Lo más visto

Más de El Salvador

Polémica por tratamiento renal en Hospital Rosales

En el servicio de Nefrología se atiende a 780 pacientes en los diferentes programas de diálisis del hospital. 633 reciben diálisis peritoneal.
Enlace copiado
Demanda.  El Sindicato de Médicos del Hospital Rosales (SIMEHR) demandó apoyo y mesas de diálogo con el director, Mauricio Ventura, para encontrar soluciones al desabastecimiento de insumos en la institución.

Demanda. El Sindicato de Médicos del Hospital Rosales (SIMEHR) demandó apoyo y mesas de diálogo con el director, Mauricio Ventura, para encontrar soluciones al desabastecimiento de insumos en la institución.

Crisis.  Los médicos del Hospital Rosales denunciaron desabastecimiento en medicamentos e insumos médicos como el catéter rígido.

Crisis. Los médicos del Hospital Rosales denunciaron desabastecimiento en medicamentos e insumos médicos como el catéter rígido.

Polémica por tratamiento renal en  Hospital Rosales

Polémica por tratamiento renal en Hospital Rosales

Enlace copiado
El Sindicato de Médicos del Hospital Rosales (SIMEHR) denunció ayer la falta de catéteres rígidos para realizar diálisis a los pacientes que sufren de insuficiencia renal. Los médicos también denunciaron otra serie de irregularidades que se sufren en este centro de salud.

La polémica se suscita por las diferencias con el director de la institución Mauricio Ventura, sobre el uso de los catéteres.

Según el director, los doctores deben evitar el uso del catéter rígido pues “es un instrumento obsoleto”. Ventura declaró que los médicos especialistas, por su trayectoria y sus conocimientos, deberían saber que el catéter rígido es un insumo que ya no se utiliza en los servicios médicos, “ni el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) los usa”, dijo.

El sindicato alega que no todos los nefrólogos pueden instalar un catéter blando, para el que se necesita una cirugía, al igual que aseguran que en una emergencia es más complicada la atención de los pacientes, lo que vuelve más viable el uso del catéter duro.

Ventura no lo ve igual: “El catéter rígido tiene muchas complicaciones y hay que cambiarlo en cada diálisis del paciente. En cambio, el blando dura años, sin necesidad de cambiarlo”, mencionó.

De acuerdo con el director, los catéteres rígidos solo deben ser utilizados cuando el paciente necesita una diálisis de urgencia. Sin embargo, el jefe de servicios de Nefrología, Ricardo Leiva, manifestó que esa era la razón por la que necesitaban los catéteres rígidos porque “la mayoría de nuestros pacientes son de emergencias”.

Según Leiva, un catéter blando tarda alrededor de dos horas para ser introducido en el paciente a través de una cirugía, tiempo que para él es excesivo para atender a un paciente que llega por emergencia.

“Lo que deben hacer, y se los reitero, es que poco a poco cambien el catéter de los pacientes, de uno rígido a uno blando. Si el paciente viene por emergencia que le pongan el rígido, pero que después le pongan el blando”, dijo Ventura como respuesta a la preocupación del sindicato.

Sin especialistas

El sindicato alegó que para hacer activa la decisión del director de utilizar solamente catéteres blandos debe haber un grupo de médicos especialistas que se encargue de introducir los catéteres de manera eficiente, “y eso no lo tenemos en el hospital, falta personal para realizar ese tipo de procedimientos”, dijo Alcides Gómez, secretario el sindicato.

A lo que el director respondió que toda la unidad de cirugía está dispuesta a realizar estos procedimientos, pues el hospital cuenta con más de 50 cirujanos. “Esto descongestionaría las instalaciones del hospital significativamente y podríamos atender mejor a personas con otros padecimientos”, dijo Ventura .

Además del problema con los catéteres los médicos también denunciaron la falta de otros insumos. El doctor Juan Antonio Tobar aseguró que desde octubre de 2014 el hospital no cuenta con yodo reactivo, un medicamento esencial para tratar a los pacientes con cáncer de tiroides luego de que son operados.

Otro problema que se suscita es la falta de camas, situación que fue admitida por el mismo Ventura, pero matizó que se debe precisamente a las atenciones por problemas renales.

El sindicato aseguró que en la actualidad solo cuentan con 2,000 catéteres duros y que deberían llegar otros 1,000 durante la presente semana.

El atraso, según confirmó el director del hospital, se debe a que una empresa de la India debería de hacer llegar en enero pasado insumos, pero no cumplió con el plazo, por lo que debieron contratar a una empresa mexicana para el abastecimiento de los 15,000 catéteres que se necesitan en la unidad de Nefrología.

Tags:

  • cateteres
  • medicos
  • hospital rosales
  • nefrplogia
  • insuficiencia renal

Lee también

Comentarios