Policía se blinda ante ataques de pandilleros

Las calles que colindan con las delegaciones policiales se cierran todas las noches para prevenir atentados. El jueves una granada fue lanzada desde un vehículo a la subdelegación de Ilobasco, en Cabañas.
Enlace copiado
Policía se blinda ante ataques de pandilleros

Policía se blinda ante ataques de pandilleros

Enlace copiado
La Policía Nacional Civil (PNC) ha adoptado desde hace dos meses medidas extras de seguridad para prevenir ataques de pandilleros a las delegaciones institucionales.

Los policías de todo el país han recibido la orden de cerrar las calles aledañas a las delegaciones para evitar la circulación de vehículos y motocicletas.

Los agentes solo permiten el paso de peatones que residen en las zonas donde están ubicados los recintos policiales.

Por orden superior, según detallaron varios agentes y oficiales de la PNC asignados en el Área Metropolitana de San Salvador, deben efectuarse entre las 11 de la noche y las 5 de la mañana.

“Es una medida de seguridad, porque cada quien sabe dónde le apreta el zapato y las amenazas nunca faltan”, confirmó ayer a LA PRENSA GRÁFICA el oficial de turno de las bartolinas de Santa Tecla, en La Libertad.

Las cuadras que colindan con la delegación de Santa Tecla, ubicada en la 5.ª avenida sur y carretera Panamericana, son cerradas a partir de las 9 de la noche.

Los cierres han causado molestias entre los vecinos, quienes afirman que no pueden circular con sus vehículos libremente.

“Una señora nos pasó gritando un día que eramos culeros, pero nosotros nos tenemos que proteger y no es gusto nuestro; es una orden que hemos recibido. Imagínese qué hago yo y mi compañera si pasa una moto y nos dispara. Yo tengo listo mi fusil en el escritorio siempre”, relató una agente que está asignada en el sector norte de San Marcos.

La delegación de ese municipio está ubicada abajo de la iglesia y está rodeada de viviendas y comercios. La delegación tiene tres calles de accesos y los agentes cierran con conos y cintas amarillas el tránsito de vehículos desde las 9 de la noche hasta las 5 de la mañana, para obedecer la orden.

Los policías de San Marcos afirman que, además de protegerse de ataques, el cierre les sirve para evitar que las patrullas sean golpeadas por los conductores que se desplazan ebrios en ese sector.

El puesto policial está rodeado de bares que han sido autorizados por la alcaldía sanmarqueña.

La intersección entre la alameda Roosevelt y la 49.ª avenida sur, frente a la delegación del 911 en las cercanías del Estadio Jorge “Mágico” González, en San Salvador, también tiene bloqueado el paso para la circulación de vehículos a partir de las 9 de la noche.

Ese sector es un importante acceso para los vehículos que buscan desplazarse hacia la zona norte de San Salvador.

Los ataques a delegaciones han aumentado en los últimos meses. Un total de 12 policías han sido asesinados este año. Ayer, un agente  fue rodeado por pandilleros en el cantón El Sunzal, La Libertad, donde había llegado a visitar a su familia. La Policía logró rescatarlo.

El jueves en la madrugada, un supuesto pandillero lanzó una granada a la subdelegación de la Policía, ubicada en Ilobasco, departamento de Cabañas.

El atacante, según la versión policial, tiró el explosivo desde un vehículo que se detuvo frente al recinto policial.

Al ver la acción, el agente que cuidaba la entrada de la delegación, según el relato de sus compañeros, cerró la puerta y buscó refugio.

La granada rebotó en la puerta del lugar y detonó en la calle, provocando el daño de una patrulla que estaba estacionada.

No hubo lesionados, pero las esquirlas cayeron en los techos de las viviendas aledañas.

Los reclamos de los agentes de nivel básico ante los ataques que han sufrido comenzaron a intensificarse desde el año pasado.

Los policías se quejan de no tener las condiciones adecuadas para trabajar. Dicen que sus armas son viejas, que no tienen colchonetas, que las patrullas están en mal estado y que no tienen gasolina.

“La gente nos critica, pero solo nosotros sabemos cómo estamos y cómo nos tenemos que cuidar”, concluyó un policía del Centro Histórico de San Salvador.

Tags:

  • judicial
  • ataques
  • policias
  • nivel
  • basico

Lee también

Comentarios

Newsletter