“Practican tiros al aire para entrar a pandilla”

Según la PNC, cabecillas de grupos terroristas entrenan a colaboradores para luego enviarlos a cometer crímenes.
Enlace copiado
Por definir.  El jefe municipal de Intipucá señala que, según la historia, el municipio inicia en El Esterito y finaliza en El Tamarindo, pero parte del territorio ha sido asumido por localidades limítrofes, por brindar ciertos servicios a los habitantes de dichas áreas.

Por definir. El jefe municipal de Intipucá señala que, según la historia, el municipio inicia en El Esterito y finaliza en El Tamarindo, pero parte del territorio ha sido asumido por localidades limítrofes, por brindar ciertos servicios a los habitantes de dichas áreas.

Enlace copiado
En el primer semestre de este año (enero a junio) a la Delegación de la Policía Nacional Civil (PNC) de San Miguel 22 jóvenes fueron llevados por disparar al aire, mientras que el año pasado, en el mismo periodo, fueron 13 (69 % menos). Carlos Ábrego, vocero de la PNC de la delegación migueleña, aseguró que 57 % de estos detenidos tienen vínculos con pandillas.

“Practican tiros al aire para aprender a disparar y entrar a las pandillas. La mayoría de estas personas son jovencitos que tienen vínculos con grupos terroristas; hay que aclarar que no necesariamente están perfilados como pandilleros, pero sí como colaboradores”, indicó Ábrego.

Asimismo, explicó que la mayoría de detenciones fueron realizadas cuando elementos de la PNC patrullaban por zonas rurales del departamento de San Miguel. Manifestó que en los últimos meses han redoblado los patrullajes en colonias y cantones en donde hay alta presencia de grupos terroristas, ya que el principal objetivo es sacar de circulación a los cabecillas y decomisar armas ilegales.

Los disparos al aire son realizados en zonas boscosas, en donde los jóvenes aprovechan que no hay presencia policial y tampoco transitan personas. 

Ábrego recordó que el pasado 13 de marzo en el cantón El Amate, municipio de San Miguel, fueron capturados cuatro hombres de entre 18 y 23 años de edad, quienes se encontraban disparándole a varios sacos de arena.

Según el vocero de la PNC, al preguntarles por qué estaban haciendo tiros al aire, los jóvenes respondieron que era una forma de distraerse. 

Sin embargo, al consultar los nombres de cada uno de ellos en la base de datos policial, los cuatro sujetos resultaron perfilados como colaboradores de una pandilla que delinque en el referido municipio.

En sus manos tenían dos armas calibre 9 milímetros y un revólver, de las cuales no presentaron la documentación respectiva, ni explicaron su procedencia.

La Policía los arrestó y son acusados de agrupaciones ilícitas, tenencia, portación y conducción ilegal e irresponsable de arma de fuego, y disparos al aire.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter