Pretenden recuperar a 14,400 estudiantes

MINED quiere dar alternativas a jóvenes que abandonaron los estudios en municipios del plan El Salvador Seguro.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Ministerio de Educación (MINED) tiene la meta de reincorporar este año a cerca de 14,400 niños y jóvenes al sistema educativo por medio del proyecto de flexibilización de la educación, en los 26 municipios que están dentro del plan El Salvador Seguro (PESS).

La primera fase del proyecto de flexibilización de la educación comenzó el año pasado y se atendió a 4,757 personas en las diferentes ofertas educativas, como tutorías para pruebas de suficiencia, educación básica, alfabetización, educación técnica inicial y cursos de verano.

“En esta segunda fase que inicia a partir de julio tenemos la meta de 14,400 personas desde primer grado hasta bachillerato, porque aquí atendemos a jóvenes y a adultos”, dijo María Angélica Paniagua, directora de Educación para Jóvenes y Adultos del MINED.

Se ofrece la modalidad de educación flexible a niños, jóvenes y adultos que han abandonado la escuela y que quieren continuar su formación. Se ubica a estas personas a través de los comités municipales de prevención de violencia y por los registros de los mismos centros escolares.

“Recuperar a toda esa población que por diversas razones, no necesariamente todo fue por el tema de violencia, algunos por necesidades económicas o situaciones familiares que no le permitieron seguir estudiando y que ahora es una oportunidad para ellos volverse a integrar al sistema educativo”, dijo Paniagua.

Los 14,400 se agregarían a los que atienden desde el año pasado, de los cuales 287 se sometieron a la Prueba de Aprendizaje y Aptitudes para Egresados de Educación Media (PAES) y están en el proceso de graduación. “Parte de los que atendimos el año pasado también que estaban en tercer ciclo y primer año de bachillerato ahora continúan y los seguimos atendiendo en las sedes de los 10 municipios que tuvimos el año pasado”, agregó.

El proyecto de flexibilización de la educación fue ejecutado en coordinación con la Asociación Intersectorial para el Desarrollo Económico y el Progreso Social (CIDEP), en los municipios de Colón, Santa Ana, Ciudad Delgado, Mejicanos, Soyapango, San Salvador, Sonsonate, Zacatecoluca, Cojutepeque y Jiquilisco.

La meta era alcanzar a 4,000 personas, se matricularon 5,307, pero se atendieron 4,757. “Esto como una estrategia de prevención de violencia, pero también para fomentar la aplicación del derecho a la educación”, comentó Mario Antonio Paniagua, director ejecutivo de CIDEP.

La asociación realizó ayer la rendición de cuentas del trabajo realizado de julio a diciembre del año pasado, que contó con un presupuesto de $1.2 millones provenientes de la contribución especial para la seguridad ciudadana y convivencia. “CIDEP, como una institución de la sociedad civil implementadora de fondos públicos, reconoce la importancia de la rendición de cuentas y también reconoce que todas las entidades públicas están haciendo un esfuerzo porque los recursos del Estado, son los impuestos de todas y todos, sean utilizados de la mejor manera posible”, expresó.

La oferta de educación flexible es más atractiva para poder avanzar un grado académico en menor tiempo. También recibieron atención psicoeducativa, psicosocial y diferentes actividades para mejorar la convivencia de los jóvenes en los centros educativos.

Lee también

Comentarios

Newsletter