Presidente rota a sus funcionarios en Gabinete de Seguridad

Sánchez Cerén afirmó que con ello obtendrá mayor efectividad en los planes, así como también control de los territorios. Mandatario se comprometió a que este año tendrá resultados en la reducción de la violencia en el país.
Enlace copiado
Presidente rota a sus   funcionarios en Gabinete de Seguridad

Presidente rota a sus funcionarios en Gabinete de Seguridad

Presidente rota a sus   funcionarios en Gabinete de Seguridad

Presidente rota a sus funcionarios en Gabinete de Seguridad

Enlace copiado
Los cambios en el Gabinete de Gobierno no llegaron hasta febrero, como lo habría anunciado el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén. Ayer tomaron juramento cinco nuevos funcionarios, entre ellos tres de Seguridad.

Se trata de una rotación de personal en el Gabinete de Seguridad. Mauricio Ramírez Landaverde, quien se desempeñaba como director de la Policía Nacional Civil (PNC), asumió como ministro de Justicia y Seguridad Pública.

Luis Roberto Flores Hidalgo, quien asesoraba al exministro Benito Lara, fue designado como nuevo viceministro de Seguridad. Flores Hidalgo es a su vez hermano del viceministro de Agricultura, Hugo Flores Hidalgo.

En sustitución de Ramírez Landaverde subió Howard Cotto, quien era subdirector general de la PNC. En este puesto fue nombrado el exsubdirector de Tránsito Terrestre César Flores Murillo.

Con estos nombramientos, el presidente de la República dejó en manos de policías de carrera todas las instituciones a cargo de la seguridad pública, debido a que el Organismo de Inteligencia del Estado (OIE) está a cargo del comisionado Edgardo Lizama y el jefe de la División de Control Migratorio será Gabriel Mayorga.

La reestructuración del aparato de seguridad, según manifestó el presidente Sánchez Cerén, se debe a que el exministro y exviceministro de Seguridad Benito Lara y Juan Javier Martínez, respectivamente, “sentaron las bases” de una estrategia que es integral porque tiene cinco componentes. El presidente hace los cambios cuando un promedio de 25 personas son asesinadas en el país.

“Lo que nosotros ahora estamos impulsando es buscar mayor efectividad de la estrategia, partiendo de que hemos sentado bases, que tenemos una política clara y un rumbo claro. Uno de los objetivos de estos nuevos nombramientos tienen que ver fundamentalmente con garantizar la implementación y efectividad del Plan El Salvador Seguro”, declaró el mandatario, quien aseguró que en el tema de seguridad trabajarán con base en metas, evaluaciones continuas y con la planificación de los proyectos a corto y largo plazo (ver nota secundaria).

Sánchez Cerén dijo, además, que los cambios pretenden tener el control del territorio y alcanzar mayor efectividad desarticulando a las pandillas y su vínculo con el narcotráfico, así como el crimen organizado.

Resultados en un año

El funcionario habló de plazos: “Esperamos resultados este año”, agregó. Para ello, incluirán 16 municipios más a la lista de los 10 municipios con mayor incidencia delincuencial, donde habrá un plan estratégico de prevención de violencia y también invertirán fondos que saldrán de la contribución especial.

Según Sánchez Cerén, han proyectado recaudar $3 millones para invertirlo en programas de prevención. No dijo en cuánto tiempo. “No es una simple reorganización, es un nombramiento para hacer más efectiva la estrategia integral de combate al crimen y las pandillas”, finalizó el gobernante, quien reveló que el exministro de Seguridad será nombrado como asesor de la Presidencia en temas de seguridad.

Por su parte, Ramírez Landaverde expresó que están comprometidos a dar resultados a partir de su nombramiento y que por ello buscarán ser más eficientes; aunque, a su juicio, la anterior administración, de la que él también fue parte, dejó una estrategia que ha dado resultados.

El ministro detalló que con la evaluación de los planes, en los que establecieron prioridades y apuestas, incluyen la efectividad en la operatividad, “no solo en la parte de inteligencia, sino de la persecución penal. Ser más certeros y más precisos y focalizar en las estructuras y personas responsables en los incrementos de los índices de violencia”, explicó.

Así como el presidente de la República ofreció resultados este año, el director de la PNC asumió ese compromiso a partir de su nombramiento. “Ya demostramos que es un problema que se puede atender, hoy demostremos que se puede solucionar”, comentó el funcionario.

Asimismo, el nuevo director de la PNC, Howard Cotto, afirmó que trabajarán en el aparato burocrático y administrativo de la institución, para que este sea lo más pequeño posible y así el personal que está en el trabajo territorial pueda incrementarse (lea nota secundaria). El funcionario también anunció cambios en las jefaturas policiales a partir de la próxima semana, así como la reorganización de las dependencias de la corporación.

Tags:

  • gabinete de seguridad
  • funcionarios
  • gobierno
  • violencia
  • seguridad
  • salvador sanchez ceren

Lee también

Comentarios

Newsletter