Lo más visto

El Salvador  / judicial Lo más leído

¿Por qué mataron a Carla Ayala? Director PNC y juez dan dos hipótesis

El juez del caso dice que posiblemente policías del GRP descubrieron que la agente los investigaba. El director de la PNC sostiene que la mató un machista.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Archivo Procesados.  Un juzgado de Paz realizará mañana la audiencia inicial contra los recién capturados por la desaparición de Carla.

Foto de LA PRENSA/Archivo Procesados. Un juzgado de Paz realizará mañana la audiencia inicial contra los recién capturados por la desaparición de Carla.

Enlace copiado

El juez Sexto de Instrucción de San Salvador, Roberto Arévalo Ortuño, quien ha estado a cargo de la primera etapa del proceso judicial por la desaparición de la agente Carla Ayala, informó ayer sobre una nueva hipótesis en el caso: que la agente pudo haber sido asesinada por su trabajo en la Unidad de Investigación Disciplinaria de la Policía Nacional Civil (PNC).

“Hay una versión que habla que ella no sé qué cargo tenía en Asuntos Internos y hay una versión, que tampoco es probada, que ella estaba haciendo el papel de encubierta, relacionándose con el GRP para descubrir actos de corrupción, la descubrieron y decidieron matarla”, afirmó el juez.

“Hay una versión, que tampoco es probada, que ella estaba haciendo el papel de encubierta, relacionándose con el GRP para descubrir actos de corrupción”.
Roberto Arévalo Ortuño, 
juez Sexto de Instrucción

La Fiscalía General de la República (FGR), después de recibir un análisis forense, ha concluido que Carla, quien fue desaparecida tras la fiesta de fin de año del GRP en diciembre pasado, fue asesinada. Este lunes, tras la captura de nuevos implicados en el caso, presentó nuevos cargos por el delito de feminicidio.

A juicio del juez, la Fiscalía no ha presentado elementos suficientes para probar que se trató de un feminicidio. “No asimilo que hablen de feminicidio porque hay dos versiones y no hay prueba suficiente para venir a inclinarse porque la mataron por misoginia o porque quisieron abusar de ella y no se dejó, no hay prueba suficiente para eso”, declaró Arévalo Ortuño.

La versión del juez instructor es totalmente opuesta a la que han mantenido las autoridades. El director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, dijo ayer que en un principio evaluaron la posibilidad de que Ayala fue asesinada por el trabajo de investigación disciplinaria que realizaba; sin embargo, el jefe policial dijo que descartaron esa hipótesis.

“Carla Ayala no estaba destacada como parte de la Unidad de Investigación Disciplinaria en el GRP. Ella había llegado a esa sede con motivo de la fiesta, al igual que su amiga Yenny Rosales. Las dos llegaron ese día invitadas a participar de la fiesta, pero no estaban destacadas ni estaban realizando investigaciones que tuvieran que ver con personal del GRP”, aseguró ayer Cotto en “Frente a frente”.

Foto de LA PRENSA/Archivo Procesados. Un juzgado de Paz realizará mañana la audiencia inicial contra los recién capturados por la desaparición de Carla.

El jefe policial afirmó que descartaron algún vínculo entre la labor de Ayala y el crimen porque “los procesos disciplinarios comprometen a los agentes, ponen en riesgo su pertenencia en la PNC; pero no derivan en sanciones penales”. Lo máximo que pueden imponer en un proceso disciplinario, según agregó en la entrevista, es la destitución.

“Las investigaciones disciplinarias no conllevan sanción con cárcel, por eso descartamos que ella haya sido asesinada en represalia por alguna investigación”, reiteró el director policial.

El GRP se vio envuelto en escándalos el año pasado, porque varios de sus miembros fueron vinculados a ejecuciones extrajudiciales. Ayer, de hecho, el Tribunal Primero de Sentencia de Santa Tecla anunció que el 15 y 16 de agosto celebrará el nuevo juicio contra cinco agentes que eran de esa unidad élite y que son acusados de haber cometido una ejecución extrajudicial en la finca San Blas, La Libertad.

“Las investigaciones disciplinarias no conllevan sanción con cárcel, por eso descartamos que ella haya sido asesinada por represalia por alguna investigación”.
Howard Cotto, 
director de la PNC

Cotto, sin embargo, reiteró que la hipótesis más fuerte es que se trató de una actitud misógina (desprecio hacia las mujeres), porque el agente señalado como autor del crimen, Juan Josué Castillo Arévalo, es “machista, misógino y agresor de mujeres”.

“Tenemos como acto de misoginia el hecho de que uno de los acusados, cuyo testimonio se pone en duda porque es acusado ahora de complicidad, que dice que (Castillo) la iba ‘cuenteando’ y de repente recibió una llamada, sacó la pistola y le disparó. Es complicado, ahora es acusado como cómplice. ¿Qué tan válida es su declaración?”, dijo Arévalo.

Mañana es la audiencia contra los policías y civiles capturados el pasado fin de semana. La Fiscalía pidió que el caso sea acumulado en una jurisdicción especializada para una vida libre de violencia hacia las mujeres y que se declare la reserva.

Lee también

Comentarios