Lo más visto

Más de El Salvador

Piden a ladrones que devuelvan cuadro religioso

La obra que retrata la Santa Cena fue sustraída de la iglesia San Francisco. Los delincuentes provocaron daños en una de las ventanas del templo católico para poder ingresar.
Enlace copiado
Pistas.  La policía halló huellas dactilares en vidrios, lo que facilitaría identificar a los ladrones. “No hubo necesidad de muchas herramientas, los ladrones ya sabían cómo estaban colocadas las piezas”, informó.

Pistas. La policía halló huellas dactilares en vidrios, lo que facilitaría identificar a los ladrones. “No hubo necesidad de muchas herramientas, los ladrones ya sabían cómo estaban colocadas las piezas”, informó.

Llamado.  Los miembros de la iglesia piden a la población que se abstengan de comprar la obra robada del altar mayor.

Llamado. Los miembros de la iglesia piden a la población que se abstengan de comprar la obra robada del altar mayor.

Piden a ladrones que devuelvan cuadro religioso

Piden a ladrones que devuelvan cuadro religioso

Enlace copiado
Miembros del Consejo Parroquial de la iglesia San Francisco, ubicada en la 2.ª avenida norte y 8.ª calle oriente, en la ciudad de San Miguel, piden que les sea devuelto el cuadro de la Santa Cena que se encontraba en el altar mayor y que fue robado el pasado sábado en la madrugada.

De acuerdo con Manuel García, miembro del consejo, ese día en la mañana la ordenanza ingresó al templo para hacer limpieza y se percató de que el cuadro ya no se encontraba, por lo que empezó a revisar si faltaban otras pertenencias, pero solo había sido sustraída la obra que está formada por varias láminas de plata cuyo valor comercial sobrepasa los $4,000.

Los delincuentes quitaron los vidrios de una de las ventanas del templo y cortaron los hierros de los balcones para poder ingresar y cometer el sacrilegio. El cuadro tiene un aproximado de 2 metros de largo por 1 metro de alto y estaba formado por unas 10 piezas.

García agregó que los ladrones usaron algunas herramientas para despegar el cuadro del cemento que lo sostenía. Sospechan que las personas que ingresaron al templo son de estatura pequeña y delgadas, ya que por el tamaño de la ventana no pudieron entrar personas altas.

Según el miembro del consejo parroquial, a un costado del templo católico se quedan a dormir tres personas, quienes no escucharon ningún ruido porque la iglesia es grande.

“El personal no escuchó ruido, fue hasta en la mañana que nos dimos cuenta. Se han llevado algo muy valioso para la comunidad católica”, afirmó García.

La obra de la Santa Cena es de un metal precioso y tiene más de 50 años, considerado de gran valor histórico para la comunidad católica.

Leticia Argueta tiene ocho años de visitar la iglesia San Francisco. Reside cerca del templo y expresó sentirse decepcionada por lo que está ocurriendo cada día en San Miguel. Aseguró que nunca se imaginó que delincuentes ingresaran a la casa de Dios a robar y pidió que el cuadro de la Santa Cena sea entregado nuevamente a la iglesia.

La policía realizó el sábado en la tarde una inspección al templo y los investigadores pudieron recolectar pruebas de huellas dactilares que indican que dos hombres habrían sido los que ingresaron. Los ladrones utilizaron martillo para desprender cada pieza del cuadro, sujetas con clavos.

Tags:

Lee también

Comentarios