Lo más visto

“Policías mintieron para capturar a mi hermano”

Dos policías de Ilopango están seguros de que Daniel Avilés Alemán escondía droga debajo de su suéter, la tarde en que lo capturaron. No solo eso, también están convencidos de que es uno de los extorsionistas de Alta Vista. Pero su hermana y varios testigos aseguran que los policías mienten y que le colocaron la droga.
Enlace copiado
“Policías mintieron para capturar a mi hermano”

“Policías mintieron para capturar a mi hermano”

Droga.  Los dos policías aseguran que Avilés escondía droga debajo de su suéter cuando lo capturaron.

Droga. Los dos policías aseguran que Avilés escondía droga debajo de su suéter cuando lo capturaron.

“Policías mintieron para capturar a mi hermano”

“Policías mintieron para capturar a mi hermano”

Enlace copiado
Esa tarde, la del 9 de enero, Avilés Alemán estaba en la cancha de la colonia Alta Vista jugando con vecinos y amigos, como lo hacía casi todos los días al salir de la panadería de su mamá, donde le ayudaba a limpiar, engrasar latas y hacer el pan, según relató su hermana a LA PRENSA GRÁFICA.

En el partido estaba cuando una patrulla de policías llegó a la cancha y el juego tuvo que suspenderse porque los dos policías registraron a tres de los jugadores, frente a los más de 30 espectadores que se encontraban en el lugar. “Entre los tres que registraron estaba mi hermano, Daniel, quien no es ningún pandillero. A los otros dos los dejaron ir de inmediato, pero a mi hermano lo metieron en una patrulla y se lo llevaron. Todo eso frente a los 30 testigos que estaban en la cancha en esa hora”, dijo la hermana de Avilés.

Algunos de los testigos llamaron a la madre para informarle que su hijo acababa de ser detenido. Los policías en el lugar lo acusaron de portar un paquete de droga escondido en un suéter, que era la ropa con la que jugaba en la cancha. El paquete, según le dijeron los testigos a la mamá, no fue visto por nadie y por esa razón creen que los policías mienten y que para capturarlo le colocaron el paquete de droga.

“Mi mamá se regresó desde donde estaba y se fue directamente a buscarlo en la subdelegación de Alta Vista, pero le dijeron que no estaba en ese lugar y que dejara de andar molestando. Luego se fue a la delegación de Soyapango-Ilopango y le dijeron que tampoco estaba en esa delegación. Al final, alguien de la Policía le dijo que lo andaban ‘en ruta’, aunque eso es raro porque no hay motivos para que a los detenidos los anden en ruta. Parte de esa ruta, según nos dijeron después, fue que se lo habían llevado para la DAN”, relató la hermana.

Según otros testigos, en la delegación no solo le dijeron a la madre que dejara de “andar molestando” preguntando por su hijo, sino que también un policía con gorro navarone levantó su fusil, apuntó hacia una pared, puso el dedo índice sobre el gatillo, giró su cabeza hacia la madre de Avilés y le dijo: “Así le voy a disparar a su hijo; y si no lo verguea usted, yo sí lo voy a verguear para que aprenda”.

Al escuchar eso, según la hermana, la madre de Avilés Alemán salió de la delegación y se fue a la casa. Pero el siguiente día volvió a llegar con un abogado particular y en la delegación le dijeron que había sido trasladado hacia la subdelegación de Alta Vista. Al llegar a la subdelegación, los policías que lo habían detenido le dijeron que no podía verlo ni llevarle comida y tampoco podía ponerle un abogado, sino hasta que se realizara la audiencia inicial por el delito de posesión y tenencia de droga con fines de tráfico.

Según el acta que los dos policías hicieron sobre la detención provisional, lo capturaron en el parqueo del polígono H y no en la cancha frente a los más de 30 espectadores.

Según la misma acta, Avilés Alemán no se encontraba jugando, sino en una esquina del parqueo y cuando observó que una patrulla se acercaba, se levantó de donde estaba sentado y comenzó a correr, como queriendo huir y esconderse. Los dos policías lo persiguieron y al alcanzarlo le encontraron “una porción de material vegetal compactado en una bolsa plástica color negra, cubierta con cinta adhesiva café”. Tras la detención, esa porción fue llevada a un técnico de la Policía, quien en presencia de los dos agentes captores y de Avilés Alemán aplicó un químico que reveló que el material vegetal era marihuana.

El técnico se quedó custodiando el paquete y los dos policías avisaron a la Fiscalía General de la República (FGR) para que iniciara una investigación y un proceso judicial en contra de Avilés. La Fiscalía presentó la acusación formal el pasado viernes y el Juzgado de Paz de Ilopango programó para este día la audiencia inicial. Los dos policías también dicen que Avilés Alemán es uno de los pandilleros que extorsionan en Alta Vista. “Muchas personas que estuvieron en el lugar, el día de la detención, dijeron que van a ir a apoyar a Daniel durante la audiencia porque es inocente, nunca ha tenido droga en sus manos, nunca ha sido pandillero. Los policías mintieron para capturar a mi hermano y le han arruinado la vida”, dijo la hermana.

La Policía aseguró, sobre el caso, que la versión oficial es un comunicado que emitieron el sábado 14 de enero, cinco días después de la captura. En este dicen que Avilés Alemán portaba una libra de droga bajo el suéter que usaba cuando fue capturado en un parqueo, valorada en $517. No dieron detalles sobre la forma en que fue detenido.

Tags:

  • policia
  • capturas
  • droga
  • corrupcion

Lee también

Comentarios