Lo más visto

Más de El Salvador

Poca afluencia al mercado que costó $22.5 mill

Del 15 de enero al 15 de diciembre pagaron –sin utilizarse– $935,000 en arrendamiento. Este fin de semana muy poca gente lo visitó y hay pocas ventas.
Enlace copiado
Pompa. El viernes por la noche el alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, inauguró el mercado Cuscatlán. Solamente ese día por la noche, lució lleno.Espera. Los vendedores que están en el mercado, en espacios reducidos, se muestran expectantes de si este proyecto puede o no puede resultar favorable. Poca gente. Este fin de semana acudieron pocas personas al mercado Cuscatlán. Los vendedores que se han ido al mercado esperan no salir perdiendo.

Pompa. El viernes por la noche el alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, inauguró el mercado Cuscatlán. Solamente ese día por la noche, lució lleno.Espera. Los vendedores que están en el mercado, en espacios reducidos, se muestran expectantes de si este proyecto puede o no puede resultar favorable. Poca gente. Este fin de semana acudieron pocas personas al mercado Cuscatlán. Los vendedores que se han ido al mercado esperan no salir perdiendo.

Poca afluencia al mercado que costó $22.5 mill

Poca afluencia al mercado que costó $22.5 mill

Enlace copiado
Mucho ruido y pocas nueces. La inauguración del nuevo mercado Cuscatlán por parte de las autoridades de la Alcaldía de San Salvador se realizó con toda la pompa que caracteriza las obras que realiza la comuna capitalina; sin embargo, en su interior y exterior hay muchas cosas que generan un contrapeso y hacen a un lado el “renacer de los mercados” que se anunció a inicios de enero de este año.

El hecho de que los vendedores prefieran seguir en las calles y no llegar a este mercado ubicado entre la intersección de la 25.ª avenida sur y calle Gerardo Barrios, ya que se arriesgan a no vender. Entre los argumentos que han dicho los vendedores en un sondeo que realizó LA PRENSA GRÁFICA, este fin de semana, es que la accesibilidad para los compradores en esa zona es nulo, no les queda “al paso, por lo que en lugar de mejorar en sus ventas e ingresos a sus familias, podrían empeorar”.

Otros, no tienen del todo claro cuan rentable será al poner en la balanza sus ventas con lo que tendrán que cancelar a la comuna.

Es por eso que muchos locales hasta ayer domingo por la tarde lucían vacíos por completo, otros con muy pocos productos en espacios muy reducidos. “Estoy pensando qué traer para poder tener más ropita acá; el espacio es bastante reducido en el que estamos aquí... vamos a ver qué tal”, dijo una comerciante que prefirió no dar su nombre, para evitar problemas, ya que dijo que todos estaban registrados en los locales.

Otra comerciante, con su venta de plátanos, al consultarle cómo le había ido en estos dos días con la venta, respondió con una sonrisa tímida: “Más o menos... Por lo menos hemos vendido algo, pero esperamos que esto en verdad mejore”.

El mercado Cuscatlán, que costará $25.5 millones como lo establece el contrato firmado por el alcalde, Nayib Bukele, para 25 años con la sociedad Desarrollo Universal, S. A. de C. V. establecía que su arrendamiento sería efectivo a partir del 15 de enero de 2016; en el documento quedó establecido que mensualmente la comuna pagaría $85,000 por el alquiler del edificio, por lo que al 15 de diciembre, la alcaldía habría erogado $935,000 por una infraestructura que no había usado durante 11 meses y que fue inaugurada hasta el pasado viernes 16 de diciembre.

Una de las incomodidades detectadas y, a la que los pocos visitantes llegaron a poner mucha atención fue la constante suciedad en el piso. Este fin de semana, que fue visitado el mercado por un equipo de LA PRENSA GRÁFICA, era muy común ver en los diferentes niveles del edificio a las personas encargadas de la limpieza con su trapeador en el piso.

Uno de los trabajadores encargados del aseo dijo –mientras restregaba varias veces las manchas con su trapeador– que el piso de cerámica que tiene este edificio no era el indicado para un mercado... Por ello, su trabajo se ha redoblado, todo para tratar de mantener la impecable imagen que han querido dar las autoridades edilicias del nuevo mercado Cuscatlán.

En un lugar donde hay venta de frutas y verduras es muy difícil que no caiga al suelo ningún producto, por lo que este se vuelve pegajoso y con el paso de las personas –aunque sea en sus espacios reducidos– genera suciedad. Algo que pensaron bien quienes idearon el proyecto.

Turisteando

Pese a ello, los pocos visitantes que tuvo este fin de semana el “mejor mercado de Centroamérica (y el primero en más de tres décadas)”, como ha dicho Bukele, llegaron al lugar por la intriga de lo que hay, por ser algo nuevo; sin embargo, muchos entraron como llegaron luego de unos minutos de recorrido: con las manos vacías, sin comprar nada.

Un mercado de tres pisos y una terraza, así como la primera biblioteca municipal de San Salvador, atrajeron a algunos que se dejaron ir por la intriga pero que no compraron; entre las causas se encuentra que no todos los locales o puestos están habilitados, hay zonas vacías.

El alcalde capitalino manifestó que el mercado tiene alrededor de 600 locales, cuya asignación se realizó por medio de un sorteo, ya que recibieron “cuatro veces más solicitudes”. Pero eso fue totalmente lo contrario de los vendedores informales que aseguraron, en ocasiones anteriores, que les preguntaron si querían trasladarse al mercado de manera voluntaria.

La apuesta inicial era dar espacio a los pequeños y microempresarios, pero también a la mediana y gran empresa, una de ellas es una cadena extranjera de comida rápida que se instalará próximamente.

En ese nuevo mercado, las ventas no tuvieron el impacto esperado este fin de semana, las pocas personas que llegaron fueron a “curiosear”, a ver San Salvador a través de los dos telescopios que hay en la terraza.

Caso contrario fueron los famosos Panes Chorriados que, hasta antes de los trabajos para la habilitación del edificio que ahora alberga este mercado, se encontraban frente a la entrada principal. Hoy fueron desplazados unos metros más abajo... A ellos sí les pasaban comprando quienes salían a pie del mercado donde no habían adquirido nada.

Lee también

Comentarios