Premian a enfermera por ayudar en su comunidad

Emma Soto es una reconocida enfermera de El Divisadero, Morazán, que posee un gran espíritu de servicio.

Enlace copiado
Apreciada. Emma  Soto es muy querida por la población por su alto espíritu de servicio.

Apreciada. Emma Soto es muy querida por la población por su alto espíritu de servicio.

Enlace copiado

Emma Leticia Soto García, de 48 años, es licenciada en enfermería desde hace 26 años y desde entonces destacó por su compromiso con la población que más lo necesita.

Soto es originaria del cantón San Pedro Río Seco, de El Divisadero, departamento de Morazán y actualmente trabaja como auxiliar de enfermería en la unidad de Salud Familiar de este mismo municipio.

"Me motivó estudiar enfermería porque tenía un hermano con discapacidad y siempre pensé que alguien como él necesitaba un cuidado más específico", explicó Soto sobre su vocación.

En el 2019 fue galardonada con el premio de Honor al Mérito y Medalla ANES otorgado por la Asociación Nacional de Enfermería de El Salvador. "No esperaba que me dieran ese premio a nivel nacional, considero que hay muchas personas más capacitadas que yo. Cuando me llamaron para decirme que había ganado el primer lugar y que fuera a recibir el premio, quedé sorprendida", expresó.

Fe. Soto desea crear un centro de rehabilitación para personas con discapacidades.

Dedicó ese galardón a todas las personas que ayudó durante este periodo y a su familia, bastión fundamental de su esfuerzo cotidiano. "A veces, con poco que nosotros hagamos se cambia la vida de las personas, solo debemos abrirles un poco el espacio para que ellos sientan de que tienen nuestro apoyo", reflexionó.

Soto realiza donaciones en las comunidades que más lo necesitan, "trato de ponerme en los zapatos de las personas, porque hubo un tiempo en el que yo necesité y recibí muchas bendiciones", expresó.

Esta especialista en enfermería superó hace varios años un proceso de leucemia, su vida corrió peligro, "cuando tuve mi problema de salud, la gente de la comunidad Segundo Montes (Meanguera, Morazán), pasaban por mi casa a dejarme víveres, hoy yo doy parte de eso a las demás personas", aseguró.

Durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus, Emma realizó diferentes actividades para ayudar a las personas que no podían salir de casa. "Un empresario me donó más de 500 canastas de víveres, mi familia y yo pusimos otra parte para darles a las familias. Entregamos comida a los policías y soldados que estaban en los retenes", aseveró.

"Con $1 que dejemos de gastar en tonterías, y lo invirtamos en las personas necesitadas, los podemos hacer muy felices", concluyó Emma Leticia.

Tags:

  • morazán
  • enfermera
  • premio
  • labor

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines