Policía negoció cocaína con excandidato a diputado

Mensajes recuperados del celular del agente Ruiz Orantes, condenado a 20 años de prisión por narcotráfico, revelan negociaciones de la cocaína con Cristopher Orsini Flores, excandidato a diputado y exfuncionario de cancillería.

Enlace copiado
Policía negoció cocaína con excandidato a diputado

Policía negoció cocaína con excandidato a diputado

Enlace copiado

El agente Douglas Ruiz Orantes le envió el primer mensaje, vía chat, al celular de Cristopher Orsini Flores a las 7:03 de la mañana el 3 de octubre de 2015. Le pidió prepararse porque la transacción de los 6 kilos de cocaína, que unas semanas atrás habían pactado comercializar, tendría que ser “ahora o nunca”. Orsini Flores le contestó algo adormecido, le dijo que no le garantizaba la negociación para ese día porque sus clientes debían alistar el dinero; pero para intentar convencerlos necesitaba “una foto de los bolados”.

La transcripción de esa conversación, certificada por la Policía y en poder de LA PRENSA GRÁFICA, da cuenta de que el agente Ruiz Orantes chateaba con un contacto identificado en su agenda de celular como “Sebastián Miguel Último”. Analistas de la Policía Nacional Civil (PNC) descubrieron que se trataba de Cristopher Orsini Flores, candidato a diputado por el partido GANA en las elecciones de 2012 y exfuncionario de Protocolo de cancillería, porque en chat anteriores a la negociación, ese contacto compartió con Ruiz Orantes su correo personal para que le enviara unos documentos: [email protected]

La compraventa de la cocaína entre el agente Ruiz Orantes y el excandidato a diputado empezó a fraguarse el 25 de septiembre de 2015, según consta en las conversaciones: a las 10:13 de la mañana de ese día, el agente le ofreció a Orsini Flores que buscara comprador para “un libro de autor colombiano de marca Rolex”. Los investigadores antinarcóticos tienen perfilada a la cocaína con la etiqueta “Rolex” como una de las que presenta mayor grado de pureza.

De acuerdo con los chat, Orsini Flores preguntó por el precio y si “dan prueba para la gente”:

 

—¿A cómo lo venden?

—15

—Puta y es lo menos?, ¿solo uno tienen?

—14 ya lo último. 5

—¿Y si te llevan los 5?

—Es que a 17 están

—¿Dan prueba para la gente?

La Policía logró obtener esos mensajes del celular del agente seis horas después de que Ruiz Orantes envió el primer mensaje a Orsini Flores aquel 3 de octubre de 2015: a la 1:03 de la tarde de ese día, agentes antinarcóticos detuvieron al policía en el estacionamiento de un supermercado de Santa Elena, Antiguo Cuscatlán (La Libertad).

A Ruiz Orantes le encontraron 6 kilos de cocaína en el baúl de su vehículo placas P-144-060, una pistola calibre 9 milímetros, municiones de diverso calibre y un par de guantes de látex.

Los mensajes revelaron después que la detención ocurrió cuando caminaba tratando de dilatar el tiempo, mientras esperaba a que llegaran los compradores de la cocaína. Las autoridades dijeron que el agente estaba destacado en el Sistema de Emergencias 911 de la delegación PNC de Soyapango y el día de su captura estaba de libre. En mayo de 2016, el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla lo condenó a 20 años de prisión por encontrarlo responsable de intentar vender esos 6 kilos de cocaína.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que el comprador de esa droga era Orsini Flores, basados en la conversación vía chat que el agente Ruiz Orantes mantuvo a pocos minutos de ser detenido:

—Te estoy diciendo que pasés por mí, te entrego las llaves, te estacionas a la par de mi carro, abris el baúl, ves, te subís y te vas. Así de fácil.

 

—No pendejo, más tarde. Tengo que enseñar el dinero.

—Pero si no querés así no se puede hacer nada. Sos culero y mentiroso, ahora sí la cagaste cabrón.

—Te veo más tarde, demasiada mierda uds.

—Puta, qué ganas con eso??? No cerote, olvida ya esto. Ya no más pendejear.

—Salú, te veo más tarde.

—No, se da ya o nunca. Fijate bien lo que te estoy poniendo. Se hace ya o ya no.

—Más tarde.

—No cabrón. Entonces así que quede.

—Yo no me voy a meter en dudas.

—Sos una mierda culero.

