Lo más visto

Piden reserva y un tribunal especializado para el caso de la policía Carla Ayala

FGR busca reorientar el caso a un tribunal de casos de violencia contra mujeres. La audiencia contra los recién detenidos será el jueves.
Enlace copiado
Piden reserva y un tribunal especializado para el caso de la policía Carla Ayala

Piden reserva y un tribunal especializado para el caso de la policía Carla Ayala

Enlace copiado

La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó ayer que la nueva etapa del proceso judicial por la desaparición y asesinato de la agente Carla Ayala se realice con total sigilo, es decir, que se decrete la reserva para que las nuevas diligencias en sede judicial no sean públicas.

La fiscalía busca orientar el caso a un Tribunal Especializado para una Vida Libre de Violencia hacia las Mujeres, lo que implica que el juez instructor de la primera etapa del proceso, Roberto Arévalo Ortuño, deje de seguir conociendo el caso. La institución explicó que busca la reserva porque el artículo 57, literal E, de la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para la Mujer (LEIV) la obliga a solicitar la reserva en los casos de feminicidio.

El fiscal general, Douglas Meléndez, y el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, dieron una conferencia de prensa conjunta para dar los detalles de la investigación que terminó en la imputación de 11 personas vinculadas al feminicidio agravado de Ayala y su posterior encubrimiento.

“Para nosotros es importante dejar claro que no estamos dando, ni la Fiscalía ni la Policía, como finalizado este caso. Pero creo que esto sirve para reflexionar y dejar claras las razones por las cuales muchos de estos aspectos no habíamos compartido”, declaró el director de la PNC, Howard Cotto.

La acusación de la segunda etapa del caso en contra de 11 personas fue presentada ayer en el Juzgado Octavo de Paz de San Salvador. La audiencia inicial será el jueves a las 10 de la mañana.

Ocho de los 11 acusados no figuraban en la primera etapa del caso, entre ellos el jefe del extinto Grupo de Reacción Policial (GRP) Julio César Flores. A los tres restantes, la fiscalía les cambió el tipo de delito bajo la premisa de que fue feminicidio.

El ministerio público busca que, por tratarse de un feminicidio agravado, las dos partes del caso se acumulen y se lleven a la jurisdicción especializada para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres. “Le pediremos al juez de Paz que este caso sea remitido a la jurisdicción especial para una Vida Libre de Violencia contra las Mujeres”, dijo Meléndez.

El juez Arévalo Ortuño, quien conoció la primera parte del caso, ha criticado abiertamente algunas diligencias ordenadas por la fiscalía en la primera etapa del proceso y la semana pasada discrepó con el fiscal general por no aportar los videos obtenidos frente a la sede del GRP.

El juez llevó adelante dos reconstrucciones de lo que, según los policías ya procesados, ocurrió entre el 28 y 29 de diciembre del año pasado.

“Por ley lo que procede es pedir la declaratoria de incompetencia. En el Sexto de Instrucción se procesa al autor directo, se cambia la calificación a feminicidio y el juez de Paz puede enviar el proceso al Juzgado Especializado de la Mujer”, reiteró la jefa de la Unidad Fiscal Antipandillas, Guadalupe Echeverría, para explicar la reorientación del caso.

   

Lee también

Comentarios