Loading...

Por fin hablaron las víctimas en la Asamblea

La comisión de justicia aceptó recibir a la agrupación Víctimas Demandantes. Una cosa quedó confirmada: el oficialismo no está dispuesto a escuchar opiniones contrarias a las suyas.

Enlace copiado
Visita. La agrupación Víctimas Demandantes visitaron la comisión de justicia de la Asamblea, y dejaron en evidencia con sus aportes la complejidad de discutir una Ley de Justicia Transicional.

Visita. La agrupación Víctimas Demandantes visitaron la comisión de justicia de la Asamblea, y dejaron en evidencia con sus aportes la complejidad de discutir una Ley de Justicia Transicional.

Enlace copiado

"Los archivos militares no se han destruido. Existen". "Nunca va a ser la última oportunidad para luchar por las víctimas". Las anteriores son dos frases que Benjamín Cuéllar, defensor de Derechos Humanos y miembro de la agrupación Víctimas Demandantes (VIDAS), emitió el pasado lunes, en la visita a la comisión de justicia y derechos humanos de la Asamblea, que accedió —a seis meses de recibida una solicitud de audiencia— a escuchar a un grupo de víctimas del conflicto armado.

Junto a Rosario Acosta y Milton Ayala Suchicital, Cuéllar dejó conceptos, ideas, sugerencias y valoraciones como aporte a la que pueda ser una Ley de Justicia Transicional. En sus participaciones, los tres fueron contundentes en dejar claro que la búsqueda de la verdad y la justicia debe hacerse independientemente de quién sea el victimario. FAES o guerrilla.

Además, explicaron las dificultades de las víctimas para reconocerse como tales, e insistieron en que una justicia transicional pasa, obligatoriamente, por conocer la verdad, por peticiones de perdón, por recuperar los restos de las víctimas, por la reparación, y —en última instancia— por las penas, si las contempla la ley.

El "pero"...

El problema es que el anhelo de justicia de las víctimas choca con las intenciones políticas del oficialismo. A los miembros de VIDAS se les comprendió toda su exposición, pero llegó el turno de legisladores oficialistas y el tema se desdibujó.

Por alguna razón, pese a la lucidez con que Acosta, Ayala y Cuéllar hablaron, Jorge Castro (Nuevas Ideas) consideró que era buena idea decirles que si querían hablar de justicia transicional tenían que dejar de lado el tema político, o que esta es la última oportunidad que hay para crear la normativa.

Lo que siguió fue un intercambio de frases en los que Cuéllar ratificó los puntos principales de su exposición; entiéndase, la ley debe garantizar acceso a los archivos militares, recursos materiales y humanos para poder ejecutarse, tomar en cuenta el proyecto de la sociedad civil presentado el año pasado —y que el oficialismo no ha querido discutir en comisión—, y tener no la voluntad — "cualquiera se para a decir que tiene voluntad"— sino la valentía de actuar y hacer algo.

Samuel Martínez (Nuevas Ideas) intentó enderezar lo que torció Castro preguntando por conceptos de víctimas, y que no quieren revictimizar a nadie; pero solo para ser corregido: "consultar a las víctimas no es que cuente cómo lo torturaron, sino darles la oportunidad de decir qué piden, qué reclaman, qué demandan", le explicó Cuéllar.

En el camino, apareció también la importancia de la memoria histórica, entendida esta como una ruta para garantizar la no repetición. Claudia Ortiz (Vamos) consultó qué recomendaría para esto, y Cuéllar volvió a ser preciso: "antes de legislar, empecemos por no negar o tergiversar la historia". "El 16 de enero fue el día que se firmó el último Acuerdo de Paz", agregó; y recordó que ya hay un día internacional de dignidad de las víctimas, y este es el 24 de marzo.

En esa misma discusión, Castro insistió en que todos debían dejar de lado el tema político para hablar del tema. Cuéllar fue sencillo en decir que no tiene filiación partidaria, que solo ha ido una vez a emitir el voto, y: "Si quieren desvincularse (políticamente), sobra que reiteradamente estén repitiendo lo que no hicieron los otros. Se interpreta como que están instrumentalizando a las víctimas. Y eso no se vale".

Lejos de la claridad, Walter Coto (Nuevas Ideas) dejó claro que el discurso es innegociable para su partido: "Perdonen, ¿cómo no recordar? Vamos a seguir diciendo y aquellos que les afecte van a seguir escuchando una y otra vez".

Quedó clara la postura oficialista. Hablaron un par de diputados más. Empero, lo que más brilló fue una de las últimas frases de Cuéllar: "Nos tardamos 23 años en derrotar la amnistía. Nos vamos a seguir tardando lo que quieran, pero vamos a seguir".

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • archivos militares
  • Benjamín Cuéllar
  • conflicto armado

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines