Lo más visto

Preocupados por estado del palacio municipal

El alcalde Mario Moreira habla incluso de tener que trasladar algunas dependencias por el grave estado de la infraestructura. Temen colapso del segundo nivel o un cortocircuito, porque el sistema eléctrico caducó.
Enlace copiado
Antiguo.  El edificio que alberga las oficinas municipales tiene 133 años. Comenzó a funcionar en 1883.

Antiguo. El edificio que alberga las oficinas municipales tiene 133 años. Comenzó a funcionar en 1883.

Deterioro.  Los ventanales del costado oriente interno de la comuna santaneca son los que presentan más daño. El alcalde señaló que es urgente la intervención del edificio municipal, antes de alguna tragedia.

Deterioro. Los ventanales del costado oriente interno de la comuna santaneca son los que presentan más daño. El alcalde señaló que es urgente la intervención del edificio municipal, antes de alguna tragedia.

Preocupados por estado del palacio municipal

Preocupados por estado del palacio municipal

Enlace copiado
El palacio municipal de Santa Ana, considerado patrimonio cultural nacional y el edificio más antiguo del corazón del centro histórico de la Ciudad Morena, está agonizando debido al deterioro en su infraestructura, que mantiene con preocupación a empleados y autoridades del concejo plural.

La construcción del palacio municipal inició en 1874 y comenzó funciones nueve años después, convirtiéndose desde entonces en el corazón de la actividad política de la cabecera departamental.

Por causa de los terremotos de 2001, el edificio fue declarado inhabitable y la alcaldía tuvo que ser trasladada a otro edificio, mientras el palacio era intervenido para rehabilitarlo, durante la gestión del entonces alcalde Orlando Mena.

Después de 15 años, la estructura ya presenta daños notables a simple vista: ventanales de la segunda planta caídos, pilares de madera podridos, pisos y techos dañados; pero hay un daño oculto que preocupa más: el sistema eléctrico ya dio su vida útil y amenaza con colapsar y generar un cortocircuito que pueda reducir a cenizas el imponente edificio.

De hecho, ya se prohibió el paso por el área del segundo nivel donde hay serios daños en la infraestructura.

Los temores es tanto de empleados como de autoridades municipales y el propio alcalde Mario Moreira, quien recientemente rompió el protocolo durante una actividad en la que se encontraba el presidente Salvador Sánchez Cerén, para solicitarle apoyo para el rescate.

Omar Martí, presidente del Comité de Seguridad y Salud Ocupacional (COMSESAO) de la municipalidad santaneca, señaló que todos los problemas ya fueron analizados en el seno del comité y ya le hicieron llegar un pliego de recomendaciones al concejo, para evitar riesgos mayores como accidentes con empleados o usuarios de las distintas oficinas.

Entre las recomendaciones planteadas está reducir la carga que hay en la segunda planta, lo que incluye el traslado de oficinas, principalmente las que reciben público y mobiliario pesado.

“Hemos evaluado el inmueble, vemos que ya está bastante deteriorado y los pilares de la primera planta ya están en mal estado, agregándole a eso el peso que tiene la segunda planta, que tiene un sobrepeso. Vemos la necesidad de hacer estas recomendaciones al alcalde y su concejo para prevenir riesgos”, afirma Martí.

La preocupación es compartida por empleados municipales: “La verdad es que aquí es un riesgo permanecer, ya se siente todo flojo el piso. Uno por la necesidad del trabajo es que viene, pero uno tiene temor que esto pueda pasar a más”, dice un empleado de una de las oficinas del segundo nivel.

Moreira, quien desde su llegada a la administración ha hecho énfasis en el estado físico del palacio municipal, también señala su preocupación por la situación, agravada por una fuerte tormenta reciente que botó otros dos ventanales de la segunda planta. Por ello, el jefe de comuna no descarta evacuar el edificio.

“Es preocupante la situación del palacio municipal, que viene desde ya hace muchos años. El deterioro va aceleradamente. Lo preocupante es el estado de la alcaldía, aquí vivimos y ante esta situación tenemos que verlo con responsabilidad y seriedad. Me atrevería a decir que no nos está quedando otra alternativa más que declararla inhabitable, porque no voy a poner en riesgo a tanta gente”, consideró el alcalde.

En el palacio municipal permanecen alrededor de 500 empleados, más los usuarios que día a día acuden a realizar trámites.

La reconstrucción del palacio es uno de los proyectos que contempla el programa de Ciudades Emergentes y Sostenibles del Banco Interamericano de Desarrollo, pero se necesita un préstamo soberano que debe ser gestionado por el gobierno central y pasar por el aval legislativo.

El proyecto de la restauración requiere poco más de $5 millones y es, por ahora, la única tabla de salvación para el palacio.

Moreira afirma que la municipalidad no cuenta con la capacidad económica para poder intervenir el edificio como debe ser, incluso ni para realizar la carpeta técnica del proyecto, que costaría más de $100,000.

Tags:

Lee también

Comentarios