación lluviosa en Centroamérica”.

El año pasado el calentamiento del océano Pacífico ecuatorial no alcanzó a cumplir los valores y persistencia que se exigen para definir el evento como El Niño, pero sí hubo efectos en el clima centroamericano, como los periodos de sequías que afectaron a la agricultura, sobre todo en granos básicos, causando millonarias pérdidas.

El MARN ha anunciado que para finales de julio y principios de agosto se prevé un período canicular con condiciones de moderadas a fuertes y sequía meteorológica fuerte o severa.

Tags:

  • agricultura
  • noaa

Lee también

Comentarios

Newsletter