Pretenden convertir rastro tradicional en uno industrial

Proyectan quitarlo del barrio Concepción y construirlo en calle al cantón Puerto Parada
Enlace copiado
Pretenden convertir rastro tradicional en uno industrial

Pretenden convertir rastro tradicional en uno industrial

Pretenden convertir rastro tradicional en uno industrial

Pretenden convertir rastro tradicional en uno industrial

Enlace copiado
La Alcaldía de Usulután gestiona un proyecto para convertir el actual rastro tradicional en uno industrial, que permita, además de mejorar las condiciones de infraestructura, moverlo hacia otro sector donde no esté rodeado de viviendas.

El local está ubicado desde hace varios años en medio de las viviendas del barrio Concepción, de la ciudad de Usulután, violando la ley que indica que los rastros deben de estar a no menos de 500 metros de las áreas residenciales.

El mal olor y la contaminación del río que pasa por la zona son condiciones con las que tienen que vivir los habitantes del barrio.

Por ese y otros motivos la alcaldía gestiona desde hace varios meses con el Gobierno levantar un rastro industrial.

La gestión está en manos de José Fermín Aguilar, encargado del matadero, quien señala que pasa en constante comunicación con representantes del Ministerio de Agricultura y Ganadería, del Ministerio de Medio Ambiente, y otras dependencias del Estado, para obtener el financiamiento.

Aguilar dice que ya identificó un terreno ubicado en la calle principal que conduce al cantón Puerto Parada. “Ya hay una precalificación en cuanto al terreno de parte de las autoridades de Gobierno. Está alejado de la ciudad, por lo que cumple con los requisitos exigidos por la ley”, menciona el encargado.

La inversión, según el encargado del rastro, rondaría los $1.5 millones. Pero también se ha gestionado con la empresa privada para tener otra opción.

Según Aguilar, con un rastro industrial evitarían el desplazamiento de los desechos, así como la contaminación del río y mejorarían las condiciones de destace que actualmente en artesanal.

“Con un rastro industrial el proceso consiste (sic) con una máquina que trabaja a base de gas para desintegrar los desechos sólidos y además iría incorporada una planta de tratamiento de las aguas residuales”, explicó.

A diario en el rastro de Usulután destazan, en promedio, 15 reces y 15 porcinos provenientes de distintos sectores de Usulután e incluso del municipio de El Tránsito, San Miguel, según manifestó el encargado del lugar.

Los desechos son llevados al relleno ubicado en el cantón El Obrajuelo, de Usulután.

El Sistema Básico de Salud Integral (SIBASI) de Usulután ha realizado una serie de observaciones sobre las condiciones sanitarias del actual rastro.

Cuestiona sobre el lugar donde lavan los desechos, la falta de una adecuada higiene, la contaminación del río, además de la falta de protección de los empleados.

“Estamos en constante monitoreo del rastro, les hacemos observaciones y algunas son cumplidas y han mejorado, pero hay otras que todavía no se han mejorado”, señaló Juan Romagoza, director del SIBASI.

Tags:

  • usulután
  • rastro

Lee también

Comentarios

Newsletter