Lo más visto

Policías planearon exterminio en su cervecería: testigo

La Fiscalía acusa a los agentes de asociarse con particulares, entre 2014 y 2015, para exterminar a pandilleros a cambio de dinero. Se trata del primer grupo que va a juicio por cometer sicariato.
Enlace copiado
Policías planearon exterminio en su cervecería: testigo

Policías planearon exterminio en su cervecería: testigo

Enlace copiado

Los seis miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) que son acusados de pertenecer a un grupo de exterminio que, según las investigaciones fiscales, operó entre 2014 y 2015 planearon los homicidios de pandilleros en una cervecería llamada Tres Puentes, ubicada en Zapotitán, en La Libertad, la cual pertenecía a dos de los agentes, según el testigo criteriado identificado como Sirio.

La estructura, conformada por 21 imputados, está siendo procesada por el Juzgado Especializado de Sentencia B de San Salvador. Sirio formó parte del grupo, pero recibió beneficios judiciales a cambio de delatar a los involucrados en la estructura.

Sirio dijo ayer, en el segundo día del juicio, que los agentes eran los encargados de contactar con las personas que pagaban para matar pandilleros. El monto por cada caso podía variar entre los $500 y $1,500. Además, el testigo dijo que los agentes facilitaban uniformes originales de la PNC para que los miembros del grupo simularan falsos operativos policiales y así mataran a las víctimas.

“Élmer Aníbal Rodríguez, alias ‘Chucho’, tenía uniformes de la PNC porque era policía. Tenía pasamontañas y chalecos. Estaba destacado en Lourdes, Colón”.
Sirio, testigo criteriado.

Fiscales de la Unidad Especializada de Delitos de Crimen Organizado señalan en la acusación que han logrado certificar que el grupo se asoció para cometer 10 homicidios, dos homicidios tentados, una privación de libertad y un robo agravado.

Uno de los homicidios que, según Sirio, fue planificado en la cervecería Tres Puentes ocurrió el 25 de abril de 2014 en el interior de la casa número ocho, polígono A, de la lotificación Los Próceres, del cantón Cerro de Plata, de Ciudad Arce (departamento de La Libertad). Allí fue asesinado Élmer Adrián López Marroquín, alias “City”, un pandillero del Barrio 18.

De acuerdo con el testimonio de Sirio, ese asesinato fue acordado cuatro meses antes en una reunión en la cervecería, donde participaron 11 miembros del grupo. Ahí, establecieron que los hermanos Morales Urías: Julio César, Leonardo Fabio y Diego Salvador pagarían $800 por la muerte del pandillero identificado como “City”, ya que “estaba extorsionando” a las personas de la zona donde vivían los hermanos.

Horas antes del homicidio, según Sirio, los involucrados volvieron a reunirse en la cervecería Tres Puentes, en donde el agente policial Élmer Aníbal Rodríguez Torres, alias “Chucho”, les entregó uniformes de la PNC que sacó de uno de los cuartos del establecimiento, gorros pasamontañas con escarapelas de la Policía.

Según el testigo, tres miembros más del grupo y él se vistieron como agentes policiales y salieron cruzando varios potreros hasta que llegaron a la casa de la víctima. Lo encontraron en la sala y allí le dispararon en repetidas ocasiones hasta matarlo.

Sirio agregó que dentro de esa casa estaba “una señora, una joven y dos menores de edad”, pero a ellos no les hicieron nada. Horas más tarde, regresaron a la cervecería de los agentes policiales para regresar los uniformes.

Sirio contó, ante preguntas de los fiscales, que un día después de cometer ese homicidio se reunieron los cuatro que habían participado del crimen con Julio Morales Urías, alias “Julio Cuina”, y este les canceló los $800 que se repartieron entre todos.

Otro de los casos que, según el testigo criteriado, fue planificado en la cervecería Tres Puentes ocurrió “a finales de junio de 2014”. En esa fecha, de acuerdo con el testimonio de Sirio, se reunieron los mismos 11 miembros para acordar el asesinato de dos hermanos que pertenecían a la Mara Salvatrucha (MS-13), cuñados de “Julio Cuina”, con quien tenía problemas. Por eso es que un mes después, volvieron a reunirse en la cervecería para vestirse con uniformes policiales y dirigirse hasta una de las viviendas de la comunidad Los Próceres.

Al llegar, solo encontraron a uno de los hermanos, por lo que le dispararon en repetidas ocasiones; pero la víctima no falleció y fue el mismo “Julio Cuina” quien lo trasladó al hospital.

Un tercer caso que declaró ayer el testigo criteriado fue la privación de libertad de Francisco Alejandro Argueta. Los policías, según Sirio, recibieron $500 por cometer ese ilícito.

El testimonio da cuenta que cinco hombres vestidos con ropas similares a las que utiliza la Policía ingresaron a la vivienda de Argueta el 5 de octubre de 2015 y se lo llevaron simulando un operativo. La víctima sigue como desaparecida, según la Fiscalía.

Esos casos fueron relatados ayer por Sirio como parte del interrogatorio del equipo de fiscales del caso.

Para hoy está programado el contrainterrogatorio de los defensores de los 14 casos en los que la Fiscalía sustenta la acusación contra la estructura formada por policías y particulares que se supone se asociaron para cometer sicariato.

Se trata del primer caso de este tipo que es judicializado en el país. El juicio está programado que termine el próximo viernes.

Supuesto sicariato
La Fiscalía intenta probar que los 21 acusados de pertenecer a un grupo de exterminio de pandilleros cometieron 10 homicidios entre 2014 y 2015 en los departamentos de La Libertad, Sonsonate y Santa Ana.

21
 imputados están acusados de formar un grupo de exterminio para matar pandilleros a cambio de dinero.
6
 miembros de la Policía Nacional Civil están procesados por supuestamente ser parte del grupo de sicariato. Cinco son agentes operativos y un motorista.
14
 casos son los que la Fiscalía ha logrado certificar contra la estructura: 10 homicidios cometidos, dos tentados, una privación de libertad y un robo.

Lee también

Comentarios