Policía seguirá procesado por muerte de niña

El agente atropelló a la menor y a su familia con una patrulla policial en el cantón El Pacún, de Tecoluca.
Enlace copiado
Enlace copiado

El Juzgado Segundo de Paz de Tecoluca, San Vicente, decretó medidas sustitutivas al agente de la Policía Nacional Civil (PNC) Marvin Ernesto de La Cruz García, acusado de homicidio culposo en perjuicio de Melaní Saraí Rodríguez Chirino, de cinco años, y por lesiones culposas en un bebé de dos meses, hermano de la niña fallecida, y de su madre.

El hecho ocurrió el sábado 16 de septiembre a las 7 de la noche, aproximadamente, cuando Cruz García conducía la patrulla policial con la que atropelló a la familia en las inmediaciones del cantón El Pacún, en la calle que del cantón San Nicolás Lempa conduce hacia la comunidad La Pita, de Tecoluca.

La audiencia inicial contra el agente se realizó ayer luego de que la Fiscalía General de la República (FGR) solicitó el lunes pasado a ese tribunal la instrucción formal con detención provisional contra el policía, tras concluir que aunque se descartó que el imputado manejaba bajo los efectos del alcohol, sí se estableció que “conducía a excesiva velocidad, sin la debida precaución, y no guardó las medidas de seguridad pertinentes por las condiciones climatológicas de ese momento”.

En el accidente de tránsito en el que falleció Melaní también resultaron lesionados su madre, Reyna Évelyn Chirino de Rodríguez, de 28 años, y su hermano José Benjamín Rodríguez, de dos meses de edad, quienes se transportaban en una bicicleta a la que le habían agregado un carretón cuando fueron impactados de frente por la patrulla policial manejada por Cruz.

“La resolución fue instrucción con medidas sustitutivas, es decir que el agente tiene prohibido salir del país, no deberá acercarse a los ofendidos y tendrá que presentarse cada 15 días ante el juez Instructor. El agente será procesado en libertad pero deberá cumplir las anteriores medidas”, informó la FGR.

La noche del accidente, Cruz García conducía un pick up policial asignado al puesto de San Carlos Lempa y, según las diligencias de investigación, se confirmó que el imputado no manejaba bajo los efectos del alcohol, tal como lo señalaron parientes de la familia afectada al momento de lo ocurrido, pero con la inspección de Tránsito de la Policía se ratificó que se trasladaba con imprudencia. También se ha descartado que se dirigiera a una emergencia por la excesiva velocidad que llevaba, señala el requerimiento de la FGR.

Lee también

Comentarios

Newsletter