—Tengo que mostrar esto, hablamos después

—Solo pajas sos. No, ya no me escribas ni me llames. Ya no. Así queda todo

—Ya la cagan, salu.

LA PRENSA GRÁFICA constató que esos mensajes fueron incluidos en el expediente del caso por el que fue condenado el agente Ruiz Orantes. El excandidato a diputado Orsini Flores no ha sido acusado de delitos relacionados con el narcotráfico. La Fiscalía General de la República (FGR) dijo, en boca de su vocero, que prefería mantenerse al margen de comentar el caso porque se trata de una investigación que continúa abierta.

Cuando Orsini Flores negociaba los 6 kilos de cocaína con el agente, estaba siendo investigado por pertenecer a una banda de robacarros. El excandidato a diputado ya había sido detenido en septiembre de 2013 por estafa, amenazas y uso y tenencia de documentos falsos, pero fue absuelto.

Los antecedentes del excandidato

 

Orsini Flores fue capturado nuevamente en abril del año pasado por receptación y agrupaciones ilícitas. En esa nueva acusación, la Fiscalía dijo que formaba parte de una estructura que se dedicaba a robar y vender vehículos de lujo. Actualmente cumple una pena de 12 años tras haber sido encontrado culpable de los delitos de receptación y falsedad material.

La acusación fiscal detalló que a las 4:30 de la tarde el 9 de septiembre de 2013, el aspirante a político manejaba un vehículo de 2006, donde viajaba junto a su novia, que había sido robado hacía menos de un mes. La víctima del robo identificó el automóvil, que circulaba con placas falsificadas, en la calle que conduce a la residencial La Cima, San Salvador. Ahí, Orsini Flores empezó a huir en una persecución, que además involucró a la policía, y que terminó en el estacionamiento de un hotel capitalino, donde abandonó el carro y abordó un taxi. La policía incautó el vehículo, pero no capturó ni a Orsini Flores ni a su acompañante.

Pese a que, según la acusación, Orsini Flores logró escapar, cometió un error: dejó documentos en el interior del vehículo que lo incriminaban tanto a él como a su novia: “un contrato de boda, un bosquejo de contienda política, un formato de contrato de compra venta, una separata de notario y una tableta”, enumeró la Fiscalía en el dictamen de acusación. Unas horas después de que la Policía halló esos documentos, fueron reportados como robados por el padre de Orsini Flores: Larry Ovidio Flores, quien laboraba como fiscal destacado en la Unidad de Patrimonio.

Larry Flores llegó a las 6:11 de la tarde de ese mismo día a la delegación policial de Antiguo Cuscatlán. Ahí dijo que el automóvil de su hijo estaba estacionado a las 3 de la tarde en la 1.ª calle poniente de esa ciudad. Dos horas después, según su declaración, se “percataron que del interior del vehículo le faltaba un maletín color negro”. Según su versión, los supuestos ladrones habían abierto el auto y solo se llevaron ese maletín. Un atraco que fue cometido sin rastros; pues no había daños en ventanas o las cerraduras.

La Fiscalía certificó en esa ocasión que el fiscal reportó como robados los documentos que incriminaban a su hijo para hacer creer que quienes hurtaron el maletín habían trasladado esa documentación al vehículo que fue objeto de persecución policial.

La Fiscalía no creyó en esa versión y le imputó al papá de Orsini Flores los cargos de simulación del delito y fraude procesal.

Larry Flores fue capturado el 27 de marzo de este año, junto a otras 30 personas que la Fiscalía aseguró eran miembros de “Los Cazadores”, quienes se dedicaban al robo y venta de vehículos para lo cual realizaban la modificación de la documentación y la instalación de placas guatemaltecas a los carros robados.

El entonces ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, dijo que tenían suficiente evidencia para asegurar que “Los Cazadores” también estaban vinculados a la estructura de robacarros relacionada con el cartel de narcotraficantes de Texis y con Roberto “el Burro” Herrera.

“El Burro” Herrera fue condenado a 35 años de prisión en 2015 por tres casos de robo agravado y por agrupaciones ilícitas, por el Juzgado Especializado de Sentencia de Santa Ana. Herrera fue señalado por las autoridades como uno de los principales miembros del cartel de Texis, una estructura involucrada en delitos de drogas en el occidente del país, pero nunca ha sido condenado por ese supuesto vínculo.

Chat

Lee también

Comentarios

Newsletter