Lo más visto

Preocupación por el incremento de quemados

Bomberos reitera llamado a tener suma precaución para prevenir lesiones por mal uso de pólvora.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Archivo Lesiones.  El 20 % de las quemaduras fue en extremidades superiores y en 14 casos hubo necesidad de hospitalización.

Foto de LA PRENSA/Archivo Lesiones. El 20 % de las quemaduras fue en extremidades superiores y en 14 casos hubo necesidad de hospitalización.

Enlace copiado

Al Cuerpo de Bomberos de El Salvador también le preocupa el incremento de personas lesionadas con productos pirotécnicos durante esta temporada, que según datos del Sistema Nacional de Salud suman 23, cuando el año pasado se reportaron cinco.

La mayoría de lesionados son infantes y adolescentes. Las edades son: un niño en el grupo de 1 a 4 años de edad, otros cuatro en el rango de 5 a 9 años, ocho adolescentes de 10 a 19 años, siete adultos de 20 a 29 años y tres adultos de 30 a 59 años.

Además, la inquietud es porque en algunos casos se han visto involucrados productos pirotécnicos cuya fabricación está prohibida. En cinco casos las lesiones fueron por morteros, cuatro con cohetillos, tres con buscaniguas, tres con pólvora china, dos con silbadores, dos con fulminantes, entre otros.

“Los silbadores no los dejan de fabricar y una de las razones por que se prohibieron, la principal, es por la forma del uso. Hacen guerra de silbadores, esa es la diversión, sobre todo de adolescentes en esta época”, expresó el sargento Edgardo Hernández, jefe de servicio de Bomberos.

Indicó que algunos productos se prohibieron por la letalidad que tienen aunque su tamaño sea pequeño y que los autorizados siempre representan un riesgo porque están hechos de pólvora, por lo que llama a los padres que decidan comprar productos pirotécnicos que no dejen que los niños los manipulen solos.

“La medida principal, la ideal sería no comprarle pólvora a un niño, pero si lo voy a hacer entonces estar vigilantes, no permitir al niño que lo haga él, que no se meta los productos a los bolsillos, que no tenga el tizón, como decimos, cerca de la pólvora, que utilice los productos en forma responsable”, reiteró.

También se establecen medidas de prevención y seguridad para los establecimientos de venta de productos pirotécnicos. En el parque Centenario, de San Salvador, cuentan con un tanque de agua y barriles para cada puesto.

Un vendedor comentó que este año la Asamblea Legislativa no les exoneró del pago de la tasa de servicio de vigilancia de Bomberos, que es de $129.15, y eso les representa gastos. Hernández dijo que en años anteriores los comerciantes contrataban el servicio de vigilancia permanente solo para 23, 24, 30 y 31 de diciembre.

La compra de productos ha decaído en los últimos años, comentó Angélica de Mendoza, quien vende pólvora en el parque Centenario desde hace 40 años. No obstante, espera que este año mejoren las ventas. La última encuesta de LPG Datos indica que el 27 % de salvadoreños acostumbra comprar pólvora.

 

5
 personas lesionadas con pólvora de noviembre 
a diciembre de 2016.

23
 personas lesionadas con pólvora reportadas desde el 1.º de noviembre hasta la fecha.

Lee también

Comentarios