Lo más visto

Pescadores afectados por plaga de patos en embalse de represa

La ninfa tampoco les permite desarrollar actividades. Pobladores piden apoyo a la alcaldía, al MAG y a CENDEPESCA.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Mirna Velásquez Con respecto a la ninfa,   el Ministerio de Medio Ambiente ha recomendado esperar la época de lluvia, según el pescador Argueta, quien forma parte de la Asociación Cooperativa Agropecuaria y Pesquera El Lindero. Ambas entidades han coordinado algunas acciones para controlar el pato chancho.

Foto de LA PRENSA/Mirna Velásquez Con respecto a la ninfa, el Ministerio de Medio Ambiente ha recomendado esperar la época de lluvia, según el pescador Argueta, quien forma parte de la Asociación Cooperativa Agropecuaria y Pesquera El Lindero. Ambas entidades han coordinado algunas acciones para controlar el pato chancho.

Enlace copiado

Pescadores artesanales residentes en varios cantones cercanos a las riberas del embalse de la presa 15 de Septiembre, en la jurisdicción de San Ildefonso, San Vicente, manifiestan estar preocupados por la afectación que genera lo que ellos llaman “la plaga del pato chancho o negro”, aves que se comen los peces pequeños.

Dicha situación ya ha provocado incluso que ya no haya producción de algunas especies en ciertos sectores, pues la cantidad de patos ha aumentado en los últimos años, las cuales se mantienen y anidan en las islas El Chancho, El Astillero y El Puerto, contrario a otras aves que emigran en temporadas.

“Según nos han dicho en la CEL, cada pato se come de 1 a 2 libras, y aquí hay miles de patos. No dejan reproducirse a los peces. Esto afecta a las familias”.
José Alonso Martínez,  pescador

A ello agregan que la ninfa se ha extendido a lo largo y ancho de las aguas, lo cual tampoco les permite desarrollar con normalidad sus labores de pesca, una de las principales actividades de subsistencia para los pobladores.

“Hay una población bastante grande (de patos) y comen demasiados peces pequeños. Lo de la ninfa se mueve con el viento a los lugares en que nosotros pescamos y con eso ya no se puede. Por estos problemas perdemos el día, a veces no se pesca nada”, expresó José Emilio Argueta, pescador del caserío El Lindero, del cantón San Francisco.

En dicho caserío hay más de 60 familias y la mayoría cultiva maíz durante la época de lluvias, ya que las tierras áridas de San Ildefonso no dan para realizar siembras en otros tiempos, pero Argueta asegura que únicamente se cubre el gasto en el hogar, otros tienen algunas vacas, pero los ingresos económicos básicos provienen de la pesca.

 “Hay una población bastante grande (de patos) y comen demasiados peces pequeños. Lo de la ninfa se mueve con el viento a los lugares en que nosotros pescamos y con eso ya no se puede”.
José Emilio Argueta,  pescador

José Alonso Martínez, otro pescador, contó que en años pasados en estas temporadas dos personas lograban obtener hasta 100 libras de pescado en un día, pero que actualmente solo extraen 20 libras, lo que significa una reducción de ingresos.

Los fonchanos se quejaron de que la municipalidad de San Ildefonso no se ha interesado por la problemática que les aqueja, pues esperarían que junto a CENDEPESCA y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) les ayudaran por lo menos con alevines para mejorar la producción en los sectores afectados u otro tipo de apoyo.

20
 libras de pescado se extraen en temporada de lluvias actualmente, lo que representa una reducción de 80 libras y, por tanto, menos ingresos para las familias.

Lee también

Comentarios