Lo más visto

Más de El Salvador

Piden 55 años para acusado de matar a su pareja embarazada

Enfrenta juicio el acusado de matar a Lilian Méndez, quien tenía ocho meses de embarazo en 2017. Investigación fiscal sostiene que el procesado estaba en desacuerdo con ser padre, por lo que la engañó para llevarla hasta el lugar donde la asesinó, en La Paz.

Enlace copiado
Delitos.  Henry Salazar es acusado de los delitos feminicidio agravado contra Lilian y aborto sin consentimiento contra su hijo.

Delitos. Henry Salazar es acusado de los delitos feminicidio agravado contra Lilian y aborto sin consentimiento contra su hijo.

Enlace copiado

Henry Alberto Salazar Burgos enfrenta desde ayer el juicio que va a determinar si es el responsable del asesinato de su pareja Lilian Beatriz Méndez Ramírez, de 24 años, que tenía un embarazo de ocho meses, en 2017. El proceso está a cargo del Juzgado Especializado de Sentencia para una Vida Libre de Violencia y Discriminación para las Mujeres de San Salvador.

La Fiscalía General de la República (FGR) asegura que Salazar se juntó con Lilian el 20 de octubre de 2017 por la tarde, en la acera del establecimiento en el bulevar de Los Héroes, de San Salvador, donde ambos eran compañeros de trabajo. Se subieron a un carro con destino a la zona franca Miramar, en Olocuilta, La Paz. Allí la asesinó.

Ayer, un fiscal reiteró que uno de los motivos por que Henry mató a Lilian es que no estaba de acuerdo con el embarazo. Días antes, la víctima había pedido al ahora procesado que le ayudara con $75 mensuales porque "tenía un embarazo complicado".

"Estamos hablando de una relación de confianza entre dos personas o una relación de noviazgo en un pasado. Posteriormente se da un embarazo (...) pero el sujeto no estaba de acuerdo con el embarazo de ella. De hecho, le había dado propuestas para que abortara y fueron como puntos detonantes", dijo. Como Lilian estaba embarazada cuando fue asesinada, Henry es acusado por feminicidio agravado y aborto sin consentimiento. Ayer, la FGR quiso cambiar el delito de aborto a homicidio agravado porque era el padre del hijo que esperaba Lilian. La jueza lo rechazó porque la Sala de lo Constitucional ya ha definido los plazos del embarazo cuando se puede considerar homicidio o aborto, y este caso no aplica, explicó el fiscal.

El juicio, que por ley tiene reserva total, va a continuar hoy y podría alargarse hasta el próximo martes. La Fiscalía tiene preparados 22 testigos para declarar, pero ayer adelantó que podría prescindir de algunos en caso de considere que el crimen ya está probado.

En el proceso también constan grabaciones de cámaras de video y las activaciones de las antenas del celular de Lilian que, según la Fiscalía, comprueban que el recorrido de la pareja fue hasta el lugar donde un grupo de pobladores de Olocuilta encontró a la víctima sin vida, el 21 de mayo de 2017. La FGR prevé solicitar una condena de 55 años de cárcel: 50 por feminicidio y cinco por aborto.

"No son elementos suficientes o contundentes que incriminen a mi defendido en ese caso. De hecho se menciona por Fiscalía que había violencia entre él y la muchacha, pero no es cierto. Al contrario, el abuelito de la muchacha menciona hasta que se iban a casar; le manifestó la muchacha que el sig uiente año se casaría", dijo ayer Mario Errante, defensor del supuesto feminicida.

Tags:

  • Lilian Mendez
  • violencia mujer
  • feminicidio
  • aborto
  • Henry Salazar
  • Olocuilta

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines