Lo más visto

Más de El Salvador

Piden tratar aguas de quebrada Gualchoco

La contaminación se agrava porque recibe las aguas negras domiciliares, además de basura en distintos puntos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Habitantes de la ciudad de Chalatenango están solicitando, a través de una denuncia, a las autoridades del gobierno central y de la alcaldía que se brinde un adecuado tratamiento a las aguas de la quebrada Gualchoco, que atraviesa buena parte de la ciudad, debido a su alteración por la presencia de aguas negras.

“Nos afecta porque para el tiempo de verano eso apesta a orines y a excrementos. Esas aguas contaminadas desde arriba (de la ciudad) se vienen. Son muchas casas las que tiran al cauce la suciedad”, afirmó una habitante de la zona.

Esto puede comprobarse a simple vista al atravesar alguno de los puentes sobre dicha quebrada, que en décadas pasadas tenía peces en algunas pequeñas pozas que se formaban en su recorrido, pero que poco a poco fueron desapareciendo a causa de los altos niveles de contaminación.

Conforme fue creciendo la ciudad, ante el desarrollo urbanístico posguerra, la quebrada se fue llenando de desperdicios que muchas personas tiran desde los puentes o atrás de las viviendas de la ribera, y crecieron los volúmenes de aguas negras o domésticas que caen al afluente.

Hérbert Manuel López, integrante del equipo técnico de la Mesa por el Desarrollo Humano en Chalatenango, indicó que entre 100 y 200 casas contaminan la quebrada con sus aguas grises o negras.

“La mayoría de la gente elimina su problema, sin pensar que lo están transmitiendo a la población. La responsable es la que vive a los costados del caudal”, expresó, por su parte, Marvin Lara, un poblador de la cabecera departamental.

“Desde hace 30 años se le empezaron a mirar niveles de contaminación, pero antes aquí se bañaban, tenía un mejor cauce”, asegura.

Pequeñas soluciones

Ante esta problemática ambiental, instituciones del gobierno central y de la alcaldía del municipio han ejecutado anteriormente campañas de limpieza.

“Quizá no es la solución más segura, porque el problema solo se suspende, pero después sigue”, señaló Lara al considerar los logros tangibles de dichos esfuerzos por descontaminar a Gualchoco.

Por su parte, López informó que se han discutido soluciones para dicho afluente, como conducir a Gualchoco a través de tubos.

“La otra (alternativa) es que la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) capte todas las mechas con agua podrida (negra) que caen a la quebrada hacia una planta de tratamiento, pero no sé si a ANDA le falta capacidad o voluntad. La alcaldía se ha mostrado muy pasiva”, comentó.

En tanto, Rigoberto Mejía, alcalde de Chalatenango, aseguró que sería adecuado construir, en conjunto con otras carteras de Estado, plantas de procesamiento de aguas residuales, las cuales se podrían ubicar en las cercanías del centro penal, en el barrio San José, y en la colonia Veracruz.

Pero este proyecto requiere de recursos millonarios, de entre $15 millones y $16 millones. “Estaría de acuerdo con dar una cantidad, pero que las otras instituciones pongan lo demás”, expuso el alcalde.
 

Tags:

Lee también

Comentarios