Lo más visto

Presidente CCR admite ascenso de su hijo en su administración

El titular de CCR defendió ayer la promoción de su hijo de auditor a técnico de la presidencia. También justificó los gastos de la institución y dijo que cree que no hay excesos .
Enlace copiado
Enlace copiado
El presidente de la Corte de Cuentas de la República (CCR), Johel Humberto Valiente, aceptó ayer que su hijo es su subalterno, porque trabaja como asesor de la presidencia de la CCR, pero dijo que no es el encargado de quitarlo, porque su pariente ya trabajaba en la institución antes de que él llegara a la presidencia.

Tal como informó LA PRENSA GRAFICA, el hijo del presidente de la CCR, Carlos Borromeo Valiente Martínez, trabajaba como auditor y fue promovido al cargo de técnico de la presidencia cuando su padre llegó a presidencia de la institución contralora de los recursos del Estado.

Valiente defendió ayer a su hijo señalando que Valiente Martínez trabajaba desde noviembre del 2010 en la CCR y que, por lo tanto, no fue contratado durante su administración como presidente.

“Yo no he llevado a mi hijo a la Corte de Cuentas de la República. Él llegó en noviembre del 2010, él es un salvadoreño más que necesita trabajar, a ninguna persona puedo quitar de la Corte”, declaró.

El cambio de plaza supuso un aumento salarial para el hijo del presidente. En 2013 ganaba $1,612 como auditor, pero con la promoción de plaza llegó a ganar $2,267.46. Tras consultarle a Valiente que si es legal que padre e hijo trabajen en la misma institución, dijo que su pariente fue ascendido en noviembre del 2015 y no lo consideró ilegal. “No tengo la culpa que trabaje allí, la presidencia necesita asesores, lo que está prohibido es la contratación”, defendió el funcionario.

Sobre gastos

Este periódico realizó un repaso de los gastos realizados por la CCR en la actual administración, en el cual, entre otras cosas, se encontró compras de chumpas de $135, agendas de $38.95, decoración navideña por $1,300, compra de siluetas de tiro y municiones, y pago por lavado de trajes de mariachis.

Con respecto a los gastos de lavado del traje del mariachi, Valiente dijo que fue un gasto de todo el año. “El lavado del traje del mariachi es institucional, no creo que estemos hablando de excesos de gastos”, sostuvo el presidente, previo a la inauguración de un evento en un hotel de playa de Sonsonate (lea nota secundaria).

En cuanto a los gastos de $43,000 en concepto de refrigerios realizados por la CCR en febrero, el presidente de la institución aseguró que “una cosa es contratar y otra cosa es pagar. Lo que ocurrió fue que se contrató la cantidad de $43,000 para ser pagados en todos los gastos de alimentación de todos los eventos del año”, afirmó.

Reconoció, además, que en en algunos casos les pagan a árbitros y a guardavidas para eventos deportivos con hijos y familiares de los empleados. “Hay que pagar salvavidas también, ocurre en vacaciones”, comentó.

Según él, todos los gastos está respaldados y tienen que ver con el buen funcionamiento de la institución y apoyo a los empleados.

Lee también

Comentarios