Policías piden a autoridades PNC apoyo psicológico

Falta de talleres de salud mental provoca homicidios, suicidios y ataques, dicen.
Enlace copiado
Enlace copiado

“Las autoridades de la Policía deberían reconocer y no ignorar los niveles de tensión existentes, el consumo excesivo de alcohol, estrés y los problemas económicos por salarios precarios que sufren los agentes”. La frase la dijo ayer Marvin Reyes, representante del Movimiento de los Trabajadores de la Policía Nacional Civil (PNC).

Reyes señaló que en el interior de la Policía hay una crisis por la falta de asesoría psicológica a los agentes que deben enfrentar “el maltrato de las jefaturas por conseguir resultados con una mira electoral”, por lo que pidió a las “autoridades de la PNC que hagan gestiones con organizaciones para brindar apoyo psicológico y atender la salud mental de los agentes”.

La denuncia del Movimiento de los Trabajadores de la PNC ocurre a solo 10 días de que Juan José Castillo Arévalo, un agente del Grupo de Reacción Policial (GRP), lesionó de bala y desapareció a Carla Mayarí Ayala Palacios, una compañera de la corporación policial, durante una fiesta de Fin de Año en la sede de esa unidad élite.

La Policía aún no tiene pistas sobre dónde podría estar la agente Ayala Palacios ni del posible paradero del prófugo Castillo Arévalo.

Dos días después de ese escándalo, un agente policial identificado como Néstor Alfonso Mejía Coto fue capturado acusado de matar de un tiro en la cabeza durante la Nochevieja a una agente. Ambos estaban destacados en la delegación de Mejicanos.

Mejía Coto fue enviado recientemente a prisión preventiva mientras enfrenta el proceso penal por el delito de feminicidio agravado, de acuerdo con la acusación presentada por la Fiscalía General de la República (FGR).

Reyes dijo ayer que esos “escándalos” en el interior de la PNC responden a esa falta de apoyo psicológico hacia los agentes: “Esta falta de asesoría psicológica puede derivar en acciones más graves que las ocurridas en diciembre pasado, cuando hubo homicidios, suicidios y escándalos por fiestas en el interior de sedes policiales”.

De acuerdo con el Movimiento de los Trabajadores de la PNC, las jefaturas decidieron ir por el camino contrario y suspender, hace algunos meses, los convivios, las jornadas de deportes y los talleres de rehabilitación por consumo excesivo de alcohol.

Reyes dijo que “muchos” de los 33 psicólogos que están destinados para atender a toda la plantilla policial reciben salarios como “ordenanzas”.

Además, dijo que existe mucho personal que tiene título universitario como psicólogo o trabajador social que realiza trabajo de agente, cuando la PNC debería promoverlos y aprovechar ese recurso en el interior de la corporación.

Lee también

Comentarios

Newsletter